jueves 6 de mayo de2021

La Corte, dividida, es la que decidirá si Lobos va preso y pierde sus bienes
La Corte definirá si Luis Lobos debe ir a la cárcel.
Política

La Corte, dividida, es la que decidirá si Lobos va preso y pierde sus bienes

La sala II, de mayoría peronista, tiene la causa penal. Y la de extinción de dominio iría a la Sala I, con predominio radical.

La Corte, dividida, es la que decidirá si Lobos va preso y pierde sus bienes
La Corte definirá si Luis Lobos debe ir a la cárcel.

Un fallo sin precedentes en el país dejó al borde de perder una casa un departamento al ex intendente de Guaymallén Luis Lobos y a su ahora ex esposa, Claudia Sgró, por corrupción. Es que a la par del proceso penal por enriquecimiento ilícito, se les inició el juicio civil por extinción de dominio que finalmente resolvió la jueza de primera instancia María Paz Gallardo esta semana. La magistrada decidió sacarle los bienes inmuebles cuyos fondos para comprarlos no pudieron demostrar.

Sin embargo, la defensa de la ex pareja ya adelantó que apelará la sentencia y tiene cinco días para presentar los escritos en la cámara. Pero todo indica que este no será el último paso. Si en segunda instancia el juez ratifica el fallo de Gallardo, el letrado recurrirá a la Corte para que defina.

El Máximo Tribunal ya tiene en sus manos, hace casi dos años -desde mayo de 2019- el expediente por el que Lobos y Sgró fueron condenado a prisión por defraudación al Estado y administración fraudulenta. Es la Sala 2 que conforman los supremos Omar Palermo, Mario Adaro y José Valerio la que debe confirmar o no la condena. Es decir, de esa sala con mayoría “peronista” en la Corte depende si Lobos, que fue jefe comunal por el PJ, va preso y pierde sus bienes, porque lo que decidan en lo penal repercutirá en el fuero civil. Si ratifican el fallo,

habrá condena firme. En cambio, si ponen reparos a la sentencia y determinan que no se cometieron delitos, se caerán la causa penal y la civil. Por ahora, no hay pistas sobre lo que los ministros de la Corte han estudiado y debatido pero según pudo saber Los Andes el fallo estaría listo entre los últimos días de marzo y la primera quincena de abril.

Una causa para cada sala

Mientras que la condena a cuatro añosy medio de prisión por defraudación al Estado y administración fraudulenta a Lobos está en Sala 2, la causa por extinción de dominio caerá en la Sala I, que es la que se encarga de los temas de la Justicia Civil.

Aunque no hay nada escrito o dicho a viva voz y la Justicia se jacta de ser independiente, en la Corte hay dos alas políticas bastante definidas: la radical y la peronista. Hoy prevalecen los primeros: Dalmiro Garay (presidente), Pedro Llorente, Valerio y Teresa Day. En el otro lado están los cercanos al PJ: Palermo, Adaro y Julio Gómez. Pero las salas están mezcladas y el presidente integra la tercera, que se encarga de los temas administrativos.

En la segunda hay mayoría del PJ y en la primera del oficialismo provincial, ya que la integran Llorente, Gómez y Day. Este panorama hace aún más incierto el futuro de Lobos y Sgró. Ellos llegaron a manejar la comuna a través del PJ, fuerza política que hoy prefiere llamarse al silencio sobre el caso.

Cuándo se subastarán las dos propiedades

Desde la Justicia explicaron que no se pueden rematar los inmuebles de Lobos hasta que no haya sentencia firme, porque así lo explicita la ley que fue sancionada en 2019.

La única excepción para apurar el proceso de subasta es que el bien sea perecedero o pierda valor con el paso del tiempo. Los plazos quedarán determinados por lo que la defensa presente en la apelación.

Si eso implica nuevas medidas quizás los tiempos se dilaten, pero no más de un año porque con los cambios que hubo en los códigos procesales en los últimos años, una causa que demoraba cinco años ahora no tarda más de 6 meses. “Hay que esperar que ingrese la apelación a la cámara, para eso la defensa tiene 5 días. Si se da lugar, los plazos empiezan a correr cuando el juez hace el llamamiento de autos para resolver”, indicaron desde Tribunales.

En cuanto a un posible desalojo, porque el ex intendente vive en la casa de la calle Tirasso, desde la Justicia dijeron que de corresponder, esa orden saldrá junto con la subasta. Es decir que por lo pronto podrá seguir habitándola.