Fernández pidió al Congreso que sancione cuatro leyes económicas antes de fin de año

Alberto Fernández pidió al Congreso la sanción de una serie de leyes económicas. / Presidencia
Alberto Fernández pidió al Congreso la sanción de una serie de leyes económicas. / Presidencia

El jefe de Estado pidió las leyes para la industria automotriz y la electromovilidad, y las que regularán a la producción de hidrocarburos y de alimentos.

El presidente Alberto Fernández le pidió hoy al Congreso nacional que sancione antes de fin de año un conjunto de leyes económicas para impulsar a sectores que el Gobierno considera “estratégicos” porque, dijo, su principal preocupación es la generación de empleo privado registrado.

Ante la consulta de si insistirá por ejemplo con la Reforma de la Justicia Federal, el mandatario contestó que hay otras iniciativas a las que a él le gustaría que el Senado, que conduce Cristina Fernández de Kirchner, y la Cámara baja, que preside Sergio Massa, le den curso, debate y sanción en lo que resta de 2021.

“A mí me interesa mucho que pongamos atención en los proyectos que tienen que ver en cómo avanzar con la productividad, en el crecimiento, en el desarrollo”, dijo el mandatario en declaraciones a la radio porteña El Destape.

A mediados de agosto, el Poder Ejecutivo envío al Congreso el proyecto de Ley de Promoción de Inversiones en la industria automotriz que trabajó junto a las terminales y al sindicato SMATA durante 2020. “Pienso en esta ley”, dijo Fernández.

Entre los beneficios previstos se nombran la devolución anticipada del impuesto al valor agregado (IVA), amortización acelerada en el impuesto a las ganancias y derechos de exportación del 0% hasta diciembre de 2031.

Esta ley declara al sector autopartista como industria estratégica y ofrece en todos los eslabones de la cadena de producción beneficios fiscales para las nuevas inversiones que generen mayor rendimiento, exportaciones e integración de componentes locales.

También Fernández pidió por la Ley de Electromovilidad, que se propone fijar las bases para difundir la producción y venta de autos eléctricos en la Argentina, una iniciativa que fue inicialmente impulsada por el ya fallecido ministro de Transporte, Mario Meoni.

El Presidente también pidió por la Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas, que incluye un régimen de promoción para las inversiones petroleras para los próximos 20 años con el objetivo de incrementar la producción petrolera en el país, sobre todo en Vaca Muerta.

Las compañías beneficiarias tendrán como beneficio, entre otros puntos, la autorización para exportaciones garantizadas por un 20% de su producción incremental con la disponibilidad del 50% de esas divisas. En tanto, el restante 80% deberá ser ofrecido al mercado interno.

También solicitó Fernández la ley que el Gobierno ha venido trabajando con el denominado Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), “que realmente ordena un poco el funcionamiento de la producción agrícola, la ganadera y la de alimentos”, según dijo el Presidente.

Esta iniciativa buscará impulsar las exportaciones del sector hasta los 100.000 millones de dólares a cambio de beneficios fiscales e impositivos y de dar previsibilidad para las inversiones.

El mandatario afirmó que piensa en estas leyes porque son las que más le preocupan dado que “definitivamente impulsan la economía y dan trabajo”. “Eso es lo que más me preocupa hoy en día. Yo necesito que cada día haya menos planes (sociales) y que cada vez haya más gente que trabaja”, enfatizó.

Y señaló que eso no quiere decir que él quiere que la gente se quede sin planes sociales, pero aclaró que estas herramientas son sólo “salidas de emergencia para la gente que lo necesita”. “Lo que queremos es que los planes se vayan convirtiendo en trabajo”, afirmó el mandatario.

“Tenemos que ir poco a poco migrando la gente del plan al trabajo formal, eso es lo que a mi más me preocupa”, dijo el Presidente.

La distribución de los ingresos

Por otro lado, Fernández fue consultado por iniciativas legislativas que tienen que ver con la reducción de la jornada laboral, la participación de los trabajadores en las ganancias y la implementación de un “ingreso universal”.

“¿Está en la mente del gobierno generar un shock redistributivo después de las elecciones?”, le consultaron al Presidente, quien respondió: “Mirá, si hay que está claro, si hay algo que la pandemia nos tiene que haber enseñado es la desigualdad que existe”.

Según Fernández, “la desigualdad está directamente vinculada al modo en cómo se distribuye el ingreso y está muy claro que el ingreso se distribuye de un modo poco igualitario, poco equitativo en la Argentina. Y eso hay que corregirlo. El modo de corregirlo hay que estudiarlo”.

“Pero cuando nosotros pedimos que las paritarias se mantengan abiertas es para garantizar que al final el salario el gane a la inflación, para preservar el valor del salario”, dijo el jefe de Estado.

Y señaló que su gobierno ha avanzado también en la estructura impositiva para darle un perfil más progresivo. Aclaró, no obstante, que el Aporte Solidario de las Grandes Fortunas fue un “hecho excepcional”, por lo que no se repetiría.

El Presidente señaló que hubo cambios en Bienes Personales para que los que más tienen, más paguen. También apuntó las modificaciones en el Impuesto a las Ganancias, tanto para las personas humanas como para las jurídicas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA