jueves 25 de febrero de 2021

Mónica Coronado, ex subsecretaria de Gestión Educativa de la DGE hasta 2018 - Orlando Pelichotti / Los Andes
Política

Ex funcionaria de la DGE puso en duda la presencialidad si no cambian las condiciones en las escuelas

“¿Nos arrojamos con el paracaídas lleno de remiendos y mal empacado?”, escribió Mónica Coronado, subsecretaria de Gestión Educativa en el gobierno de Alfredo Cornejo, a través de un posteo que se hizo viral en Facebook.

Mónica Coronado, ex subsecretaria de Gestión Educativa de la DGE hasta 2018 - Orlando Pelichotti / Los Andes

Una ex funcionaria de la Dirección General de Escuelas (DGE) lanzó un polémico mensaje en su cuenta de Facebook sobre el retorno a las clases presenciales en Mendoza en medio de la pandemia de Covid-19, ya que, para ella, no están dadas las condiciones sanitarias en las escuelas y se “intenta construir un enemigo en el docente y demonizar el sindicato”.

Se trata de Mónica Coronado, quien se desempeñó como subsecretaria de Gestión Educativa durante la etapa de Alfredo Cornejo como gobernador y Jaime Correas al frente de la DGE. En enero de 2018, la mujer dejó su cargo en el gobierno. Fue reemplazada por Gustavo Capone.

La publicación en cuestión, que se hizo viral en Facebook y WhatsApp, se titula “Explicado con manzanitas”. En su contenido se enumeran una serie de consideraciones sobre la vuelta a las aulas el 1° de marzo, refiriéndose de manera crítica a las decisiones de las autoridades.

“Lo que suceda en marzo en las escuelas es incierto. Puras especulaciones o expresiones de deseo. No se sabe realmente qué va a suceder dentro de un mes y luego del desborde vacacional”, arranca en su posteo la mujer.

Para Coronado, “pueden los políticos declarar o prometer, burbujear o rebuznar, pero todo depende de algo que los y nos excede”.

Además de expresar sus dudas sobre el cumplimiento del distanciamiento, la higiene y el uso de tapabocas, Coronado citó lo dicho por la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), que días atrás se mostró a favor del regreso a la presencialidad y lo consideró “imprescindible”, y mostró su preocupación por la aglomeración de personas.

“Piensen en edificios en donde ingresan, por ej. 500 o 600 personas en un lapso de 20 minutos, o en más de medio millón de personas (en Mendoza) moviéndose por el territorio”, consideró.

La ex subsecretaria de Gestión Educativa aseguró que se “suele apelar al apostolado docente para extirpar de cualquier decisión su participación, su salud y bienestar”, cuestionó los fondos destinados a educación y postuló que se intenta generar una “falacia malintencionada que intenta construir un enemigo en el docente y demonizar el sindicato. Sus voces disidentes crean un contrapunto, pero no gravitan en ninguna decisión en nuestras tierras”.

¿Nos arrojamos con el paracaídas lleno de remiendos y mal empacado? (...) Muestren los números, muestren las mejoras, muestren los proyectos, en vez de culpar a ‘otros’, hendir la grieta y armar un discurso para la gilada, caricaturizando el debate”, agregó.

Por último, la ex funcionaria lanzó que está “harta” de los debates en torno a la presencialidad, aunque reiteró su interés a favor la presencialidad.

“Todos queremos la presencialidad. Es necesaria, es fundamental y es la mejor manera de dar clases creando encuentro, y con horarios que comienzan y terminan. Esa no es la pelea. Queremos volver a las escuelas. Seguras. Saludables. Repito. Eso no se discute.

La cuestión es si van a soslayar esas condiciones y van a dar para adelante cueste lo que cueste, responsabilizando a las escuelas de cualquier error. O si van a desviar el debate sobre esas condiciones al deporte favorito de muchos salames: darle cátedra a los docentes sobre cómo hacer su trabajo. Maltratarlos”, cerró.

Cómo será la vuelta a las aulas

La intención del Poder Ejecutivo es empezar las clases presenciales tal como indica el cronograma escolar, el 1° de marzo de 2021. Será una presencialidad “cuidada” y obligatoria, tal como adelantó el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, en su paso reciente por la provincia.

En paralelo se espera más dosis de la vacuna Sputnik V destinadas a los docentes. De acuerdo con el Gobierno nacional, el proceso de inoculación empezaría en febrero. Se ha decidido que los docentes de nivel inicial y primer ciclo sean los primeros en recibir la vacuna, es decir de primero, segundo y tercer grado, por su contacto estrecho con los alumnos.

Por su lado, el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) amenaza con no iniciar las clases por la falta de acuerdo salarial y por presuntos temores sobre las condiciones, tal como expuso Coronado en su posteo.