El Presidente recibió al enviado de Biden, pero no confirmó su presencia en la Cumbre de las Américas

Alberto Fernández
Alberto Fernández

Fernández habló en su condición de presidente de la Celac y le manifestó a Dodd algunos señalamientos a la política exterior de EEUU hacia la región.

Alberto Fernández recibió al enviado de Biden, pero no confirmó su presencia en la Cumbre de las Américas. La reunión entre el mandatario y el exsenador demócrata se realizó esta tarde en el despacho presidencial de Casa Rosada.

También participó el jefe de Gabinete, Juan Manzur; y el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Beliz; informaron fuentes oficiales. “Argentina va trabajar para el éxito de la Cumbre, con todos incluidos”, dejó en claro Fernández al enviado estadounidense, a quien no le confirmó su presencia en la cumbre, confiaron desde la Casa Rosada.

El encuentro de Fernández con Dodd se produjo casi en paralelo a la conferencia de prensa conjunta que, en la capital azteca, ofrecieron hoy los cancilleres Santiago Cafiero y su par de México, Marcelo Ebrard, donde exhibieron la posición compartida entre ambas naciones y volvieron reclamaron a EEUU, anfitrión de la cumbre, que se invite a todos los países, aunque no dieron definiciones concretas sobre la asistencia o no de Fernández y del mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en el cónclave continental, informó Télam.

En la reunión en Casa de Gobierno, Fernández habló en su condición de presidente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y le manifestó a Dodd algunos señalamientos a la política exterior de EEUU hacia la región.

Estados Unidos ha tenido “una política difícil” con Donald Trump “y no cambió demasiado con la nueva gestión respecto a Latinoamérica”, le dijo el mandatario argentino a Dodd y afirmó sentir “vergüenza” que “haya un bloqueo de 6 décadas a Cuba y de 5 años a Venezuela y que no haya cambiado durante la pandemia”, algo que había dicho esta mañana al participar en el Palacio San Martín de la III Reunión Regional de Ministras y Ministros de Educación de América Latina y Caribeños (Celac).

En ese discurso, Fernández apuntó a la realidad en el continente americano y subrayó que hay “un país que lleva 6 décadas bloqueado económicamente y sobrevive como puede” y otro que fue “bloqueado en plena pandemia de coronavirus”, en referencia a los embargos económicos impuestos por Estados Unidos a Cuba y Venezuela, respectivamente.

“Deberíamos avergonzarnos que eso pase en nuestro continente”, afirmó el mandatario horas antes de recibir a Dodd y en momentos en que Fernández debe decidir si participa del encuentro convocado del 6 al 10 de junio en Los Ángeles.

Washington ya anunció que no invitará a esa cita multilateral a los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, lo que empujó a López Obrador y a otros mandatarios a rechazar la participación en ese cónclave.

En su encuentro con Dodd, el jefe de Estado planteó “abrir todos los debates” en la Cumbre y no solamente el de salud vinculado a la pandemia del coronavirus.

Voceros cercanos a Fernández indicaron que Dodd “tomó en cuenta esas consideraciones” y adelantaron que “seguirán con las conversaciones”, y que “dependerán cómo evolucione” y “hasta donde puede abrir” esos pedidos, para que luego Fernández confirme o no su asistencia a la Cumbre.

No obstante, en el Gobierno consideraron que la llegada del enviado de Biden “fue un gesto” porque “les interesa la presencia argentina en la Cumbre”, más aún con la presencia de Fernández “como presidente de la Celac”.

Por su parte, Dodd manifestó: “El presidente Biden me pidió, en mi rol de asesor especial de la Casa Blanca para la Cumbre de las Américas, que me reuniera con líderes de toda la región, incluida Argentina, para colaborar en nuestra agenda positiva para la cumbre”.

“En mis reuniones de hoy con el presidente Alberto Fernández y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, enfaticé la fortaleza de la relación de Estados Unidos con Argentina, construida sobre nuestro compromiso compartido con la democracia, los derechos humanos y la prosperidad económica. Reiteré nuestra esperanza de que Argentina sea un participante activo de la cumbre, lo cual es especialmente importante dado su rol como líder regional”, amplió.

“La Cumbre de las Américas se centrará en algunos de los temas más vitales que compartimos en todo el hemisferio”, señaló Dodd, y refirió que “estos incluyen garantizar una democracia efectiva en todos los países; elaborar estrategias sobre maneras para cumplir nuestros objetivos climáticos compartidos; trabajar en una respuesta fuerte y colaborativa ante el Covid-19; y abordar la inestabilidad económica y los derechos humanos”.

“Argentina es una voz líder en estas áreas y tendrá mucho que aportar a estas discusiones en la cumbre, lo que ayudará a mejorar la vida de las personas en todo nuestro hemisferio”, elogió el estadounidense.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA