jueves 29 de julio de2021

Política

Macri pidió a Suárez, Cornejo y De Marchi evitar una interna cruenta

Macri pidió a Suárez, Cornejo y De Marchi evitar una interna cruenta
Los mendocinos Rodolfo Suárez, Alfredo Cornejo y Omar De Marchi cenaron el jueves con Macri en Bodega Lagarde.

El cónclave del ex presidente con los representantes mendocinos de la UCR y del Pro dejó claro que la intención es conciliar pero, donde no se pueda, “que sea algo respetuoso.”

La cocina política enciende las hornallas de cara al armado de las listas que competirán en las elecciones Legislativas de este año. No parecen sencillas las negociaciones dentro de Juntos por el Cambio y en algunos distritos se aviva una interna en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Mendoza no es ajena a este debate en el que la Unión Cívica Radical y el Pro vienen teniendo desacomodos en las últimas semanas. Las diferencias, al menos desde el partido que tiene a Mauricio Macri entre sus fundadores, son cada vez menos silenciosas. Sin embargo, el ex presidente reunió a la tropa y pidió que no corriera sangre.

“Pido a todos que traten de conciliar y, donde no se pueda, que sea algo respetuoso”, dijo el ex presidente a Los Andes. El mensaje para dentro de Cambia Mendoza es claro: traten de acordar.

Entre bocados del menú en Bodega Lagarde, maridados con vinos blancos y tintos, el mensaje conciliador de Macri se plasmó sobre la mesa alrededor de la que se sentaron el gobernador Rodolfo Suárez y los diputados nacionales Alfredo Cornejo y Omar De Marchi.

No se profundizó en el tema de listas, confiaron dos testigos de la cena, además porque trascendió que, al ser una velada en parejas, el clima social primó por sobre la rosca política. No había intención de atragantarse con una porción de ojo de bife ni con el postre a base de chocolate.

El ex mandatario, en su rol de facilitador y de consulta, quiere dejar en claro que vaya quien vaya en las listas, al otro día “hay que estar defendiendo la República”. Por ese motivo, confía en la generosidad de todos para con sus socios y evitar un duelo cara a cara.

“En medio de tanta angustia de la gente que la está pasando tan mal, vernos a nosotros en ésa… Focalicémonos en que esto va en serio. Esto no es cualquier elección. Para mí es la más importante de los últimos 40 años”, resaltó el ex Jefe de Estado.

Alguien tiene que ceder

En Cambia Mendoza, el mano a mano es entre Alfredo Cornejo y Omar De Marchi, no hay dudas. Aunque Rodolfo Suárez también ha sido blanco de las críticas del lujanino con la capitalización de Impsa y la cúpula gerencial de PRC SA (ex Potasio Río Colorado).

El Pro hará pesar los logros conseguidos, sobre todo en las últimas PASO en donde el actual diputado nacional se enfrentó al actual Gobernador. Macri espera que la generosidad entre ambos primos hermanos, como son los partidos que integran la coalición, evite una batalla en la que caigan soldados, o lo que es peor, que huyan para servir en otra guerra.

Hay quienes apuestan más a la inteligencia que a la generosidad pero, sea cualquiera la forma, que los trapos se laven adentro. En ese contexto, mirando las bancas legislativas y municipales, es quizás la UCR identificada con el cornejismo la que tenga más poderío por cantidad.

Las charlas concretas aún no se dan. Sólo se sabe que de acá al 14 de julio hay que consolidar el frente y hacérselo saber a la Cámara Nacional Electoral. Días después, el 24, es el último día para entregar las listas de candidatos y candidatas.

¿Cederá la UCR para que el Pro tenga la participación que reclama De Marchi? Macri no se la juega, pero confía en el criterio del ex presidente del partido en Mendoza. De alguna manera, también manda un mensaje al seno de Cambia Mendoza.

La otra opción es que el Pro juegue por afuera del frente y se consolide como segunda fuerza, algo arriesgado para algunos, pero tentador para otros. Las terceras fuerzas hoy no tienen una conducción clara, sino que están disipadas en pequeños espacios. Si aparece alguien con liderazgo, hay quienes se ilusionan con desplazar al tercer lugar al peronismo.

Allí, la figura de De Marchi vuelve a cobrar protagonismo, pero Macri dejó en claro también que considera que en Mendoza no son necesarias las internas. Por lo tanto, y tal como se viene hablando, el acuerdo será la prioridad. Claro que como aún falta un mes para afinar la formación titular de Cambia Mendoza, los referentes del vestuario discuten puertas para adentro con qué esquema salir a jugar.

Nadie quiere “un cabaret” como dijo años atrás Diego Latorre en relación a la interna de Boca Juniors. La lucha de egos será un tema a resolver, algo que el ex presidente está dispuesto a contener según expresó cuando presentó “Primer Tiempo” en estos pagos.

Para Macri, el objetivo sigue siendo 2021 y no 2023. Por ese motivo es que el mensaje apunta a bajar los egos de presidenciables que ya están en campaña para suceder a Alberto Fernández. En ese terreno, quiere que reine la paz o, en todo caso, el respeto, y evitar una sangría electoral que los deje con las manos vacías.

Elisa Carrió reclamó por las diferencias en Juntos por el Cambio

En medio de la tensión por las candidaturas y la pelea por las listas de Juntos por el Cambio, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, hizo “un llamado desesperado” a toda la dirigencia política para pedir por la “unidad” y enfatizó que el radicalismo y su partido están “cansados del destrato”.

De cara a la definición de candidaturas de las próximas elecciones legislativas, Carrió pidió dejar a un lado las internas y lanzó: “Si no hay un llamado a la grandeza, yo puedo mediar pero no me dejan unir a la oposición. Las ambiciones personales son superiores”.

En ese contexto, remarcó que “hay mucho destrato a los que acompañamos y a mí personalmente que trato de estar con todos”.

“Temo por la Argentina. Tenemos que lograr la unidad. No es tiempo de discordia, es tiempo de concordia”, resaltó en diálogo con el programa La Mañana de CNN que conduce María Laura Santillán.

Mientras María Eugenia Vidal sigue sin definir si se postulará y en qué distrito, y crece la idea de una interna entre larretistas y macristas, la ex diputada planteó que su misión “fue siempre abrir caminos para otros, aun con mi propio fracaso”. Pero, remarcó que “hay mucha política que no entiende eso porque sólo vive de la ambición y así no se puede salvar a un país”.

Después de señalar que tiene “cansancio moral por la mentira”, Carrió no utilizó nombres propios, pero insistió con “lograr la unidad con los mejores candidatos, con grandeza y con renunciamientos”.

Hoy podés ser parte de Los Andes y acceder a todos los beneficios

Convertite hoy en suscriptor de Los Andes y accedé a todas las noticias en forma ilimitada, contenido exclusivo, newsletter y podés comentar las notas. También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en más de 500 marcas.

Quiero ver las promociones vigentes