miércoles 25 de noviembre de 2020

La iniciativa prevé un crecimiento económico del 5% del PBI y duplicar el gasto de capital para instrumentar un plan de obras públicas, que en el Gobierno califican de “ambicioso”. / Gentileza
Política

El Presupuesto 2021, el primero de Alberto Fernández, listo para ser aprobado en Diputados

El proyecto cosechó al menos 26 de las 59 firmas posibles, ya que los diputados de Juntos por el Cambio, decidieron no firmar. Esto no significa ni apoyo ni rechazo a la iniciativa.

La iniciativa prevé un crecimiento económico del 5% del PBI y duplicar el gasto de capital para instrumentar un plan de obras públicas, que en el Gobierno califican de “ambicioso”. / Gentileza

Tras un mes de discusiones y rondas informativas con funcionarios, el Presupuesto 2021 logró por fin este viernes el dictamen de mayoría en la comisión homónima, sin el apoyo de la oposición, pero igualmente quedó listo para ser debatido en el recinto la semana que viene. El oficialismo tendría ya asegurado el número para lograr su aprobación. Y con holgura.

El proyecto cosechó al menos 26 de las 59 firmas posibles, ya que los diputados de Juntos por el Cambio (JPC), el principal espacio opositor, decidieron no firmar. Esto no significa ni apoyo ni rechazo a la iniciativa.

Los cambiemistas están deliberando qué posición tomar en la sesión, que será la primera presencial después de siete meses de sesiones con mayoría de diputados a distancia, y podría realizarse el miércoles.

No obstante, a juzgar por esta decisión de no firmar todo parece indicar que se abstendrán de votar. Si así se produce, el Presupuesto 2021 lograría un amplio apoyo, por los votos afirmativos del Frente de Todos (FDT) y la oposición dialoguista, tras negociaciones y cambios la redacción realizados en las últimas horas.

La iniciativa prevé un crecimiento económico del 5% del PBI y duplicar el gasto de capital para instrumentar un plan de obras públicas, que en el Gobierno califican de “ambicioso”.

El despacho de los diputados respalda los ejes macroeconómicos presentados por el ministro de Economía, Martín Guzmán: además del crecimiento del 5%, un déficit del 4,5%, una inflación del 29% y un gasto global de más de $ 8 billones.

Todo el proyecto está calculado con la hipótesis de que se superará la pandemia de coronavirus y se normalizarán la vida y las actividades económicas, y el avance del trámite parlamentario se produjo al término de una semana en la que el dólar blue subió de 170 a 190 pesos.

El bloque Córdoba Federal, que responde al gobernador Juan Schiaretti, confirmó a La Voz su apoyo a la iniciativa en el recinto. Fue después de que el diputado Paulo Cassinerio, el único de los cuatro miembros de dicha bancada que integra la comisión de Presupuesto y Hacienda, firmó el dictamen en disidencia. Es decir, apoyándolo pero en desacuerdo con algunos aspectos.

En concreto, Cassinerio, encargado de expresar la postura del Gobierno cordobés, consideran insuficiente el dinero destinado a subsidiar el transporte urbano de pasajeros en el interior del país y a financiar el déficit de las 13 cajas de jubilaciones provinciales no transferidas a la Nación.

Los recursos para el transporte en las provincias ascienden a 20.000 millones de pesos, desde los 16.500 millones de pesos del presupuesto vigente, que es el de 2019 y fue elaborado por el exministro de Hacienda Nicolás Dujovne, y al que en agosto último el Congreso le aprobó una ampliación. El peronismo cordobés pedía un 50% más de lo que finalmente establecido en el texto de la ley de leyes, es decir 30.000 millones, reclamo que fue desatendido por el Gobierno nacional.

Los recursos para las cajas previsionales, a su vez, quedó en casi 44.000 millones de pesos, desde los 36.000 millones asignados en el presupuesto vigente. Córdoba Federal había pedido 66 millones de pesos.

“Tenemos el compromiso de otorgar gobernabilidad. Y a pesar de que este no es el Presupuesto óptimo para nuestras miradas y necesidades, peor es tener un presupuesto atrasado”, dijo Cassinerio. Anticipó que en el recinto volverá a plantear esta queja pero que el bloque apoyará la ley por entender que el Gobierno debe tener su presupuesto para gobernar.

Atenciones a las provincias

Entre las modificaciones realizadas al texto en las últimas horas se cuenta un incremento en la alícuota que tributan los juegos de azar y apuestas, en 5%, aunque también quedó claro que la tasa se puede reducir a la mitad, si lo recaudado es destinado a inversiones genuinas.

El diputado oficialista Ariel Rauschenberger también propuso que en el caso de juegos de azar realizados desde el exterior, en especial desde jurisdicciones no cooperantes, la alícuota se eleve al 15%.

En el dictamen también se aceptaron propuestas de diputados del interior como la creación de aduanas de la provincia de Misiones, o la transferencia automática de los recursos del Fondo del Tabaco, como pedían las provincias de Jujuy, Corrientes y Misiones.

Otro reclamo que se incorporó fue el pedido del diputado y exgobernador de la Rioja Sergio Casas, que eleva a 12.400 millones de pesos las partidas por compensación al punto de coparticipación que esa provincia perdió hace más de tres décadas, cuando era gobernada por Carlos Menem, y que la obliga a negociar duro cada año.

También se aceptó incorporar un compromiso de cancelar las deudas con La Pampa y Santa Fe para cumplir los fallos de la Corte Suprema.

Además se estableció una contribución obligatoria de las primas de seguros, excepto las del ramo vida, a cargo de las aseguradoras que será destinado al Fondo Nacional del Manejo del Fuego.