viernes 16 de abril de2021

Sólo suscriptores
A diferencia de los estatales provinciales, muchos trabajadores municipales tuvieron subas salariales este año.
Política

La mitad de los intendentes dio aumentos a los municipales

En un año con caída en sus recaudaciones, algunos pudieron cerrar paritarias con subas escalonadas. Hasta sumaron bonos para quienes trabajaron en pandemia.

A diferencia de los estatales provinciales, muchos trabajadores municipales tuvieron subas salariales este año.
Sólo suscriptores

Los municipios están por cerrar un año difícil, con caída en sus recaudaciones por la crisis que provocó la pandemia. Así y todo, algunos intendentes avanzaron con subas salariales a sus empleados. Los arreglos porcentuales van desde el 10% al 30%, y otros otorgaron sumas fijas y bonos.

Dentro del Gran Mendoza, Las Heras y Maipú ya cerraron paritarias, al igual que Lavalle. Por otro lado, en el Este fueron La Paz, Santa Rosa y San Martín los que firmaron acuerdos. En el Valle de Uco, San Carlos firmó una suba del 30%. En el Sur, Alvear, Malargüe y San Rafael también cerraron negociaciones salariales con subas.

Volviendo al Gran Mendoza, ni Guaymallén ni Godoy Cruz han otorgado aumentos durante 2020. En la comuna que administra Tadeo García Zalazar, el sueldo más bajo es de $16.900 con una carga horaria de 6 horas, mientras que el salario promedio es de $33.900. La comuna sí pagó un bono Covid, desde marzo, de $2.000 para cada empleado, que a partir de octubre subió a $3.000. Indicaron que siguen esperando el Bono Covid para el personal de la salud de $5,000, anunciado por la Nación “que a Godoy Cruz nunca llegó”.

En Las Heras, el intendente Daniel Orozco acordó un aumento del 25% escalonado (5% en abril, mayo, junio, setiembre y noviembre). Allí, el promedio de salario de bolsillo de todos los municipales es de $ 22.000.

En Lavalle se otorgó un aumento del 10% desde agosto. Hasta julio tenían un básico de $9.000 para quienes recién ingresaban, engrosado con un bono no remunerativo de $2.000 que se remplazó por la suba porcentual. La administración de Roberto Righi entregó además hasta la categoría E una suma de $1.500 en setiembre y octubre y un bono extra de $2.000 a unas 60 personas abocadas a tareas por la pandemia.

En Capital, Ulpiano Suárez, que ayer anunció que se rebajó el sueldo (ver aparte), dispuso dos adicionales que no son aumento salarial sino que se pagan desde julio hasta el 31 de diciembre y están sujetos a la recaudación y los recursos municipales. Por un lado el “Servicio Territorial Efectivo” es de carácter no remunerativo, no bonificable y consiste en un 20% de la asignación de clase de cada agente. Según la categoría, el monto oscila entre $2.000 y $3.000.

Además, para 91 agentes (3,5% de la planta) se estableció el adicional “Emergencia 2020” para que alcancen el salario mínimo, vital y móvil, es decir $16.875. En algunos casos, este adicional llega a $5 mil.

En Maipú, Matías Stevanato otorgó en enero una suba del 5% remunerativa, $8 mil no remunerativos. Además, hasta julio se pagó en cuotas un bono Covid de $7.900. En tanto, un adicional similar, pero de $5.000, se pagará en dos cuotas, la primera este mes y la próxima en noviembre. En esa comuna, el salario inicial de bolsillo de un empleado sin antigüedad asciende a $21 mil. Además, aseguraron que el 80% del personal cobra entre $25 mil y $45 mil de bolsillo.

