viernes 7 de agosto de 2020

El Congreso de la nación se encuentra en un receso forzoso por esta cuarentena, que se endurece por al cantidad de contagios y fallecidos en AMBA.
Política

La pandemia también afecta al Congreso: la oposición no quiere continuar con el funcionamiento remoto

La tensión aumenta y se ve empeorada con el endurecimiento de la cuarentena en AMBA. Evalúan seguir con las sesiones virtuales.

  • Redacción LA
  • lunes, 29 de junio de 2020
El Congreso de la nación se encuentra en un receso forzoso por esta cuarentena, que se endurece por al cantidad de contagios y fallecidos en AMBA.

El Congreso de la nación se encuentra en un receso forzoso por esta cuarentena, que se endurece por al cantidad de contagios y fallecidos en AMBA.

Desde el miércoles vuelven a la fase 1 con todas las restricciones que esta incluye, y esto también afecta al Congreso.

La discusión que deviene de esta pandemia, se sitúa en si continúa o no las sesiones remotas durante el mes próximo.

En Diputados, su presidente Sergio Massa espera el consentimiento formal de Juntos por el Cambio para poder avanzar en su agenda y discutir en sesiones virtuales los proyectos más conflictivos del kirchnerismo, que es a lo que se estaría resistiendo la oposición.

Esta modalidad que se puso en marcha el mes pasado en plena pandemia, cumpliendo con los protocolos correspondientes, vencieron la semana pasada tanto en la Cámara baja como en el Senado. Y para prorrogar su vigencia se requiere del acuerdo de todos los bloques. De lo contrario las sesiones de ambas cámaras y la labor de las comisiones ingresarán en un parate forzoso.

"En Juntos por el Cambio vamos a decidir la semana próxima si se mantiene la dinámica de las sesiones virtuales. Lo haremos en una reunión conjunta que celebraremos los diputados y los senadores. Lo cierto es que hay dos obstáculos: el primero es el endurecimiento de la cuarentena que dispuso el Gobierno en la zona metropolitana. Esto restringe y mucho el funcionamiento operativo del Congreso. El segundo problema es político: no estamos dispuestos a prorrogar el sistema remoto de sesiones mientras la agenda incluya los proyectos más conflictivos del kirchnerismo. Lo que sucedió en el Senado la semana pasada fue una luz de alerta para nosotros", anticiparon a La Nación fuentes del Senado.

La situación a la que se hace referencia remite al escándalo en la Cámara alta el miércoles pasado. La oposición denunció que el proyecto del kirchnerismo para crear una comisión bicameral que investigue la relación crediticia entre el Banco Nación y la cerealera en el gobierno de Mauricio Macri fue aprobada de manera irregular por la mayoría oficialista. Cuestionaron la legalidad del procedimiento, argumentando que la votación no alcanzó la mayoría de dos tercios que exige el reglamento para la creación de comisiones investigadoras.

El proyecto será girado en las próximas horas a la Cámara baja, donde también está pendiente el debate de un decreto de necesidad y urgencia del gobierno de Mauricio Macri por el que se dispuso trasladar la oficina de escuchas judiciales del Ministerio Público Fiscal a la órbita de la Corte Suprema, tras ser rechazado por la mayoría.

La tensión entonces sube cada vez más y empeora con la cuarentena. Por tales razones, es que algunos legisladores deslizaron la conveniencia de frenar por unos días la actividad legislativa y no prorrogar, por ahora los protocolos para el funcionamiento remoto.

Aunque para el propio Massa estas sesiones virtuales han sido más positivas, ya que en sus primeros seis meses de gestión hubo más sesiones que en el mismo periodo del año pasado.

“Si la oposición no prorroga el sistema de funcionamiento remoto, será responsable de que estas iniciativas no avancen”, acusaron desde el bloque oficialista.