Leonardo Fariña declaró en el juicio contra CFK y dijo que Lázaro Báez se quedó con la plata de la obra pública K

El empresario Leonardo Fariña declaró en el juicio contra CFK.
El empresario Leonardo Fariña declaró en el juicio contra CFK.

El empresario se hizo presente como testigo en la causa por la corrupción en Vialidad. “Hay personas en este juicio que tienen enemistad hacia mí”, dijo el ex valijero respecto a la Vicepresidenta de la Nación.

Este martes se desarrolló la última audiencia del año en el juicio contra Cristina Kirchner por presunta corrupción en la obra pública. En la misma se hizo presente como testigo Leonardo Fariña, imputado colaborador en la causa por lavado de dinero en la que Lázaro Báez fue condenado a doce años.

El empresario brindó un testimonio explosivo y aseguró que la empresa de Báez, Austral Construcciones, se usaba sólo para hacer hacer “negro el dinero en blanco” y que era comercialmente “inviable”. Además, contó que Báez “tenía un patrimonio no declarado” que se armó “con el dinero de los sobreprecios de las obras”.

Según Clarín, el ex valijero fue convocado por la fiscalía, las querellas representadas por la Oficina Anticorrupción (OA), la Unidad de Información Financiera (UIF) y el propio ex titular de Vialidad Nacional, Nelson Periotti. El abogado de la UIF desistió, sin embargo, de tener como testigo a Leonardo Fariña.

Cuando se aceptó dar inicio a la declaración testimonial, pese a la oposición de algunas defensas, Fariña pidió aclarar algo: “Hay personas en este juicio que tienen enemistad hacia mí”, cuando el presidente del Tribunal -Rodrigo Giménez Uriburu-, le consultó a quiénes se refería, dijo “la vicepresidenta y Lázaro Báez”.

“En Austral Construcciones me relacioné con Martín Báez, Lázaro Báez, los primeros contactos con el abogado Saldivia, Emilio Martín, Claudio Bustos”, contó para poner en contexto el rol que cumplió el financista dentro de la constructora investigada por facturación apócrifa, lavado de dinero y defraudación al Estado.

Al referirse al funcionamiento de Austral Construcciones, dijo: “Los manejos que la empresa tenía no eran de la técnica de un buen empresario. Austral tenía una particularidad, era que hacía “negro el dinero blanco” una cuestión vastamente debatida en el otro juicio”, en referencia a la Ruta del Dinero K donde se acusó a Báez de lavar 55 millones de dólares utilizando la compañía.

En ese mismo sentido, Fariña indicó que “Austral tenía un problema financiero producto de hacer negro los fondos blancos” y profundizó sobre este punto, “los anticipos financieros que recibía la empresa no eran aplicados a las obras”. En esta causa se determinó que el 50% de los contratos adjudicados al Grupo no se concluyeron “pero percibieron un sobreprecios promedio del 65%”.

Al ahondar respecto al funcionamiento de Austral Construcciones -cuyo único cliente desde mayo de 2003 fue el Estado-, Leonardo Fariña explicó que “los índices de rentabilidad eran nulos, iban a cero, con rectificaciones de la AFIP que permitía aumentar los márgenes de ganancias y los niveles de disponibilidad en los rubros de inversiones”.

La contabilidad de la constructora era inviable, consideró Fariña quien armó un fideicomiso para refinanciar los números en rojo del holding. “La empresa se financiaba con el giro en descubierto (sus cuentas estaban en el Banco Nación), con tasas del 25 al 30%, una locura, ese era el primer indicio de que algo no estaba bien. Hay costos, disponibilidades, sueldos, proveedores que deben afrontarse en blanco, y ahí se generaban los desfasajes”.

Cuando la fiscalía preguntó porqué ocurría esto, Fariña sostuvo: “Usaban la empresa para hacer negro el blanco y eso generaba deudas todo el tiempo sacaban el dinero del circuito comercial de la empresa y lo enviaban al patrimonio de Lázaro que no se declaraba, hay 55 millones de dólares en el exterior trazables, un campo en Mendoza, otro en Uruguay, una financiera y tres cooperativas, vi más de 20 registros de propiedades no declaradas”, detalló.

Un dato al respecto: Lázaro Báez ante la AFIP en 2013 declaró poseer bienes por $ 66 millones, mientras que tres años después el Tribunal de Tasación de la Nación (TTN) le adjudicó 1.420 bienes muebles e inmuebles con un valor a aquel año, de 205 millones de dólares.

El fiscal Luciani repreguntó sobre cómo funcionaba la operatoria y Fariña aclaró, “Esto se hacía porque tenían que extraer los fondos que recibían de la obra pública, debía convertirse en billete porque ingresaba por transferencia, para que pase a ser parte del patrimonio. Se usaban diferentes mecanismos para extraer los fondos líquidos de la empresa. Porque los ingresos de las obra tenían un sobreprecio” y ante la consulta del promedio que el mismo representaba, se refirió a “un 20% aproximadamente”.

Con estas declaraciones Leonardo Fariña sostuvo ante el TOF2 que Austral Construcciones no pretendía ser una constructora competitiva, sino que su finalidad era otra. “¿Cómo advierte usted esta situación?”, le preguntó el fiscal Luciani, “por el propio Lázaro Báez, y otros empleados me explicaron cómo era el funcionamiento de la empresa así, venían las obras con sobreprecios y ese sobreprecio tenías que sacarlo del circuito para no pagar impuestos”.

Ante reiterados cuestionamientos del abogado de Báez, el ex valijero fue taxativo al sostener: “Voy a aclarar algo yo trabajé para una persona (por el dueño de Austral) a la que le manejé el patrimonio en negro, no busquen un recibo, el 90% de la cosas son cuestion que hablé con él” y que ejecutó como tras las órdenes que le impartían.

La imputación indica que Santa Cruz “fue el escenario escogido para el obrar mancomunado ilegal de un grupo de funcionarios que comandados por los titulares del Poder Ejecutivo Nacional, utilizaron la propia burocracia estatal para proveer los fondos a dicha provincia, para que una vez allí, llegara a manos de Lázaro Báez, que como particular los recibiría para luego, ya fuera de la esfera pública, el dinero iniciara distintos caminos, entre ellos, un camino de retorno hacia los ex presidentes y sus hijos”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA