Macri y la interna opositora: “Es bueno que muchos curas quieran ser papas, pero van a competir”

El ex presidente Mauricio Macri. Foto: Clarín
El ex presidente Mauricio Macri. Foto: Clarín

El ex mandatario nacional se refirió a las las candidaturas de JxC en el contexto de una charla con la Fundación Pensar de Córdoba.

Este jueves, Mauricio Macri participó de una charla privada con la Fundación Pensar de Córdoba y dijo que “está bueno que muchos curas quieran ser papas, otros quieren ser obispos o cardenales, pero sepan que van a tener que competir”, respecto a las internas de Juntos por el Cambio pensando en las elecciones presidenciales 2023.

En la reunión en la que se debatieron ideas económicas y políticas para la reconstrucción de la Argentina, el ex mandatario nacional señaló: “Tienen que aceptar que la gente elige a uno, no puede elegir a todos, uno para que conduzca y los demás que acompañen”.

La frase de Macri surgió luego de una pregunta de un delegado santafesino de la Fundación. El ex mandatario dio así su punto de vista sobre la forma en la que se definirán los liderazgos y las candidaturas para las elecciones presidenciales de 2023.

Aunque no aclaró si él pretende ser candidato a presidente dentro de dos años, el líder de la coalición dejó ese mensaje para todos aquellos que quieran postularse en 2023. Entre ellos, Horacio Rodríguez Larreta, quien esta mañana en la misma charla pidió ampliar el espacio con miras a las presidenciales.

“Tenemos el mandato de millones de argentinos que necesitan respuestas. Nosotros debemos trabajar para cambiar la realidad y mejorarle la vida a cada uno de ellos”, expresó el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y uno de los grandes artífices del armado de Juntos por el Cambio para el triunfo en las pasadas elecciones legislativas.

Macri reclamó, además, que la oposición no genere “un nivel de fricción tal” que después no les permita “trabajar en conjunto”. Y aseguró que la puja por las candidaturas comenzará en la segunda mitad del próximo año “aunque a la prensa le divierta ponerlo ya en función, exacerbando” la disputa.

“En esa competencia que cada uno se propone entienda que primero vamos a un modelo de conducción mucho más colectivo, más compartido”, dejó en claro el líder del espacio. “Esto es en serio, la Argentina necesita que haya un conjunto de dirigentes, no uno, que se haga cargo de representar el sentimiento de la gente que lo va a llevar al poder. y que tenga ese compromiso en cada una de las decisiones que toma”, agregó.

También dijo que “quien conduzca” tendrá que “pensar que puede estar tranquilo que todos los candidatos de la coalición van a llevar a cabo las mismas ideas, ese es el objetivo que tenemos que tener todos”.

Con respecto al plan económico para un eventual nuevo gobierno de Juntos por el Cambio, remarcó, según se pudo saber, que “tiene que haber una claridad absoluta en cuanto al camino y las medidas a adoptar” y aseguró que “no hay más lugar para el gradualismo”.

“Al que está abajo de la línea de la pobreza no le podemos decir que tiene que esperar décadas para conseguir un empleo, ellos tienen que ver que las medidas que tomemos generen un cambio en serio”, dijo.

Resaltó también que “lo primero es bajar la inflación”. Y le dijo a los jóvenes que se fueron del país que “los entendemos”, que tienen “décadas para justificar esa decisión”, pero que asuman que “nunca pasó que se cree un partido nuevo, una coalición que logra gobernar” y que “todavía en esa desesperanza que tienen hay mucha gente que no fue a votar” y que hay que ir a buscar esos votos.

“Como también irse es como amputarse una parte de uno, que no lo va a acompañar a ninguna parte del mundo por más maravillosa que sea, eso tiene que justificar la posibilidad de construir lo que viene, quedarse y construir. Tal vez en el corto plazo económicamente le sea un poco menos, pero va a ser un camino ascendente”, añadió.

Macri utilizó una metáfora futbolística para explicar por qué deberían quedarse con los jóvenes en el país: “En el fútbol aprendí que lo mejor al final del día no era ganar el campeonato sino ganar cada partido que te llevaba al campeonato. Por eso invitamos a los jóvenes a jugar cada partido que va a llevar a la Argentina campeón que todos soñamos”

Por otra parte, les pidió a los equipos del PRO que comiencen a trabajar en reformas de fondo que puedan ser explicadas a partir de ahora a la sociedad y ejecutadas el primer día del nuevo gobierno.

“Yo tengo una mirada pesimista sobre cuál va a ser la reacción de los empresarios locales frente a un éxito electoral del 2023. No va a ser la misma que en el 2015: vamos a llegar con más poder, con más experiencia, con mejor claridad de ideas, pero el mundo va a esperar que nosotros primero demostremos que vamos a llevar adelante las reformas para luego acompañarnos”, enfatizó.

Y cerró: “Tenemos que explicarle a la sociedad qué vamos a hacer desde el día cero y demostrar que esta vez el cambio va en serio”.

“En 2015 llegamos por accidente”

En la introducción de la charla que dio, Mauricio Macri aseguró que la gente ahora tendrá otra base y otra expectativa de Juntos por el Cambio, a diferencia de lo que fue la anterior llegada al poder de la coalición.

“En el 2015 llegamos más que nada por accidente porque la actual vicepresidenta cometió muchos errores, pero no había una conciencia clara del estado nacional fallido, quebrado, del modelo económico fracasado que estaba acumulando desequilibrio macroeconómico que se iba a transformar en creciente pobreza”, dijo.

Y agregó: “En 2023 vamos a llegar con la conciencia del desastre que significan las ideas populistas, anacrónicas, que tenemos vigentes en Argentina y con enorme apoyo hacia una transformación”.

Volviendo a lo que fue su mandato, reafirmó que en 2015 agarró “un estado nacional quebrado” que “como ingeniero lo pondría en un tercer subsuelo”.

“Prometimos hacer un edificio de 20 pisos, generamos una expectativa equivocada teniendo en cuenta la partida. Creamos un edificio de dos pisos, en vez de 20, y aunque el edificio estaba creciendo lentamente, la expectativa equivocada permitió que ellos con un discurso claramente populista demagógico, de hacerlo gratis, de heladera llena, volviesen a lograr que se cierre esa diferencia entre el 48% y 49% que sacamos nosotros”.

“Ahora esa expectativa está correcta. El edificio que empezamos a construir lo demolieron y nos dejaron en un pozo en el sexto subsuelo”, finalizó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA