La crisis política del Frente de Todos reubica a los peronistas mendocinos que tienen cargos en la Nación

Gabriela Lizana y Facundo Leal fueron ascendidos con la llegada de Massa. El resto, siguen en los lugares que tenían. Infografía: Gustavo Guevara
Gabriela Lizana y Facundo Leal fueron ascendidos con la llegada de Massa. El resto, siguen en los lugares que tenían. Infografía: Gustavo Guevara

La gran mayoría son segundas líneas de distintos organismos que lograron mantenerse, pero algunos incluso consiguieron “ascender” en medio los cambios, particularmente de la mano de Sergio Massa. También aparecieron “tapados”. “Ningún dirigente local se toca”, aseguran.

El Gobierno Nacional ha vivido en las últimas semanas una serie de cambios y movimientos internos en el gabinete de Alberto Fernández, fruto de la profunda crisis macroeconómica, así como también parte de la fuerte interna que existe dentro del Frente de Todos. Esta situación ha producido entre los dirigentes mendocinos que tienen cargos nacionales algunos remezones: hubo importantes con ascensos y otros se han mantenido, a la espera de que no peligren sus puestos.

Fuentes del peronismo local aseguran que no está en riesgo “ningún” cargo nacional e incluso hacen un balance positivo, sobre todo en los dirigentes más cercanos a Sergio Massa, ministro de Economía, que se han potenciado.

Impulsados

De hecho, la toma del poder de Massa marcó un ascenso importante de Gabriela Lizana, líder del espacio que lo representa en Mendoza (el “Frente Renovador” peronista) quien se desempeña también en el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), organismo controlado por el propio massismo, como una de sus directoras.

El propio “superministro” anunció que Lizana lo acompañará en la secretaría de Producción. Según comentó a Los Andes, será una “colaboradora” del equipo compuesto por los tres subsecretarios, la directora del BICE Carla Pitiot, y ella. “El esquema en la secretaría -antes ministerio - está terminándose de conformar”, marcó la rivadaviense.

No obstante, aseguró que su trabajo previo en la tarea gremial le permitirá “hacer vínculos entre las entidades, las necesidades territoriales y el equipo liderado por (José Ignacio) De Mendiguren, quien tiene especial interés en promover la producción y el desarrollo”.

Más allá de este ascenso en términos políticos, Lizana confirmó que no dejará su puesto en el BICE. De hecho, aclaró que el jueves y viernes estuvo presentando “líneas del banco” en San Rafael y en General Alvear.

El Banco y BICE fideicomiso son dos herramientas de la secretaria de Producción, desde donde se generan y administran recursos destinados a inversión productiva , desarrollo y economías regionales”, acotó.

Un mendocino presidente de Arsat

Por otro lado, el ascenso del massismo en el gabinete de Fernández también abrió puertas para otros dirigentes. Hablamos, en este caso, de Facundo Leal, un mendocino que integraba el directorio de la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales SA (Arsat) como subgerente general; y que el viernes fue elegido como su presidente.

Leal encontró los espacios en el río revuelto de las modificaciones ministeriales, ya que Matías Tombolini, quien lideraba Arsat, fue elegido secretario de Comercio de la cartera de Massa.

Facundo Leal, presidente de Arsat.
Facundo Leal, presidente de Arsat.

Si bien había una puja por el camporismo para arrebatar el puesto, con Gustavo Rus como referente; el mendocino Leal, que había sido desplazado anteriormente en 2013 por el propio Rus en lo que fue un recorte de funciones, terminó ganando la puja.

Según indicaron desde el peronismo, Leal es un cuadro técnico que en su momento estuvo ligado al ex gobernador Rodolfo Gabrielli. En 2006 -durante el kirchnerismo – ingresó a Arsat, en lo que fue la gesta inicial del proyecto.

Tras su desplazamiento en 2013 en la interna con La Cámpora, volvió al organismo con la gestión de Fernández, pero ya ligado de lleno al massismo. De hecho, en declaraciones esta semana, habló de un plan de conectividad en escuelas, y mencionó el “apoyo de Sergio Massa, que es un constante impulsor para el proyecto de Arsat, la economía del conocimiento y el desarrollo de las tecnologías y las telecomunicaciones”.

De los organismos hay que rescatar también a Jorge Tanús, ex presidente de la Cámara de Diputados y actual presidente de BICE Fideicomisos, cuyo puesto también está asegurado.

