La peor derrota del PJ mendocino y los analgésicos que alivian el dolor de las PASO

La peor derrota del PJ mendocino y los analgésicos que alivian el dolor de las PASO
Elecciones Legislativas PASO 2021. Anabel Fernández Sagasti y Adolfo Bermejo pre candidatos por el Frente de Todos brindaron una conferencia de prensa en la sede del Partido Justicialista.

El Frente de Todos perdió con Cambia Mendoza en la mayoría de los departamentos, pero se da ánimo con los números que consiguió en varias comunas. Aunque hay un resultado categórico que le quita esperanzas para la general.

Buscando un poco de aliento en la derrota, el peronismo mendocino trata por estas horas de resaltar un puñado de datos positivos que le dejó la elección PASO del domingo.

Y encuentra algo de respiro en varias de las comunas que tienen intendentes de ese color político. En Tunuyán, Lavalle, Santa Rosa y La Paz, la victoria no fue de Cambia Mendoza, sino del Frente de Todos. También hay quien destaca que, gracias a la multitud de colectoras, el peronismo no perdió por tanto en otra comuna que manejaba hasta hace poco: San Martín.

El PJ, además de casi todos los departamentos de la provincia que controla el oficialismo, perdió a manos de Cambia Mendoza los dos más importantes que están bajo su dominio: San Rafael y Maipú. Pero incluso en ese plano del análisis, hay quienes encuentran alguna excepción positiva.

Por ejemplo, en San Rafael, Anabel Fernández Sagasti y Adolfo Bermejo se impusieron por una pequeñísima diferencia en la batalla directa con sus rivales para el Congreso nacional, Alfredo Cornejo y Julio Cobos.

Hubo un elemento que terminó de inclinar la balanza en su contra en estos comicios parejos. A nivel de frentes electorales, Cambia Mendoza finalmente ganó en la cabecera sureña gracias al aporte de votos de los republicanos de Rodolfo Vargas Arizu. También la lista de concejales del veterano radical Fernando Armagnague colaboró un poco en la última categoría de la boleta.

Sirve solo para la estadística el dato de los duelos nacionales en San Rafael, pero al menos permite que los discípulos de Emir Félix se ilusionen y hasta prometan que darán vuelta la torta en las elecciones generales de noviembre.

No es mucho lo que tienen a su favor los peronistas sanrafaelinos. Pero peor les fue a los de Maipú, que no pudieron colocarle ningún matiz a la derrota: perdieron con los radicales en la batalla global de los frentes y también en la individual de los candidatos nacionales.

El peronismo cayó sin atenuantes en el único departamento del Gran Mendoza que gobierna, por unos 12 puntos, a pesar de que había tirado toda la carne en el asador: sus dos ex intendentes más famosos, Adolfo y Alejandro Bermejo, tuvieron lugares protagónicos en la lista del Frente de Todos.

El PJ trató de disimular el mal trago con la afirmación de que, en el peor de los casos, esta no es la primera elección legislativa que pierde el clan Bermejo en su tierra. Ciertamente, el radicalismo, que palpitaba y se emocionaba con este triunfo desde hace semanas, lleva mucho tiempo sin conseguir ser competitivo cuando se disputa el control del municipio, hoy a cargo del heredero Matías Stevanato, lo cual ocurrirá en 2023.

Entre los analgésicos que tiene a mano el justicialismo para aliviar el dolor de las PASO aparece también cierta sensación de unidad: la derrota no equivale, al menos por ahora, a una estampida interna que pueda agravar la crisis.

Fernández Sagasti consiguió integrar de forma inusual a los caudillos del justicialismo, quienes no dan señales de rebelión tras las elecciones perdidas. Lo que no significa que la líder de La Cámpora no vaya a recibir críticas y demandas cuando llegue el momento de verse las caras para diseñar la campaña de las generales, que serán dentro de solo dos meses.

Se puede empezar a armar desde ya la lista de reproches. Por ejemplo, la incorporación de José Luis Ramón como candidato a diputado provincial, quien tenía un enorme patrocinio del kirchnerismo nacional pero generaba recelos en el peronismo local, al final no aportó nada.

El paupérrimo desempeño del justicialismo en el primer distrito electoral deja a la vista que el supuesto capital en votos de Ramón no era tal, a pesar de que se llegó a decir que le aportaría al PJ hasta cinco puntos.

Es posible también que, a lo largo de las conversaciones que están por venir, algunos intendentes propongan que Anabel ceda el centro de la escena y les dé mayor protagonismo en la campaña electoral.

Pero lo cierto es que nadie tiene la fórmula para ganar el partido en el segundo tiempo y lo peor es que hay quienes creen que esa receta no existe en Mendoza: “Nosotros dependemos de que haya una recuperación económica a nivel nacional”, se sinceró un dirigente del peronismo mendocino con Los Andes, en las tristes horas posteriores a la elección del domingo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA