sábado 27 de febrero de 2021

Sólo suscriptores
Los Tribunales estuvieron cerrados en los inicios de la cuarentena y ahora funcionan limitados / José Gutiérrez
Política

La efectividad de la Justicia cayó pese a que bajaron las causas

En 2020 ingresarán 90 mil nuevos expedientes menos que el año anterior, debido a la menor actividad. La resolución igual se redujo 20%.

Los Tribunales estuvieron cerrados en los inicios de la cuarentena y ahora funcionan limitados / José Gutiérrez
Sólo suscriptores

Cuando termine 2020, estiman que la tasa de resolución de la Justicia de Mendoza habrá bajado 20% en comparación con 2019, a pesar de que habrán entrado 90 mil causas menos. Este número surge de la comparación entre las causas ingresadas y resueltas en todos los fueros -excepto el penal- de las cuatro circunscripciones en 2019, con los datos hasta octubre y el estimado hasta diciembre. El año pasado la tasa de resolución fue del 96% -se resolvieron 305.241 causas de 315.979 que entraron-, en cambio 2020 cerrará con un 77% de resolución.

“El dato no es inesperado porque bajó la actividad económica y social. La gente se movilizó menos, no salió de su casa estos meses. Las causas bajaron en Familia y Laboral pero en Civil estamos en la misma cantidad. En Laboral influyó que las juntas médicas estuvieron cerradas”, explicó el presidente de la Corte, Dalmiro Garay.

“En la primera circunscripción, de 2.200 empleados hay 1.000 que están trabajando desde sus casas. El Civil fue el más afectado porque hay muchos que tienen a su cargo el cuidado de niños, están trabajando casi al 50% y no hemos podido armar los equipos de rotación. De todas formas en los fueros Civil y Laboral hemos empezado y terminado juicios en pandemia”, agregó el ex funcionario de Alfredo Cornejo.

Según un informe de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, el único fuero que ha mejorado los números es el Laboral: pasó de una tasa de resolución del 84% al 94% en sólo un año. De las 9.376 causas que estiman que entrarán en 2020, se resolverán 8.879. Hay que destacar que también bajó el ingreso de causas de un año a otro: en total entrarán 4 mil causas menos.

En el otro extremo están los tribunales civiles. Allí la tasa de resolución cayó 34 puntos, a pesar de que ingresarán 2 mil causas menos. El año pasado entraron 15.958 causas y a diciembre de 2020 calculan que ingresarán 14.199, pero en 12 meses los magistrados pasaron de resolver el 88% de los casos a solamente el 54%.

El fuero de procesos concursales también bajó su tasa de resolución 30 puntos. La diferencia es que igual pudo resolver causas atrasadas. El año pasado la tasa de resolución fue del 181% -porque se resolvieron casos de años anteriores- y este año estiman que rondará el 151%.

En Familia, estiman que entrarán un 35% menos de causas (41.688 en 2019 contra 26.712 en 2020) y calculan que se resolverá un poco más de la mitad cuando el año pasado alcanzó una tasa de resolución del 73%.

El fuero tributario en Mendoza concentra casi dos tercios del total de las causas que ingresan al sistema porque lo tributario se judicializa mientras que en otras provincias estos temas se resuelven en lo administrativo. En 2019, estos tribunales tuvieron una tasa de resolución de 110% y este año esperan que alcance 88%.

Por otra parte, desde la Corte destacan el funcionamiento de los tribunales y aseguraron que durante el período de cuarentena han “puesto en el sistema” 1.500 millones de pesos a través del cobro de sentencias que se hace a través de transferencias bancarias.

Durante la vigencia de las medidas de aislamiento se dieron 138.386 turnos. A esta cifra hay que sumarle 30% de atención sin turno por urgencias.

Por otro lado, la Justicia mendocina implementó la mesa de entradas de escritos digitales (MEED). Según los datos de la Corte, entre abril y octubre entraron 572.432 escritos de las cuatro circunscripciones. Con este sistema, los abogados particulares están muy conformes porque les permite ingresar escritos las 24 horas los 7 días de la semana. El único inconveniente lo tienen los empleados judiciales que muchas veces los lunes a la mañana tienen mucho trabajo acumulado y se generan demoras.

Las audiencias, clave en lo penal

La medida internacional de tasa de resolución no aplica para el fuero penal porque se maneja con audiencias multifunciones. “Una audiencia de prisión preventiva, que es un paso procesal ,se puede convertir en un juicio. Esto no pasa en el fuero civil. En la audiencia penal se relata la prueba”, explicaron desde la Justicia.

Según los datos de la Corte, desde el 20 de marzo al 31 de octubre se realizaron 7.979 audiencias penales en su mayoría con detenidos. Un número muy superior a lo que pasó en Familia o en el fuero laboral, donde se realizaron 2.468 y 1.422, respectivamente.

“Este dato se correlaciona con el hecho de que durante toda la emergencia sanitaria se mantuvieron en funcionamiento y abiertos todos los juzgados y tribunales penales colegiados. Los días que se cerró la atención presencial por casos de Covid-19 se mantuvo el trabajo remoto y las audiencias no se suspendieron”, indicaron desde la Justicia penal.

En estos tribunales, además, se inició el proceso de despapelización desde el 18 de agosto de este año, es decir que todas la causas se tramitan de manera totalmente digital.

Reclamos y acuerdo

Hace 15 días, los colegios de abogados de las cuatro circunscripciones elevaron un reclamo a la Suprema Corte de Justicia de Mendoza por las demoras en los turnos. “La queja concreta estaba relacionada a la imposibilidad de acceder a los turnos a través del sistema implementado por la Corte. Se dan cada 15 días, la turnera se llena inmediatamente y si en esos días se cierra el tribunal por un caso sospechoso de Covid son 15 días de demora. Hay que volver a pedir turno y son casi 45 días sin que se mueva un expediente”, dijo la presidenta del Colegio de Abogados de la primera circunscripción, Andrea Disparte.

Tras la repercusión en los medios, el presidente de la Corte convocó a las autoridades de los cuatro organismos y se pusieron de acuerdo en algunos temas conflictivos.

“Fue una reunión presencial y pudimos exponer las inquietudes de los abogados. Expusimos el problema con los turnos y nos dijo que estaban trabajando con el 30% del personal por la pandemia”, dijo Disparte.

En concreto, los profesionales lograron algunos avances: los turnos no se pierden si el tribunal cierra por un caso sospechoso, se acortó el período de cierre de 15 días a 10 días, los empleados seguirán trabajando de manera remota para que los expedientes avancen y las audiencias no pueden suspenderse.

Nuevo sistema

Casi no hay atraso en el fuero laboral

Hace dos años, las cámaras laborales de Mendoza tenían un stock de casi 50 mil causas en proceso y la tasa de resolución era del 50%. Con la implementación de la Oficina de Conciliación Laboral la cantidad de litigios bajó a la mitad y también ayudó la adhesión de Mendoza en 2017 a la ley de Aseguradores de Riesgos de Trabajo (ART). Ésta establece -entre otras medidas- la intervención de comisiones médicas para evitar la judicialización del conflicto entre empleador y empleado.

Los números empezaron a mejorar con la sanción de la reforma del Código Procesal Laboral el año pasado. Con la nueva ley se incorporaron las audiencias preliminares. En 2019 se alcanzó una tasa de resolución del 84% y este año se espera que sea del 94%


Por las redes