domingo 28 de febrero de 2021

Desacuerdos en el poder. El optimismo de Fernández fue ayer enfriado por su ministro, González García.
Política

Fernández fijó fecha para la vacunación y Ginés la puso en duda

El Gobierno quiere comenzar el operativo cuanto antes. El Presidente aseguró que al terminar el año ya habrán recibido la Sputnik V 300 mil argentinos. El ministro de Salud dijo que “está casi obsesionado”.

Desacuerdos en el poder. El optimismo de Fernández fue ayer enfriado por su ministro, González García.

Confusión y revuelo se armó ayer sobre cuándo comenzará la vacunación contra el Covid-19 en Argentina dado que el presidente, Alberto Fernández, arriesgó que será “antes de fin de año” y su ministro de Salud, Ginés González García, lo relativizó.

La vacunación hoy no depende de una decisión política sino de una cuestión estrictamente técnica y logística: que la vacuna esté disponible, que llegue al país y que sea aprobada por los organismos de control en tiempo récord.

Para que el año termine faltan 27 días. En el Comité de Vacunación, que integran varios ministerios nacionales y de provincias, ven posible que en ese tiempo una vacuna esté disponible, por la celeridad que se le imprimió al trámite, pero admiten que es un “desafío enorme” lograrlo.

Tanto en Salud como en el Comité ayer ser armó revuelo por la afirmación de Fernández. A las 10.20, en radio El Destape, el Presidente dijo: “Estamos esperando recibir de Rusia 300 mil vacunas antes de fin de año. Vamos a poder vacunar a 300 mil personas antes de fin de año”.

Fernández se refirió a la vacuna Sputnik V. El contrato para la adquisición se firmará recién entre hoy y mañana. Y, según explicaron desde el Gobierno a este diario, a partir de la semana que viene comenzaría la logística para que las dosis para 300 mil personas lleguen a Ezeiza.

A las 10.45, en Radio Con Vos, fue consultado el ministro de Salud, Ginés González García, quien relativizó lo dicho por el Presidente. El médico repitió lo que había expresado hace dos semanas: mientras se alista la logística sin precedentes, todo depende de que la vacuna esté disponible.

Ante la consulta específica de por qué Fernández habló de “antes de fin de año”, el ministro contestó: “El Presidente está ocupado, preocupado, yo diría a veces casi obsesionado con este tema. Y eso hace que estemos todos un poco así. Obviamente, estamos queriendo iniciar rápidamente la vacunación”.

Y agregó: “Obviamente, todos queremos que así sea. Pero está subordinado a que se cumplan las condiciones que se deben cumplir”.

Una vez que las dosis aterricen en Argentina, deberán ser registradas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) y analizadas por la Comisión Nacional de Inmunización (CoNaIn). Una vez que se cumpla ese paso, saldrá la autorización para comenzar con la vacunación.

González García confía en que Argentina podrá avanzar en forma excepcional con el trámite de homologación, como lo hizo el Reino Unido. “Existe esa chance y por supuesto nosotros queremos usarla cuanto antes”, dijo ayer.

El objetivo del Gobierno, según Fernández, es vacunar con la Sputnik V a 300 mil personas este mes, 5 millones en enero y a otras 5 millones de personas en febrero. En paralelo, se espera la llegada también en diciembre de la vacuna de Pfizer. Mientras que la de AstraZeneca-Oxford estará recién en marzo.

Ayer se reunió la CoNaIn, que no está integrada por funcionarios de Salud de Nación. Es un organismo técnico que asesora al Gobierno y a las provincias sobre la inmunización basada en la evidencia y en la epidemiología local.

El Programa Ampliado de Inmunizaciones del CoNaIn está integrado por María Esther Diangelo (representante Región Cuyo), la cordobesa Sandra Belfiore (Centro), Adriana Jures (NOA), Julio Arroyo (NEA) y Marcela González (Sur).

La CoNaIn recomendará en los próximos días a Salud un criterio, en cuanto a prioridad y gradualismo. No es vinculante, pero Nación incorporará las sugerencias. Y lo que fue ratificado es que la vacuna no será obligatoria para nadie.

El operativo que viene preparando el Comité de Vacunación apunta a que la campaña comience en función del riesgo que tienen las personas ante el contacto con el coronavirus, por lo que se aplicará primero a mayores de 60 años, personal de salud y de seguridad, y luego (podría ser en febrero) a los docentes.

El ministro de Salud explicó que cuanto antes comience la vacunación, más rápido se logrará bajar sustantivamente el número de fallecidos.

El fin de semana se alcanzará la lamentable marca de 40 mil muertos por Covid-19. Según González García, ese es el número que obsesiona a Fernández y por el cual el Presidente está tan apurado para comenzar con la vacunación.

González García señaló que las 300 mil personas que podrían ser vacunadas antes de fin de año recibirían las dosis de la vacuna rusa Sputnik V, pero podrían sumarse dosis de la realizada por la farmacéutica estadounidense Pfizer, si es que es aprobada a tiempo en el país.

Pfizer se presentó el miércoles ante la Anmat con el objetivo de que el organismo estatal autorice la aplicación de la vacuna en el país. “Pfizer nos dijo que iba a proveernos una parte en diciembre y otra en enero y febrero”, señaló el ministro.


Por las redes