jueves 6 de mayo de2021

Garay debuta en la inauguración del año judicial tras 27 años de “poderío” de Nanclares y Llorente
Dalmiro Garay presidente de la Suprema Corte de Justicia.
Política

Garay debuta en la inauguración del año judicial tras 27 años de “poderío” de Nanclares y Llorente

El ex ministro de Gobierno de Cornejo dará hoy su primer discurso frente a magistrados, empleados y técnicos del Poder Judicial. Está confirmada la presencia de Rodolfo Suárez.

Garay debuta en la inauguración del año judicial tras 27 años de “poderío” de Nanclares y Llorente
Dalmiro Garay presidente de la Suprema Corte de Justicia.

Después de tres años ininterrumpidos, Jorge Nanclares no abrirá el año judicial y será el turno de Dalmiro Garay. El ex ministro de Gobierno de Alfredo Cornejo preside la Suprema Corte de Justicia desde el 3 de julio del año pasado y con su designación rompió 27 años de “poderío” repartido entre el ya jubilado Nanclares y el aún ministro del tribunal Pedro Llorente.

El acto será hoy a las 18 en el auditorio Ángel Bustelo y se espera que participen el gobernador Rodolfo Suárez y el vicegobernador Mario Abed. Este será el primer discurso de Garay y hay un gran hermetismo en torno al discurso, las estadísticas que brindará o los anuncios que lanzará. El año pasado, la Justicia se ajustó a los tiempos de pandemia y en poco tiempo logró pasar a las audiencias virtuales y hasta se llevaron a cabo juicios completos.

El año pasado, en su primer discurso ante el Poder Judicial, el mandatario provincial elogió los cambios en los códigos procesales que impulsó Cornejo y llamó a la Justicia a llevar adelante una “adecuada gestión de los recursos para que el gasto sea una inversión”. También tuvo un espacio para el llamado al diálogo y la escucha para atender las necesidades de la sociedad.

Hoy el escenario es distinto. A los pocos días de su discurso en el acto de apertura -después de conocer que una secretaria cobraba 400 mil pesos- Suárez envió un proyecto para terminar con los sueldos de empleados equiparados a magistrados. Pero en ese momento todavía estaba al frente de la Corte Nanclares, que había sido elegido presidente en una polémica elección que ganó gracias al apoyo del ala peronista de los ministros.

Su mandato se extendía hasta los últimos meses de 2021, pero el 1 de junio del año pasado presentó su renuncia al gobernador, al día siguiente Suárez postuló a la por entonces coordinadora del Ministerio Público Fiscal, Teresa Day. A Nanclares le salió la jubilación en solo 30 días -toda una hazaña con Anses casi paralizado y en un año en el que se jubilaron la mitad de personas que lo habitual- y ese mismo día Suárez le tomó juramento a Day en la Casa de Gobierno.

Fin de la era de los “dueños” de la Corte

Durante 27 años Nanclares y Llorente se repartieron la presidencia de la Corte con un solo intervalo en el que fue elegido presidente el ya jubilado Alejandro Pérez Hualde. Llorente fue presidente ocho periodos y Nanclares, cinco incompletos.

Ambos llegaron a ser ministros en 1987 impulsados por Felipe Llaver. Mientras que Llorente siguió fiel a su origen radical y se mantuvo muy cercano a Cornejo, Nanclares siempre fue moderado por lo que se convirtió en el elegible para no radicalizar o peronizar la Corte.

El desafío de la Justicia en pandemia

El año pasado los números de la justicia mendocina no fueron los mejores: la efectividad cayó pese a que bajaron las causas. En 2020, ingresaron 90 mil expedientes menos que en 2019 debido a la menor actividad y la tasa de resolución judicial se redujo un 20%.

Este número surge de la comparación entre las causas ingresadas y resueltas en todos los fueros -excepto el penal- de las cuatro circunscripciones en 2019, con los datos estimados hasta diciembre. El año pasado la tasa de resolución fue del 96% -se resolvieron 305.241 causas de 315.979 que entraron-, en cambio 2020 cerró con un 77% de resolución.

Con las medidas de distanciamiento y prevención, por ejemplo, casi la mitad de los empleados de la primera circunscripción trabajaron desde sus casas lo que ralentizó el curso de los procesos.

Pero a pesar de los obstáculos, la Corte implementó algunas estrategias como la mesa de entradas de escritos digitales (MEED) que permite ingresar escritos las 24 horas los 7 días de la semana.