jueves 26 de noviembre de 2020

Sólo suscriptores
Suárez ha tenido que “mendigar” recursos en la Casa Rosada.
Política

Envíos discrecionales: Fernández le dio a Kicillof 25 veces más fondos que a Suárez

En lo que va del año Mendoza es la provincia que menos dinero per cápita recibió por parte de la Nación, mientras que Buenos Aires se quedó con casi la mitad del total. Otro ejemplo de desigualdad en el reparto.

Suárez ha tenido que “mendigar” recursos en la Casa Rosada.
Sólo suscriptores

En la distribución de recursos desde la Nación a las provincias, hay números que siguen socavando la grieta. Y que demuestran la desigualdad y amplia discrecionalidad a la hora del reparto. Los cuestionamientos no recaen tanto en lo que se denominan transferencias automáticas (coparticipación), que están atadas a la vapuleada recaudación, sino justamente en los fondos que no lo son.

La distribución a dedo muestra un claro sesgo en favor de la provincia de Buenos Aires, que ha incrementado sus arcas este año en base a recursos nacionales que el presidente Alberto Fernández no tiene obligación de compartir. El 46% del total de estos envíos fueron al distrito gobernador por el kirchnerista Axel Kicillof.

Y en relación al año pasado, la provincia bonaerense recibió, desde enero a agosto, un 628% más de transferencias no automáticas, que incluyen los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y otros ítems. En el ranking, Mendoza está entre las últimas con 81%, le siguen Tucumán (491%) y Chubut (154%). En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires estos envíos, en plena pandemia, crecieron 37%, mientras que la más perjudicada es Córdoba, con solo 23% más, lo que explica que su gobernador, Juan Schiaretti, no haya firmado el documento de los 19 mandatarios peronistas en apoyo a la quita de coparticipación a la CABA.

Pero volviendo a la situación de Mendoza, en la comparación sale perdiendo ampliamente con la provincia de Buenos Aires. Si se divide el total de los fondos discrecionales repartidos por la Nación, cada bonaerense recibió $ 5.891 contra $ 2.131 de cada mendocino, lo que ubica a la provincia como la más perjudicada este año en esta asistencia destinada, en su mayor parte, a paliar la pandemia.

Los ganadores en este segmento son los riojanos, que recibieron cada uno $ 15.785, más de diez veces que los mendocinos.

En el Gobierno provincial, aunque no han levantado públicamente la voz para reclamar esta discriminación, reconocen la situación. “Tucumán está teniendo suerte, Chubut está más que claro, y nosotros el 81% cuando el promedio de todos es el 192%. No es tanta la diferencia, pero es la mitad. Deberíamos tener el doble de lo que nos han dado”, indicó Lisandro Nieri, ministro de Hacienda, a Los Andes.

Para el funcionario, un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) “adecuado” con precisiones de tiempo y formas de distribución permite “tener certezas, la emisión monetaria te permite esa certeza. Pero claro, es mucho mejor tener un manejo político de esas cajas”.

Para tener una idea de esta discrecionalidad que denuncian en la administración provincial, hay que anotar que Buenos Aires tiene nueve veces más población que Mendoza, pero este año Kicillof tuvo 25 veces más fondos que Suárez. Mientras al primero se le han acreditado $ 103.330 millones, el Gobernador mendocino recibió sólo $ 4.251 millones de esta ayuda financiera.

Profunda desigualdad

La participación de la provincia de Buenos Aires en la distribución de transferencias no automáticas es del 48%, cuando hasta agosto de 2019 (cuando aún gobernaba Mauricio Macri y en ese distrito su protegida María Eugenia Vidal) fue del 19%. Este año, por la pandemia del Covid-19, estos giros de la Nación a las provincias pasaron de $ 74.305 millones a $ 217.324 millones.

El dato es más curioso cuando se observan otras provincias peronistas que también han sido perjudicadas con el reparto. Córdoba, por ejemplo, tuvo una porción del 15% el año pasado y en este bajó al 6%. Santa Fe también, del 8% al 5% interanual. El caso de Mendoza es un 3% de esta torta en 2019 y ahora del 2%.

“En Mendoza, el año pasado teníamos 3%, que era bajo porque no había necesidad de cubrir tanto daño de cuarentena. Es algo menos del 4% sí, pero ahora tiene el 2% que es la mitad de lo que nos corresponde”, aportó Nieri, teniendo en cuenta que la coparticipación para nuestra provincia es del 4,1%.

En el acumulado de enero a agosto de este año, las cifras muestran claramente cómo hasta la provincia de Buenos Aires se ha visto perjudicadas. Tierra del Fuego, a la cabeza, recibió entre transferencias automáticas (coparticipación) y no automáticas casi $ 80 mil por habitante.

En el caso de Cuyo, San Juan percibió $ 48.558 per cápita ($ 4.387 millones en discrecionales, casi el doble que Mendoza); San Luis $ 48.208 ($ 2.608 millones por transferencias no automáticas); y Mendoza aparece antepenúltima con $ 24.147 por habitante ($ 2.481 millones por decisión de la birome presidencial, más $ 21.666 de coparticipación). Las que cierran la lista son CABA y Buenos Aires.

Se estira la negociación por la deuda provincial

En el cierre del plazo del vencimiento para que los acreedores externos acepten el canje de la deuda que mantiene con ellos la Provincia, el ministro de Hacienda Lisandro Nieri aseguró ayer que si bien estaban “esperando resultados finales con noticias”, hasta ahora “ha ido creciendo la aceptación, ya tenemos un porcentaje muy interesante”. Por eso y sin perder el optimismo, el funcionario aseguró con “los resultados finales de las próximas horas lo vamos a estar evaluado”.

El Gobierno provincial negocia para que los tenedores del bono de U$S 590 millones puedan adherir a la oferta presentada para renegociar la deuda en dólares de la provincia. Hay optimismo en Casa de Gobierno, teniendo en cuenta que hasta ayer había un 66,25% de bonistas que aceptaron la oferta local, acercándose al 75% necesario para cerrar exitosamente con el total de acreedores.

“Vamos a ver que números hay, sabemos quiénes son los interlocutores. Vamos a tener que tener paciencia hasta la semana que viene para, con los resultados, tomar definiciones”, indicó el funcionario de Rodolfo Suárez, que con esta negociación espera darle aire a las finanzas de Mendoza.