jueves 6 de mayo de2021

¿Mendoexit?: la mitad de los mendocinos cree que la provincia puede vivir con sus recursos
Mendoza puede ser autónoma, dicen los encuestados por Reale Dalla Torre.
Política

¿Mendoexit?: la mitad de los mendocinos cree que la provincia puede vivir con sus recursos

En julio del año pasado, 42% de los consultados sostenía esa hipótesis. La idea de la discriminación a la provincia se fortalece, sin importar las simpatías partidarias.

¿Mendoexit?: la mitad de los mendocinos cree que la provincia puede vivir con sus recursos
Mendoza puede ser autónoma, dicen los encuestados por Reale Dalla Torre.

Un relevamiento realizado este mes, y comparado con los números de julio del año pasado, muestra subas y bajas en algunos tópicos de otra encuesta realizada el año pasado. La muestra de 820 personas y cuyos datos los recogió Reale Dalla Torre Consultores en un 70% por Facebook y en un 30% por Google expone algunas tendencias en cuanto a la discriminación de Mendoza por parte de la Nación y a la auto sustentación que podría tener la Provincia en cuanto a recursos.

Hay un dato que repiten los consultados sin importar si votaron a Rodolfo Suárez (Cambia Mendoza), Anabel Fernández Sagasti (Frente de Todos), José Luis Ramón (Protectora) y Noelia Barbeito (Frente de Izquierda): la idea crece y ahora 49,5% de los consultados cree que podríamos vivir con lo nuestro, mientras que el 45,3 cree que no lo haríamos.

Recortando los datos por el voto 2019 a gobernador de los consultados, en los casos de Suárez y Ramón la idea creció 12,4 y 12,9 respectivamente. En cambio entre los votantes peronistas al aumento fue apenas un 4% y en el caso del FIT de 5,4%.

“La percepción de autosustentación escaló más de 7 puntos, respecto del año anterior. Es decir, aunque ‘objetivamente’ la provincia no pueda vivir sin las remesas que envía la Nación, casi el 50% de los encuestados cree que Mendoza podría sobrevivir sólo con sus propios recursos, contra un 42% que así lo sindicaba el año pasado”, detalla el informe.

La pandemia ha sido un factor clave en esta percepción para Martha Reale porque “ha puesto en relieve muchísimos aspectos que, de alguna manera estaban más solapados”. En ese sentido, el año pandémico “y las noticias de que Mendoza fue una de las provincias que menos dinero recibió per cápita y ese cúmulo de noticias que se fue consumiendo, es como que termina de consolidar una percepción que ya existía y ves que el recorte es transversal”, cuenta en diálogo con Los Andes.

El castigo nacional, según el voto 2019

Esta transversalidad electoral se traslada al “sentimiento” que genera el punto de vista que asegura que Mendoza viene “siendo castigada” por los gobiernos nacionales, desde hace “muchos años”. Allí, los Indignados pasaron del 66% al 70,3% en casi un año en donde la franja etaria más fastidiosa es la de más de 50 años con un 74,3%. “Es la que más ha vivido estas discriminaciones”, apunta Reale.

Los votantes que eligieron a Ramón en 2019 son los que más viraron hacia la idea del castigo a la provincia: 17 puntos; mientras que entre quienes votaron al FIT el aumento fue 14,5. En tercer lugar aparecen los que votaron a Suárez, con una suba de 10,2 puntos y finalmente los que eligieron a Fernández Sagasti con 2,8%.

El deseo separatista en alza

El deseo separatista es otro de los ejes que aporta datos interesantes, aunque para la consultora no implica que se traslade a votos. En 2020 casi un 58% consideraba que no había que separarse de la Nación, mientras que un 35% pensaba lo contrario. Este año la cosa se emparejó con un incremento de 7,8% a favor de la separación (42,8%) frente a una baja del 5,7 entre quienes no estaban de acuerdo (52,2%).

En este punto, la curiosidad la aportan los indecisos con 2 puntos menos que el año pasado, lo que indica que no saber o no contestar, se inclinaron a favor del “separatismo” (de 7% a 5% respectivamente).

Del recorte por electorados, surge por ejemplo, que los votantes de Cambia Mendoza que eligieron a Suárez, tenían una posición dividida en 2020 con un 44,5% a favor de desprenderse y un 48,5% en contra. No obstante, este año, la migración de percepciones se concentra en la primera opción con un aumento de 13,2 puntos y achicándose en 10 puntos a los deseosos de mantenerse dentro del esquema nacional, incluso los indecisos también bajaron de 7 a 4 puntos.

En el caso de Fernández Sagasti la cosa estaba más inclinada a una integración nacional, con más del 80% y ahora sostiene un 73%, pero aumentó el porcentaje de separatistas en casi 3 puntos y también en los indecisos: de 2 trepó a 6,2%. Para Ramón, las fluctuaciones son más notorias: el separatismo le aumentó 14,4% mientras que se fugó casi el mismo porcentaje de quienes deseaban no abrirse de la Nación.

¿Qué dicen las terceras fuerzas?

Para el diputado nacional Ramón, la encuesta “está manipulada y pagada por el ex gobernador, actual diputado nacional y candidato a presidente” en referencia a Alfredo Cornejo pero sin nombrarlo.

“En las redes hay trolls pagos, tiene que terminar con el tema y manda a hacer esto para que todos opinemos. Pero es un tema muy delicado porque es un delito de sedición, es muy grave”, indicó a este medio.

Lautaro Jiménez, senador del FIT, aseguró que “podés sentir que hay provincias castigadas, pero no un sentimiento como el pequeño burgués de derecha que compone ese sector que impulsan el Mendoexit”.

“Se sienten superiores, sienten que Mendoza es una especie de Suiza en Argentina y viven en esa burbuja de estupidez”, indicó al tiempo que “la clase trabajadora cree que tienen que estar mucho más unidos a pueblos trabajadores de otras provincias”, como pasó con el paro vitivinícola”.

Los menores de 29 años son los más separatistas

La franja etaria entre los 19 y los 29 años es la que más puntos registró en temas como auto sustentación y deseo separatista con más del 50% y 44% respectivamente por encima de los 30.50 años y los más de 50 años.

Para Reale la explicación se sustenta en que ese segmento “es el más decepcionado” y cita una encuesta reciente que refleja la merma de jóvenes en el electorado peronista. “En este contexto le va a costar mucho conquistar en los mismos términos que antes. Y de alguna manera hay algunos aspectos como “separatismo” que se definen en esa edad.

“No hablaría de una edad, porque está segmentado políticamente. Es la expresión de la frustración de ese discurso y esa identidad que creó el macrismo, eso que vos podías tener tu propio emprendimiento, que ibas a prosperar, la meritocaria”, sostuvo Jiménez. Y aseguró que “se radicalizó hacia la derecha y fue perdiendo identidad. Empezó con el emprendedurismo y la meritocracia y se transforma en un fenómeno trumpista y de derecha”.