El resto de los municipios

En el Este y Valle de Uco, varios intendentes dieron aumentos este año. Uno de los primeros en cristalizar la suba fue Fernando Ubieta, de La Paz, que otorgó $3.000 (escalas de la A a la D) y $2.500 (E a la I), además de un bono fijo de $2.500 para cada empleado municipal. El básico más bajo es el de la clase A (5 o 6 horas diarias de trabajo), de casi $13 mil y que en promedio lleva a un sueldo de bolsillo de $19 mil con adicionales. En tanto, el sueldo neto promedio de todos los trabajadores llega a $24.500.

En la vecina Santa Rosa, Flor Destéfanis anunció ayer un aumento del 15%, más un bono no remunerativo extra para octubre, noviembre y diciembre, de $1.500 a las clases A (3) a F (9) y de $1.000 a las clases que van de la G (10) en adelante. Así, el sueldo básico quedó entre $9.248 y $12.000 en las clases iniciales y en mano, asciende a entre $15 mil y $20 mil, con 6 horas de trabajo diario.

San Martín, en lo que va del año, otorgó tres aumentos: dos en enero y febrero que sumaron un 10%, correspondiente a acuerdos paritarios no cumplidos en 2019 por la gestión anterior; otro en abril del 7%, al que se suma un 5% del básico y el 20% en tickets aplicable al actual bono de sueldo. Así, el incremento de los sueldos municipales durante 2020 alcanza a un 22%, más allá del mencionado 10% que corresponde en realidad a la paritaria firmada por la gestión anterior y acordada en los últimos meses de 2019. En la comuna que administra Raúl Rufeil el sueldo bruto promedio de la clase más baja (la 3) supera los $22.000.

Miguel Ronco, en Rivadavia, dio en marzo una suma fija de $2.500, de carácter no remunerativa ni bonificable para todo el personal, excepto funcionarios, concejales y personal fuera de la escala hasta tanto se suscriban las paritarias correspondientes.

En San Carlos, el aumento escalonado acordado fue del 30%, abonados en dos cuotas (marzo y agosto). Hasta julio, el sueldo básico inicial era de $13.000, que con ítems y adicionales llega a $18.000.

En el Sur, en tanto, Malargüe le aumentó un 10% a los municipales en enero para las categorías 3 a 13, no así a funcionarios. Mientras que en agosto sumaron un ítem no remunerativo del 7,5% desde la clase más baja a la 13. El sueldo promedio de bolsillo (clase A3) es de $20.400.

En San Rafael, Emir Félix otorgó una suba del 10%, que se hizo efectiva ayer. Además, desde marzo empezó a pagar un bono de $3.500 para quienes estaban a cargo de los controles en ruta y $2.000 para los que trabajaron en la pandemia, que se redujo a $1.500 para categorías más bajas y sigue en descenso en relación al aumento de clase.

Por último, en General Alvear, Walther Marcolini firmó un aumento del 11% en tres tramos: 5% en febrero, 3% en julio y otro 3% este mes. Además, entregó un bono de $2.000 para todo el personal que trabajó durante el período de cuarentena. Aseguraron en la comuna, que se programa un nuevo aumento o un bono antes de fin de año.

Capital

Ulpiano no dio subas pero se bajó el sueldo

El intendente de la Capital, Ulpiano Suárez, dispuso nuevamente una reducción de su salario, para destinarlo a un fondo para combatir el coronavirus en el municipio. La medida salió publicada en el Boletín Oficial ayer y fijó una reducción del 20% del salario del intendente para octubre. Dicho monto se destinará al “Fondo Municipal Coronavirus”.

Por otro lado, el artículo 2 invita a los concejales, funcionarios municipales, legisladores provinciales, nacionales y funcionarios provinciales con domicilio en la Ciudad de Mendoza, a efectuar aportes voluntarios a ese fondo. La rebaja salarial que se autodecretó el intendente se suma a los descuentos que se realizó meses atrás. Por ejemplo, en marzo, a la par del recorte dispuesto por el Gobernador Rodolfo Suárez a su sueldo, Ulpiano cobró $50.000 (tres veces menos) mientras que se descontó el 20% en los meses de abril, mayo, junio, julio, agosto y setiembre.