Mendoza, nuevamente discriminada en el Presupuesto nacional 2022

Alberto Fernández junto al gobernador Rodolfo Suárez en Mendoza
Alberto Fernández junto al gobernador Rodolfo Suárez en Mendoza

Una consultora comparó los números para el próximo año y otra vez nuestra provincia está entre las últimas del ranking de gasto por habitante. Para el Ejecutivo mendocino no es una sorpresa.

El ministro de Economía, Martín Guzmán dio a conocer los números del Presupuesto 2022 y no tardaron en escucharse los reclamos. Así, la consultora Politikon Chaco, enfocada en la realidad del Norte Grande, desglosó la pauta de gastos en función de lo que recibirán las provincias.

Uno de los datos concretos es la variación anual en el Gasto de Capital, vinculado a la inversión pública, compuesta por los conceptos de inversión real directa, transferencias de capital e inversión financiera. Mendoza recibe un aumento del 25,9% cuando la inflación proyectada es del 33%, es decir, queda en el fondo de la tabla.

El detalle no sorprendió al Ejecutivo mendocino pero no por eso dejó de renegar: “Es el peor momento del federalismo en los últimos 50 años”, dicen en la Casa de Gobierno.

Deteniéndose en los distintos gráficos del informe, observan que provincias menos habitadas y gobernadas por el PJ como Formosa, encabezan el ránking de las más beneficiadas. “Ya el año pasado habían crecido, por lo tanto la diferencia a su favor es mucho más grande, no fue así en el caso nuestro”, indicaron.

En el desagregado del gasto total en función de su clasificación económica, el estudio muestra que en el Gasto Corriente (salarios, prestaciones de la seguridad social y transferencias corrientes, entre otras), Formosa encabeza los incrementos con una suba del 61,9%. Luego Buenos Aires (+60,4%); Chaco (60,0%), Misiones (+59,1%) y Córdoba (+58,4%), que conforman el top cinco.

Mendoza aparece en la mitad de la tabla con un incremento del 55,6% pero “cuando el año pasado fuiste más grande, no son esos los puntos de diferencia, sino que cada vez es más significativo”, se quejaron en el entorno del gobernador Rodolfo Suárez.

Lo reflejado por los denominados Gastos de Capital sustenta los rezongos oficialistas. Mientras la inflación proyectada es del 33%, hay provincias como Formosa que nuevamente tendrán un impacto positivo del 221% en lo que refiere a inversiones que se amortizan en el tiempo, como las obras y la compra de bienes.

Detrás de la provincia que gobierna Gildo Isfrán, aparecen Catamarca (219,3%) y Santiago del Estero (211,5%) con fondos por casi 6 veces más que lo proyectado para la inflación. En el otro extremo de la lista, y por debajo de ese porcentaje hay seis provincias, entre ellas Mendoza (25,9%). “A Mendoza le va muy mal. Ahora con un crecimiento de 25%, pero, además, nos fue muy mal el año pasado. Estamos cayendo en términos reales”, apuntan.

El gasto por habitante

Otra parte del informe refiere al dinero que cada provincia recibirá por habitante, tanto en gastos corrientes como de capital. “La disparidad en la asignación del gasto de manera territorial se hace más evidente al medirlo ajustado por población”, advierte la consultora.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue excluída del análisis porque “el gasto total del Estado nacional en un territorio específico no implica necesariamente un impacto directo sobre esa jurisdicción”, se aclara en el informe. “Eso motiva que se evidencie esta situación en el caso CABA: al ser la sede del gobierno federal, tiene una asignación muy grande (empujada por conceptos como gasto de consumo e inversión financiera, por ejemplo) que nada tiene que ver con inversión en el territorio o con ningún tipo de asistencia al gobierno local”, resaltan en Politikon Chaco.

En lo que refiere a inversión pública nacional, el ránking lo lidera Santa Cruz con $104.715 por habitante, seguida por La Rioja con $65.798 por riojano, explicada sobre todo por la asignación otorgada por el artículo 88 del proyecto de Presupuesto, que establece transferencias por más de $12.000 millones, algo que se da año a año como forma de compensación a la provincia por los puntos de coparticipación cedidos años atrás.

Mendoza aparece en el fondo de la tabla (junto a Córdoba, Misiones y Tucumán) entre las provincias que recibirán menos de $10.000 por habitante. Puntualmente, son $8.974 por cada mendocino o mendocina, es decir menos que un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) cuyo monto es de $10.000.

La cuenta que sacan en el Gobierno es cuánto menos recibirá la provincia tomando a Santa Cruz como referencia. “La diferencia entre el santacruceño y el mendocino es de casi $96 mil, multiplícalo por 2 millones de habitantes y te da $192 mil millones” dijeron con asombro y revisando nuevamente el cálculo.

Para tener noción de lo que implica, hay que decir que equivale, aproximadamente y a valores de hoy, a 27 nóminas salariales estatales. Es decir, a los sueldos y aguinaldos que le restan pagar a la gestión de Suárez hasta que finalice el mandato.

“Si Mendoza hubiera tenido la misma suerte que Alicia (Kirchner) hubiese recibido dos tercios más del presupuesto provincial”, se quejaron en el Ejecutivo.

Un estudio realizado por el equipo económico revela que en el ranking de transferencias discrecionales per cápita entre 2020 y 2021 nuestra provincia aparece en el último lugar entre las 24 jurisdicciones del país: recibió $3.881 pesos por habitante.

Según esta escala comparativa, La Rioja recibió el año pasado $32.060 per cápita (cerca de diez veces más que Mendoza) y Tierra del Fuego, $17.923 por persona, casi cinco veces más que lo que le tocó a nuestra provincia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA