jueves 3 de diciembre de 2020

Lisandro Nieri: "Tenemos una situación de una gravedad pocas veces vista. La crisis es la más grande de los últimos tiempos y es más rápida también”.
Política

Lisandro Nieri: “Voy a pedir el roll over de la deuda las veces que haga falta”

El ministro de Hacienda dice que no hay antecedentes de la crisis que ha generado la pandemia. Defiende el Presupuesto 2021 que presentó. Reclama al PJ apoyo para el endeudamiento.

Lisandro Nieri: "Tenemos una situación de una gravedad pocas veces vista. La crisis es la más grande de los últimos tiempos y es más rápida también”.

En medio de una crisis económica “de una gravedad pocas veces vista” debido a la pandemia mundial, el ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, presentó el jueves en la Legislatura el proyecto de Presupuesto 2021 con el que el gobierno provincial pretende empezar a revertir la caída estrepitosa de los ingresos de Mendoza este año.

El funcionario, que ya manejó las finanzas provinciales en parte de la gestión de Alfredo Cornejo, dialogó el mismo día por la tarde con Los Andes. Visiblemente cansado, defendió -como hizo ante los legisladores- el pedido de endeudamiento que incluye la pauta de gastos y que, otra vez, genera resistencia en la oposición.

-¿Cuál es la verdadera situación económica de Mendoza? Los indicadores son muy malos si vemos la caída del PBI o el índice de pobreza.

-Tenemos una situación de una gravedad pocas veces vista. La crisis en profundidad es la más grande de los últimos tiempos, y es más rápida también, porque ata dos años recesivos desde 2018 y ya llevamos 33 meses de caída ininterrumpida de la actividad económica. Y se junta con un trimestre que sin la pandemia ya tenía una caída del 4%, y ahora con la pandemia suma un 16% acumulado. Esto hace que sea una caída del 25% del PBI a nivel nacional y Mendoza no se escapa de esto.

-Algunos economistas dicen que es la peor crisis de la historia, ¿usted coincide?

-No sé la dimensión de la crisis del ’30, pero de los ’80 en adelante sin dudas esta es la más severa. La magnitud de la caída, tomando desde el inicio del 2018, es escandalosa. Con seguridad digo que es peor que el 2001, como lo dijo Enrique (Vaquié), a quien acompañé en el gobierno durante esa época. Pero todavía no vemos dónde es el final.

- ¿Y cuál es la receta del gobierno para la recuperación?

-Se pudo durante este tiempo continuar prestando servicios del Estado -salud, seguridad, educación- porque teníamos hecho los deberes. Eso se pone en valor ahora. ¿Por qué Mendoza continúa prestando servicios, sin grandes asistencias, sin grandes programas para la provincia? Si bien hubo ayuda nacional, fue bastante chica comparada con otras provincias. Teníamos una situación de ahorro corriente, de liquidez, de recursos, y de ciertos cambios estructurales, como los 9.000 empleados menos, que nos permitió afrontar este momento. Y luego con acciones, como las refinanciaciones de las deudas, como la del Banco Nación, que descomprime ahora; la del Bono en dólares. Son acciones para alivianarnos en lo financiero. Pero los recursos son escasos, y hay que administrarlos bien.

-¿El destino de Mendoza está en manos del gobierno nacional?

-Necesitamos que se ponga en marcha la economía, porque si no estamos administrando miseria y nada será suficiente. La economía es mucho más chica, en estos últimos años con más presión impositiva. Pero si fuera la misma, la recaudación sería menor, eso estamos evidenciando. Es necesario inversión, crecimiento y la única manera de que el gasto sea más chico es con una economía más grande.

-¿Tiene expectativa de que la recuperación sea rápida?

-El año que viene hay previsiones de crecimiento del 5,5%, es parcial lo que se recuperará; luego un 4,5% en el 2022, pero aun así se ve algo más suave de lo que hemos caído. Pero tenemos la preocupación de que, con los niveles de inversión que hay ahora, la recuperación no será rápida.

-Hay muchas empresas y comercios que bajaron sus persianas estos meses.

-Nosotros tomamos las medidas macrofiscales para el presupuesto. No lo ponemos en discusión. Pero veo una caída muy brusca de la inversión y eso me permite tener dudas de la recuperación y la velocidad. Desde mediados del 2018 hacia acá tenemos un cuarto del tamaño de producción de bienes y servicios que había antes. Vemos muy dañada la inversión en el país y eso puede perjudicar. Pero también hay un factor confianza que está jugando negativamente. Hay que recuperar la senda del superávit corriente, por más pequeño que sea, para hacer algo de inversión pública antes del financiamiento.

-¿Puede la Provincia atraer inversiones en este contexto?

-No hay posibilidades de que Mendoza tenga un resultado distinto que la Nación; pero sí procuramos dar mayor confianza al inversor con política fiscal, con programas como Mendoza Activa, beneficios impositivos a los que inviertan, como el Bono Fiscal 1 y 2, y también beneficios a los que reactiven pozos petroleros. Queremos descomprimir gastos para que haya más incentivos y que los que van a invertir, lo hagan en Mendoza. Y acá entramos al Presupuesto 2021, donde estamos bajando el 50% de ingresos brutos para algunas actividades, también eliminamos la incremental (sobretasa) y cobramos el 50% de la alícuota general.

-Sin embargo la obra pública no es protagonista en el presupuesto, salvo Portezuelo.

-Estamos tratando de estimular la inversión privada y la pública, siguiendo las obras que se ralentizaron o se suspendieron, más obras nuevas que hay que iniciar y que cuentan ya con financiamiento, como la ruta 82 o ciclovías. Y planteamos también un programa grande de U$S 350 millones con obras sujetas a la aprobación y autorización de deuda. Pero hoy no hay condiciones para tomar, la deuda argentina rinde un 14%, y tomar a esa tasa es inviable. El pedido de endeudamiento que hacemos es para poner a Mendoza en un ritmo de inversión. Hoy tenemos un 6%, cuando se ponga en marcha Portezuelo será más alto.

-La oposición es reticente a avalar el roll-over permanente y el endeudamiento. ¿Pueden torcer la discusión?

-Creo que empezó bien la discusión, fue bueno el ida y vuelta con las consultas. Me parece que todos entendemos y empezamos a hablar seriamente de que la inversión es necesaria. Pero hoy el ritmo de esa inversión es con endeudamiento, es como pretender hacer la casa propia con lo que sobra del sueldo todos los meses. Hoy estaría parada, como pasó este año.

-La Pno ha tenido roll-over ni endeudamiento los últimos dos años. ¿Qué puede ocurrir en 2021 si tampoco se aprueban?

-Apelo a que lo podamos conversar porque para la provincia es bueno. No es fácil conseguir financiamiento en los organismos multilaterales. Es bueno tener autorización para luego buscar líneas. Con una autorización otorgada, si no hay condiciones convenientes no se toma. No podemos tomar a cualquier costo. Tener la autorización nos podría volver a dar un ritmo de obra que lamentablemente se interrumpirá si eso no ocurre. Hoy queda un saldo de Mendoza Tecnológica, pero luego no quedará nada.

-En el PJ dicen que no ha sido “creativo” el Presupuesto porque piden otra vez el roll over

-Insistimos con el roll over porque cuando hay algo que estas convencido de que es bueno para Mendoza, hay que insistir. Lo voy a pedir las veces que haga falta. El Estado Nacional ‘rollea’, las provincias igual, administran su deuda. Y no somos creativos porque el artículo es el mismo, pero está bien escrito, no lo podemos cambiar.

-El año pasado usaron las variables del presupuesto que había dejado Macri. ¿Da más certezas tener el que presentó ahora la Nación?

-Sí, es un punto de partida con el que se trabaja. Los recursos de origen nacional no los discutimos. Pero más certezas no sé. Creo que todos sabemos que hay muchas dudas de que se pueda reflejar un dólar a $ 100 o una inflación del 29%.

-Más allá del contexto actual, ¿tiene expectativas de que podamos salir bien de la pandemia?

Va a haber recuperación, desconozco la magnitud, pero hemos caído mucho. A otros la pandemia les tocó con 10 años de crecimiento, a nosotros con caída ininterrumpida. Hay todavía muchas dificultades, hay problemas en muchos aspectos y en el tema confianza, hay que ganarla. Y tener un programa, es indiscutido que tiene que existir uno.

Perfil

Edad: 47 años

Familia: está casado y tiene dos hijos.

Profesión: licenciado en Economía, egresado de la facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo.

Trayectoria:

Se ha desempeñado como funcionario provincial, director de empresas de la región, estructuración de operaciones de financiamiento estructurado, desarrollo de planes de negocio, start up de empresas y asesor de empresas sometidas al régimen de oferta pública en Argentina.

En la administración de Alfredo Cornejo fue administrador de la Agencia de Financiamiento para el Desarrollo de Mendoza hasta marzo del 2017. Luego y hasta julio del 2018 ocupó el cargo de ministro de Hacienda y Finanzas y después pasó a ser titular del Ministerio de Gobierno.

En la gestión de Rodolfo Suárez, volvió a ocupar el cargo de ministro de Hacienda y Finanzas.


Por las redes