miércoles 23 de junio de2021

Las demoradas vacunas de AstraZeneca podrían llegar a fin de mes
En México han tenido inconvenientes para conseguir material necesario para fraccionar y envasar las vacunas. / Foto: Orlando Pelichotti
Política

Las demoradas vacunas de AstraZeneca podrían llegar a fin de mes

Vizzotti se reunirá con autoridades del laboratorio y buscará acortar los tiempos. Las dosis tendrían que haber llegado en marzo.

Las demoradas vacunas de AstraZeneca podrían llegar a fin de mes
En México han tenido inconvenientes para conseguir material necesario para fraccionar y envasar las vacunas. / Foto: Orlando Pelichotti

Si no hay nuevos contratiempos, la Argentina comenzará a recibir recién a fines de mes los primeros lotes de las 22 millones de vacunas contra el Covid-19 cuyo principio activo se elaboró en el laboratorio mAbxience en la localidad bonaerense de Garín y se fraccionó en los Estados Unidos y México.

Esto le fue anticipado por el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador a su par argentino, Alberto Fernández, en una comunicación telefónica que mantuvieron la semana pasada.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, estuvo ayer en la Casa Rosada y le expresó a la prensa acreditada allí que esta semana tendrá una reunión con AstraZeneca para ver la fecha exacta en la que van a liberar las vacunas que se formularon en los Estados Unidos y México.

Al ser consultada sobre cuántas dosis podrían llegar al país, después de una demora de ya dos meses, Vizzotti dijo: “En función del control de calidad sabremos cuántas dosis tendremos disponibles y cuándo”.

La firma mAbxience, una compañía biotecnológica internacional especializada en la investigación, desarrollo y fabricación de anticuerpos monoclonales, parte del grupo farmacéutico Insud Pharma, ha fabricado el principio activo para unas 58 millones de dosis de la vacuna.

Con el cargamento de Sputnik V que llegó en la madrugada del lunes al aeropuerto de Ezeiza, la Argentina recibió un total de 12.198.250 dosis para implementar el Plan Estratégico para la Vacunación contra la Covid-19. En ese total hay dosis con la fórmula de AstraZeneca, pero son las del mecanismo Covax, no las que se compraron en forma directa.

Sigue la producción en Garín

Ayer llegaron a México 5,7 millones de dosis a granel de AstraZeneca provenientes de Buenos Aires para ser envasadas en la planta de Liomont, Ocoyoacac, Estado de México.

La noticia fue confirmada por Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores del Gobierno de López Obrador. “La buena noticia es que los primeros lotes ya han sido producidos y serán liberados este mes para su aplicación”, agregó el funcionario.

El diplomático mexicano dijo que “el proceso de llenado y envasado final es complejo y tiene muchos requerimientos de calidad”. Consideró que es “un logro importante” haber resuelto el proceso por parte del laboratorio Liomont y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) de su país.

Al laboratorio Liomont (que recibe el principio activo proveniente de Buenos Aires) se le había dificultado conseguir los filtros necesarios para fraccionar y envasar las vacunas. Por ello, en marzo decidió trasladar la materia prima a Albuquerque, en los Estados Unidos, para poder fraccionarla. Ahora se espera que esas dosis sean enviadas a los países de destino.

Estados Unidos es el país encargado de fabricar los filtros de vidrio con perforaciones microscópicas. La exportación de este producto estaba regulada desde mayo de 2020. Fue el presidente Joseph Biden quien, tras asumir, bloqueó la exportación de insumos para producir vacunas y jeringas.

Las negociaciones políticas con la gestión Biden, de las que formaron parte López Obrador y Fernández, generaron que Estados Unidos destrabe el aprovisionamiento a Liomont. Hugo Sigman, fundador del Grupo Insud, señaló que una vez envasado en México (y ahora, de manera provisoria, también en Estados Unidos), este principio activo volverá en forma de vacuna exclusivamente a los países de América Latina.

En su gira europea, Fernández dijo que la Argentina ha recibido vacunas de AstraZeneca-Oxford, pero sólo a través del mecanismo Covax “a pesar de los acuerdos firmados que hasta acá no han podido ser cumplidos”. El país tiene compradas 22 millones de dosis a esta empresa farmacéutica.

“La Argentina produce el principio activo de la vacuna. Y se termina de complementar el desarrollo en México y los Estados Unidos. El presidente López Obrador me llamó la semana pasada y me dijo que él calculaba que sobre fines de este mes íbamos a tener las primeras partidas elaboradas en México”, afirmó.

Fernández también dijo que hay “un número muy importante de vacunas” desarrolladas en los Estados Unidos con principios activos argentinos que el Gobierno espera que se liberen y salgan de aquel país.

El primer ministro de la República Portuguesa, António Costa, dijo en una conferencia con Fernández que le preocupa la situación, porque “muy pocos países” han podido acceder a las vacunas a gran escala. Tras ello, el presidente argentino agregó: “Obviamente la preocupación del primer ministro es la que tenemos todos. Tenemos un problema con las vacunas porque su proceso de producción demora mucho más de lo que inicialmente creímos. Y tenemos también un problema real es que además de la demora, la producción se concentra sobre pocos países”.

Fernández afirmó que el mundo no puede dejar pasar por algo que más allá que efectivamente hay problemas de producción, también es cierto que el 90% de las vacunas se concentran en diez países y “el resto padecemos la ausencia de vacunas. A eso hay que, de algún modo, ponerle fin”.

Gestiones por otras vacunas

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y Vizzotti se reunieron este lunes con una delegación sanitaria proveniente de Israel para analizar “la posibilidad de ser socios estratégicos en el desarrollo de la vacuna candidata” de ese país y compartir experiencias sobre el abordaje de la segunda ola de la pandemia de coronavirus.

El encuentro se desarrolló en el salón Eva Perón de la Casa Rosada y participaron la asesora presidencial Cecilia Nicolini; el embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri; su par israelí en Argentina, Galit Ronen; y el director del Hospital Hadassah, Ein Kerem.

En la reunión se habló sobre la posibilidad de realizar en Argentina una parte de las pruebas de fase 3 de la vacuna “Brilife” que necesitaría de 30 mil a 50 mil voluntarios y, en una etapa posterior, la transferencia tecnológica que permitiría producir dosis para el país y la región.

El director ejecutivo del hospital Hadassah Internacional, Jorge Diener, destacó que la delegación de siete expertos llegó a Buenos Aires “por invitación del Gobierno argentino” y que se trata de la primera salida de carácter estratégico fuera de Israel.