lunes 19 de octubre de 2020

La mujer defendió a su hermano, Juan Ameri, en redes sociales.
Política

“Es víctima de una campaña de desprestigio”, dijo la hermana de Juan Ameri

La mujer que trabaja para el ahora ex diputado en la Cámara Baja lo defendió a través de una publicación en redes sociales.

La mujer defendió a su hermano, Juan Ameri, en redes sociales.

El escándalo en la sesión virtual de la Cámara de Diputados protagonizado por el salteño Juan Ameri sigue dando que hablar. Tras el episodio sexual que quedó a la vista de todo el mundo, ahora fue la hermana del ex diputado del Frente de Todos quien salió a defenderlo, acusando una “campaña de desprestigio”.

“Me hice Peronista con Néstor, me enamoré de la política con Cristina. Trabajé mayormente en el sector privado hasta que en diciembre Juan me convoca para trabajar con él”, comenzó escribiendo María Soledad Ameri en su perfil de Facebook.

La mujer que también trabaja en la Cámara Baja, destacó “su intervención directa frente a casos de violencia machista y otros casos de abuso policial. Siempre poniendo todo de sí al máximo con total frontalidad”.

Para ella, su hermano es “víctima” de una campaña “por haber tocado intereses de una Salta que a costa de seguir siendo linda y para pocos se empeña en perpetuar a los poderosos de siempre”.

“Al margen del error que cometió y por el que asumió la responsabilidad de renunciar, espero de corazón que la justicia no tenga dueño y pueda determinar si la fake news tiene algún asidero en la realidad (el caso es que no cuenta con denuncia realizada) o es otra vez una campaña de desprestigio”, remarcó.

Y para concluir, expresó: “Es fácil echar tierra sobre un caído y dar por nulo todo el esfuerzo, trabajo y el compromiso de estar siempre con quien lo necesita. Puedo entender todos los golpes que le asestan y él deberá resistir porque así es en política cuando no transas y cuando no tenes poder real que te banque”.

Ahí el texto completo:

“Lo primero que quiero aclarar es que conozco a mi hermano. Sé del compromiso y sensibilidad social que tuvo siempre porque así fuimos educados.

Yo soy militante del feminismo y antes había militado en el Socialismo para la Victoria en Lomas de Zamora. Me hice Peronista con Nestor, me enamoré de la política con Cristina. Trabajé mayormente en el sector privado hasta que en diciembre Juan me convoca para trabajar con él. Lo acompañé a la mayoría de sus reuniones, me consta su compromiso social con la situación de lxs salteñxs sin techo, sin trabajo, con problemas de acceso a la salud , los alimentos, el agua. Su constante búsqueda de soluciones. Su intervención directa frente a casos de violencia machista y otros casos de abuso policial. Siempre poniendo todo de sí al máximo con total frontalidad.

Poco antes de asumir Juan declaró que iba a acompañar la Ley de despenalización del aborto. Se confeso opositor al poder eclesiástico de la Provincia. Estaba trabajando fuertemente para restituir tierras y derechos a las Poblaciones Originarias. En la agrupación que fundó con otrxs compañerxs hace casi diez años Juan construyó lazos, se organizó frente a la crisis para resistir, militó incansablemente, jamás se quedó con dinero o bien que no fuera suyo.

En estos meses de gestión acompañó proyectos e impulsó proyectos propios todos tendientes a dar respuesta a lxs más necesitadxs. Denunció las irregularidades que fue viendo. Todo junto, todo haciendo ruido hacia adentro del frente y hacia afuera.

Al margen del error que cometió y por el que asumió la responsabilidad de renunciar, espero de corazón q la justicia no tenga dueñx y pueda determinar si la fake news tiene algún asidero en la realidad (el caso es que no cuenta con denuncia realizada) o es otra vez una campaña de desprestigio por haber tocado intereses de una Salta que a costa de seguir siendo linda y para pocos se empeña en perpetuar a los poderosxs de siempre.

Es fácil echar tierra sobre un caído y dar por nulo todo el esfuerzo, trabajo y el compromiso de estar siempre con quien lo necesita. Puedo entender todos los golpes que le asestan y q él deberá resistir porque así es en política cuando no transas y cuando no tenes poder real que te banque.

Otra cosa es la mentira sin límites. Ir por su compañera, su familia. La invasión, la violencia, la picadora de carne. Somos personas. No me voy a quedar callada frente a la sarta de locuras q leí como q Juan se fue escapando de Lomas o que fuimos expulsados del barrio q fue fundado por mi abuelo materno y donde aún viven mis viejxs , mi hermana, mis tíos, mi primo y los amigos de siempre.

Entiendo las reglas. Se hace capital político de las muertes y de los bochornos, cuando sirve... y cuando no se finge demencia o ignorancia. El que se equivoca paga. Estoy de acuerdo con que así sea y me encantaría que todas las equivocaciones o las actitudes que hagan parecer falta de compromiso, sean sancionadas con la misma vara y que se persiga con la misma saña a los sospechados y con todo el peso de la ley a los juzgados culpables. Perseguir y exigir justicia fue, es y será para mí una bandera por encima de cualquier personalismo. Lo que me hiere sobre todo es la hipocresía, la carroña, la traición.

Lo que me abraza el alma es sentir el apoyo y el afecto de quienes verdaderamente nos conocen.

Maria Soledad Ameri”