sábado 5 de diciembre de 2020

Imagen ilustratva / Archivo.
Economía

La salida de depósitos en dólares suma presión a las reservas oficiales

Tensión cambiaria. Desde el ajuste del cepo, los depósitos en moneda estadounidense cayeron en U$S 751 millones. Los bancos volvieron a vender divisas.

Imagen ilustratva / Archivo.

El tipo de cambio oficial sigue subiendo escalón por escalón mientras caen las reservas del Banco Central y crece la presión por una renovada salida de depósitos en moneda extranjera por el aumento de la desconfianza de los ahorristas.

Entre que se anunció el ajuste del cepo cambiario el 15 de abril y el 24 (último dato disponible), los ahorristas y las empresas sacaron de sus cuentas unos 751 millones de dólares. Los registros oficiales indican que en las últimas dos jornadas sobre las que hay datos publicados, los retiros superaron los 200 millones diarios.

Los depósitos en moneda extranjera del sector privado (ahorristas y empresas) se ubican en 16.629 millones de dólares, el nivel más bajo desde noviembre de 2016 y un stock que está 48,8% por debajo del registro del récord anotado el 9 de agosto de 2019, último día hábil ante de las elecciones primarias cuando fue de 32.492 millones.

El economista Amilcar Collante, del Centro de Estudios Económicos del Sur (Cesur) explicó que las restricciones del Banco Central “metieron ruido” a los ahorristas, por lo que si ahora no se genera un “shock de confianza”, el retiro de depósitos y las ventas de la autoridad monetaria continuarán.

Collante indicó que, al menos por ahora, el cepo reforzado frenaron las ventas, dado que después del anuncio de medidas están en un promedio de 39 millones por día mientras que el promedio mensual es aún de 74 millones. Hay que tener en cuenta, no obstante, que recién ayer los bancos pudieron comercializar divisas sin problemas por internet tras ocho días de feriado cambiario virtual.

Gustavo Quintana, de PR Operaciones de Cambio, señaló ayer que datos del mercado financiero indicaron que el Banco Central volvió a cerrar una jornada en negativo, dado que vendió 60 millones de dólares para abastecer la demanda.

Horas después, la autoridad monetaria dijo que sus reservas (en las que inciden otros indicadores como el valor del oro) terminaron en 41.872 millones de dólares, unos 98 millones por debajo del viernes.

El precio promedio del dólar en los bancos públicos y privados subió ayer once centavos, hasta los 75,12 para la compra y 80,16 pesos para la venta, después de que los bancos restablecieron la venta de divisas por internet a sus clientes.

El denominado “dólar solidario”, que contempla el impuesto PAIS del 30% y la percepción del 35% de anticipo de Ganancias o Bienes Personales, se ubicó en los 132,26 pesos.

El Central colocó su primera postura de venta de la semana en 76,06 pesos por unidad, veintiún centavos arriba de la del viernes pasado.

En el sector informal, el tipo de cambio cotizó estable en los 145 pesos vendedor. En la Bolsa, en tanto, el denominado “Dólar MEP” subió 1,5% hasta los 137,31 pesos y el “contado con liquidación” bajó 0,1%, en los 143,37 pesos.

Terreno bursátil

En la plaza bursátil, el índice S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires quedó apenas con una subida lateral de 0,08% a 42.077,91 unidades como cierre provisorio, en una rueda con altibajos intradiarios.

Las acciones argentinas que cotizan en el exterior experimentaron aumentos generalizados salvo en algunos casos como el del sector bancario ya que los 4 bancos argentinos que cotizan en Wall Street vieron caer sus cotizaciones hasta un 2,8%, señaló la sociedad de Bolsa Rava.

Ayer la mayoría de monedas de América Latina cerraron a la baja mientras los inversores miran con cautela el proceso electoral en Estados Unidos y evalúan el impacto de los rebrotes de coronavirus en Europa en medio de la debilidad del dólar.

En Wall Street, los mercados de Estados Unidos se vieron impulsados por las expectativas que tienen los inversores sobre que se logre un avance en el Congreso acerca de un nuevo plan de estímulos para la economía.

Gustavo Ber, director del consultora Estudio Ber, consideró en declaraciones a la prensa que el envión externo no logra una vez más ser aprovechado por las acciones de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street.

“Eso ocurre a diferencia de los bonos que van tentando a algunos operadores con sus rendimientos del orden del 14%”, dijo y agregó: “Los inversores estratégicos siguen cautelosos en un clima de tensiones políticas e incertidumbre económica sobre el cual esperan tener antes más claridad”.