En tanto, si seguimos con Arsat, cabe mencionar a Leonardo Comperatore, ex ministro de Seguridad de la gestión de Francisco Pérez. A pesar de los cambios, el abogado seguirá cumpliendo funciones en la agencia de telecomunicaciones.

Estables

También hubo movimientos en otros organismos en los que participan mendocinos. Uno de esos es el Banco Nación, en el cual el Presidente decidió remover a Eduardo Hecker como presidente, y en su lugar asumió Silvina Batakis, ex ministra de Economía.

De los mendocinos resalta Marcelo Costa, ex ministro de Hacienda de Pérez, quien es hoy síndico del Nación. Según resaltaron desde el sector, el contador no sólo mantendrá su puesto, en momentos en los que Batakis ha llegado a la presidencia con una buena cantidad de colaboradores que está reubicando; sino que también aseguran que el pasado reciente muestra una “buena relación” entre ambos, que tiene antecedentes cuando eran ministros de Hacienda de Mendoza y Buenos Aires, respectivamente.

No obstante, los cambios por los movimientos de Batakis no cierran acá, ya que antes de ser ministra, su puesto era el de secretaria de Provincias en el ministerio del Interior, y lideraba el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (Fffir).

En el puesto fue confirmado esta semana el santacruceño Bruno Ruggeri, que ahora será quien coordinará el Fffir, en cuyo directorio participa la dirigente peronista Patricia Fadel, quien aseguró a Los Andes que a los consejeros “no les han pedido renuncias”. Fadel marcó también que “ningún dirigente mendocino se toca”, según su información.

Por otro lado, si del ministerio massista hablamos, es necesario nombrar a la secretaría de Agricultura, que hoy está en manos de Juan José Bahillo, tras la salida de Julián Domínguez en lo que fue el ministerio. De allí depende el cargo del presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), que ostenta Martín Hinojosa.

El dirigente del Valle de Uco ratificó que seguirá en el puesto. De hecho, esta semana viajó a Buenos Aires y se reunió con Bahillo más otros dirigentes -entre los que se encontraba la senadora nacional, Anabel Fernández Sagasti y Lizana-; y se formalizó la entrega de fondos por $660 millones de Nación para que Mendoza combata la “polilla de la vid”.

En tanto, si bien ya ha pasado casi un mes de la salida del CEO de YPF, Sergio Affronti, hay un mendocino que forma parte del directorio, que es el ex gobernador, Celso Jaque, aunque no representando a Mendoza (Emilio Guiñazú es el miembro local y Lisandro Nieri el suplente).

“A Jaque lo puso la presidencia, no dependía de Affronti ni fue él el que lo nombró, llegó por gestiones de Fernández Sagasti”, argumentaron desde el Frente de Todos.

A fin de cuentas, en el peronismo mendocino expresan que “todo seguirá tal cual pasó anteriormente”, y se situaron en septiembre del 2021, en la que el Presidente removió a gran parte de ministros, pero las segundas y terceras líneas permanecieron sin cambios, salvo algunas excepciones.

Entre los mendocinos que se destacan en carteras del gabinete nacional, se puede nombrar a Guillermo Carmona (secretario de Malvinas), Rodolfo Gabrielli (presidente de la Casa de la Moneda), Carlos Gallo (jefe regional Cuyo de Anses), Martín Sevilla (gerente regional del PAMI), Gisela Lamberti (directora Regional del Ente Nacional Regulador del Gas), Jorge Giménez (referente de la Regional Cuyo de Trenes Argentinos), Pablo Yapura (jefe de gabinete de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional de Cancillería) y Germán Ejarque (director de Participación Ciudadana y Cooperación Internacional de la Dirección Nacional para la Inclusión de las personas con discapacidad), entre otros.

Los motivos de los cambios

La renuncia de Martín Guzmán del ministerio de Economía hace poco más de un mes, produjo hacia adelante una profundización de los problemas que ya tenía el país, más una disparada del dólar paralelo; Riesgo País y por ende; la inflación, uno de los grandes males que no puede resolver la gestión de Alberto Fernández.

En tanto, la falta de confianza que hubo en el mercado y el propio gobierno por la gestión de Silvina Batakis, que lo reemplazó en la cartera a Guzmán, también provocó su precipitada salida, teniendo en cuenta que fue quien, en sus 24 días al frente del ministerio, viajó a Estados Unidos para reunirse con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Desde allí, desembarcó Sergio Massa, quien se hizo cargo del superministerio (que comprende Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura), desde el cual se gestaron varios cambios tanto en el organigrama ministerial, como así también en los nombres de puestos clave.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA