La oposición denunció razones geopolíticas detrás de la vacuna Sputnik V y el Gobierno se defiende

La oposición denunció razones geopolíticas detrás de la vacuna Sputnik V y el Gobierno se defiende
El Gobierno informó que llegará en estos días una carga del componente 2 para fabricar en el país 1,6 millones de dosis de la vacuna Sputnik V. (Presidencia)

Luego de que trascendiera la nota enviada por la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, al fondo ruso a cargo de comercializar la vacuna, con duros reproches ante el retraso en los envíos del componente 2, se desató una nueva pelea política en el país.

La oposición política interpretó el reclamo hecho hace tres semanas por el Gobierno argentino al fondo de inversión ruso frente al retraso en el envío del componente dos de la vacuna Sputnik V, como la confirmación de que “lamentablemente se priorizó la ideología y la geopolítica a la hora de salvar vidas”, según declaró Mario Negri, el jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio.

La asesora presidencial Cecilia Nicolini, autora del mail enviado a Rusia que contiene párrafos muy duros frente al incumplimiento en los envíos, enmarcó el reclamo en un contexto mundial de escasez de vacunas y las negociaciones habituales con los productores.

“Se ha cuestionado si hay una decisión geopolítica por un país o por otro, nosotros fuimos a todos los países; queremos que la vacuna sea eficaz, da igual el país que sea. Y también nos ponemos serios, duros, y exigimos lo que tiene que llegar a la Argentina, como lo hemos hecho con Astrazeneca o Sinopharm”, justificó Nicolini.

“Luego de esa nota, Argentina recibió la semana pasada más de medio millón de dosis del componente dos de Sputnik V y (el laboratorio) Richmond ha recibido más de medio millón (del componente activo) para fabricar acá”, dijo Nicolini diálogo con Radio con Vos.

“Como mencioné hoy, nuevamente nos encontramos en una situación muy crítica. Esperábamos que después de la conversación que tuvimos (…) las cosas fueran más sencillas. Pero incluso empeoraron. Seguimos esperando una cantidad mínima del componente 2 para completar los tratamientos al menos de las personas con más de 90 días de intervalo mínimo. Fuimos muy proactivos para encontrar una solución a las dificultades que tenía con esto, pero ni siquiera pudimos tener el mínimo”, empieza la nota de Nicolini.

“La carta del Gobierno a los rusos es prueba contundente de la decisión política que nos dejó sin millones de vacunas, con miles de muertos, sin economía y sin educación. Fernández, González García y Vizzotti tienen que explicar esta catástrofe sanitaria, educativa y económica”, opinó la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

“En el correo de Nicolini se advierte que el Gobierno tiene las manos atadas y que Rusia incluso está pidiendo nuevas condiciones inaceptables”, interpretó Negri, cuyo bloque pretende llevar la controversia al Congreso nacional.

El presidente de la UCR y diputado nacional, Alfredo Cornejo, habló de “una atrocidad política” de “ruego disfrazado de amenaza en pos del ‘proyecto’”, lo que “evidencia lo que decíamos desde el minuto cero, queremos todas las vacunas pero sin ideología”.

La oposición hizo foco en un párrafo de la nota de Nicolini: “Respondimos siempre haciendo todo lo posible para que Sputnik V sea un gran éxito, ¡pero nos estás dejando muy pocas opciones para seguir luchando por ustedes y por este proyecto!”.

En el Gobierno explicaron que la referencia a “este proyecto” alude a que Argentina “estuvo entre los primeros países en avalar la vacuna Sputnik, del laboratorio Gamaleya, cuando parte del mundo la rechazaba (y la sigue rechazando; el Gobierno nunca dejó de negociar por razones políticas con un país fabricante de vacunas”.

El viceministro de salud bonaerense, Nicolás Kreplak, salió en defensa de la funcionaria nacional. “La carta refleja una defensa de los intereses nacionales en momentos que se verifican incumplimiento por parte de los laboratorios extranjeros”, opinó.

“(…) el contrato corre el riesgo de ser cancelado públicamente. Entendemos la escasez y las dificultades de producción de hace algunos meses. Pero ahora, 7 meses después, todavía estamos muy atrasados, mientras comenzamos a recibir dosis de otros proveedores de forma regular, con horarios que se están cumpliendo”, dice otro párrafo de la nota.

La ministra Vizzotti y Nicolini negaron que la carta implique una amenaza al Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), que comercializa la vacuna. “Es habitual enviar (estas notas) a los productores y, entrecomillas, presionar para que cumplan (con los envíos)”, dijo Vizzotti. Nicolini comentó que Argentina, aun con el retraso en el envío del componente 2, “es el país que recibido la mayor parte de las exportaciones de la vacuna rusa”.

Argentina firmó con el fondo ruso la compra de 20 millones de dosis a la que se agregaron 10 millones más. Hasta ahora llegaron 9,4 millones para la dosis 1 y 2,5 millones de componente 2. Argentina tiene urgencia por recibir unas dos millones de dosis del componente 2 para completar el esquema de vacunación, que, en algunos casos, superó los tres meses pautados. El contrato, en este caso, establece que el país paga por las vacunas “cuando arriban al país”.

Días atrás, Nicolini y Vizzotti estuvieron en Inglaterra, donde, entre otras gestiones, se conversó sobre un nuevo cronograma de entrega de vacunas Astrazeneca. Argentina compró 22.4 millones y recibió menos de 8 millones. El presidente Alberto Fernández dijo esta tarde que a la Argentina llegaron más de 40 millones de vacunas.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial, Cecilia Nicolini.

Vizzotti dijo que “la vacuna Sputnik es de las más eficaces que tiene el mercado y con una dosis es muy similar al esquema completo de AstraZeneca y Sinopharm” e insistió con que “una vez aplicadas, no vencen”. Nicolini comparó la primera dosis de la Sputnik V con la americana Janssen, que no contempla una segunda aplicación.

La nota de Nicolini fue publicada este jueves por el diario La Nación, pese a que fue enviada el 7 de julio pasado. El Gobierno dijo esta tarde que el país recibirá “en los próximos días mil litros del componente activo de la vacuna Sputnik V para completar la producción de cerca de 1.600.000 dosis 2 en la planta que Laboratorios Richmond posee en el partido bonaerense de Pilar.

Nicolini negó que el país pudiese exigir algún tipo de resarcimiento por la demora de las vacunas. No está previsto en el contrato porque estamos en el marco de una emergencia, ningún contrato con ningún laboratorio lo tiene. Siempre hay cláusulas de fuerza mayor, y eso contempla los problemas de producción”.

“La carta de Nicolini es el reclamo de una funcionaria para que se cumpla un contrato firmado. Lo que demuestra que la Argentina no acepta cambios de condiciones ni favorece a ningún laboratorio en particular”, dijeron en la Casa Rosada.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA