Ibáñez: “Es una declaración fuerte del Presidente, pero vamos a esperar a ver cómo la escriben en el laudo”

El ministro Víctor Ibáñez fue el vocero del Gobierno, tras el anunció de Alberto Fernández en La Pampa.
Foto: Orlando Pelichotti/ Los Andes
El ministro Víctor Ibáñez fue el vocero del Gobierno, tras el anunció de Alberto Fernández en La Pampa. Foto: Orlando Pelichotti/ Los Andes

El ministro de Gobierno expresó que Mendoza planteó en el escrito presentado el 7 de abril, que si Fernández avalaba un nuevo estudio de impacto ambiental para Portezuelo del Viento era un rechazo a la obra y que pedía que se autorizara a Mendoza a hacer otras obras.

Cada vez que el presidente Alberto Fernández va a La Pampa, manda un mensaje para Mendoza sobre Portezuelo del Viento. El 5 de junio de 2020, el mandatario estuvo en la vecina provincia y lanzó una frase que inició las postergaciones: “no quiero financiar una obra que está cuestionada por 4 de las 5 provincias” que conforman la cuenca del río Colorado.

Ahora, el Presidente volvió a visitar La Pampa. Allí dijo: “yo voy a hacer lugar a que se haga el estudio de impacto ambiental. Voy a hacer lugar porque así como los gobiernos no son propiedad de los que gobiernan, los ríos no son propiedad de nadie y el agua no es propiedad de nadie, es propiedad de los argentinos y las argentinas que la necesitan. Y lo que tenemos que hacer es administrarla bien”.

La realización de un nuevo estudio de impacto ambiental fue un pedido de La Pampa, a pesar de que hay dos estudios realizados. Esto demoraría la adjudicación y construcción de la obra, por lo que Mendoza ya ha tomado la decisión de avanzar en la realización de otros trabajos públicos vinculados al agua y a la generación de energía.

Sin embargo, el avance no será de apuro. Minutos después de las declaraciones de Fernández, el ministro de Gobierno Víctor Ibáñez dijo que “es una declaración fuerte por parte del presidente, pero vamos a esperar para ver cómo lo escriben en el laudo” esa decisión manifestada en declaraciones públicas. “Hay que esperar el laudo, no nos podemos adelantar porque sería poco serio”, completó el ministro.

Fernández recorrió este mediodía obras en la ciudad pampeana de General Pico. Después y acompañado por el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, y la intendenta local, Fernanda Alonso, el Mandatario emitió un discurso en el que habló de Portezuelo del Viento.

Allí, el Presidente dijo que “hay un proyecto desde hace mucho tiempo en Mendoza, que es el proyecto de Portezuelo del Viento. Alguna vez se pensó hace un dique allí, afectando las aguas del Río Colorado. El Río Colorado nace allí, pero en sus orillas están Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires. El Río Colorado no es de una provincia, es de todos los argentinos”, enfatizó.

Y señaló que “eso es algo que todos deberíamos poner en valor y deberíamos entender porque no se pueden resolver las cosas de un modo tan simple, porque lo que puede ser una solución para uno, puede ser un problema para cuatro. Y entonces no es una solución”.

Fernández reveló que Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires le han pedido que haga “un estudio de impacto ambiental sobre los efectos que podría generar la construcción de esa obra hídrica” y completó: “Y yo voy a hacer lugar a que se haga el estudio de impacto ambiental”.

El resultado de ese laudo parecía inevitable. La Pampa es una provincia gobernada por el peronista Sergio Ziliotto y Alberto Fernández busca hacer pie con el respaldo de los gobernadores del PJ en su interna con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Además, el Frente de Todos de La Pampa perdió las últimas elecciones frente a Juntos por el Cambio. El gobernador Ziliotto necesitaba una victoria política que esgrimir frente a los pampeanos y la vieja y redituable pelea con Mendoza, la provincia “que se robó un río”, es un buen estandarte para agitar y recuperar el voto.

Los argumentos mendocinos

El ministro Ibáñez dijo que “una vez más, la posición del Gobernador de haber exigido el laudo es lo que correspondía hacer para evitar perjuicios”. Luego Ibáñez manifestó que “institucionalmente, frente a estas declaraciones, tenemos que esperar el laudo”.

“En la defensa planteamos que está todo cumplido en cuanto al impacto ambiental y corresponde hacer Portezuelo del Viento. Pero también planteamos que resolver hacer un nuevo estudio de impacto ambiental implica también decirle que no a Portezuelo del Viento. Esto lo hemos dicho en el escrito de defensa de Mendoza que presentamos el 7 de abril. Por eso es que también solicitamos hacer otro tipo de obras” explicó Ibáñez.

El plazo legal para que Fernández resuelva se vence en agosto, aunque las declaraciones de ayer hacen prever que tal vez emita una resolución formal antes. Sin embargo, aún cuando el Presidente se tome todo el tiempo previsto, Mendoza esperará la redacción final de la decisión arbitral y ver los alcances y si el Mandatario responde los planteos realizados por Mendoza en la misma defensa presentada.

“El tiene un plazo y las cinco provincias lo tenemos que respetar. Sin un laudo formal, nosotros no podemos actuar. Hemos planteado en nuestra defensa, los distintos escenarios y por eso lo solicitado en esa defensa, que si va a ordenar un nuevo impacto ambiental eso es decir que no y, por ende, se habilite que ese dinero se habilite para otras obras. Lo hemos planteado para que resuelva en el marco del laudo. Por eso hay que esperar, no nos podemos adelantar porque sería poco serio”, explicó Ibáñez.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA