El oficialismo profundiza la polarización con el macrismo y pide “no olvidar” la crisis prepandemia

Plenario del Frente de Todos en La Plata
Maximo Kirchner 
Axel Kicillof 
Cristina Fernandez
Foto prensa Frente de todos
Plenario del Frente de Todos en La Plata Maximo Kirchner Axel Kicillof Cristina Fernandez Foto prensa Frente de todos

El Frente de Todos pidió el voto para las primarias. En un acto en La Plata hablaron Kirchner, Massa, Kicillof, Cristina y el presidente Fernández. Le apuntaron a Macri, Larreta, Santilli y Vidal.

Con el recuerdo en video de Néstor Kirchner hablando contra el FMI, el Frente de Todos hizo este miércoles una suerte de relanzamiento de campaña porque el Gobierno por ley ya no puede mostrar gestión para captar el voto en las primarias y expresó al unísono mensajes para remarcar que las “ideas y las convicciones” son las que generan la unidad en el oficialismo y que habrá recuperación acelerada tras la pandemia.

La plana mayor del Frente de Todos habló en el acto. Comenzó Máximo Kirchner; luego Sergio Massa y de Axel Kicillof; y cerraron Cristina Fernández de Kirchner y el presidente Alberto Fernández. El hilo conductor de los discursos estuvo marcado por la idea de que la propuesta es el “proyecto” de país y la contrastación con lo que ofrece el macrismo.

Con los candidatos bonaerenses Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán en el escenario, pero en silencio, los apuntados fueron el ex presidente Mauricio Macri; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y el primer precandidato a diputado nacional en la provincia de Buenos Aires por Juntos por el Cambio, Diego Santilli.

El primero en hablar fue el diputado Máximo Kirchner. Pidió “entender y comprender” que la oposición está buscando engañar a la sociedad, operando sobre el cansancio lógico de los hombres y mujeres tras la pandemia y tratando de esconder lo que se debate en la elección de medio término.

Kirchner recordó el “tamaño del desafío” que enfrentó su padre cuando asumió la presidencia el 25 de mayo de 2003. “Uno miraba esa situación y parecía imposible remontar esa cuesta. La Argentina había quedado hundida. Quebrada económicamente, fracturada socialmente y profundamente lesionada en su autoestima”, dijo el diputado y paralelizó con la actualidad.

Para el diputado, la concepción del oficialismo es que “el Gobierno y el pueblo son lo mismo”. Y señaló la “soledad” en la que gobernó gran parte del tiempo Cristina Fernández, sólo acompañada por gran parte de la sociedad. Y también se expresó sobre lo que le ha tocado al Presidente el año pasado, quien tuvo que lidiar con el “peso” de la pandemia.

El “internismo” y la gestión

Kirchner habló de los equilibrios políticos en la coalición oficialista y advirtió que esto no debe “fagocitar la gestión”. Cuestionó que los “internismos” a veces se sobrepongan a los problemas reales del país que el Gobierno tiene el compromiso y la obligación de resolver durante su mandato. Por eso, reclamó focalizarse en la gestión y “no tener miedo a las tapas de los diarios”.

Massa hizo un repaso de los “vencimientos impagables” que estructuró el macrismo cuando emitió deuda en sus cuatro años de gestión para refinanciar pasivos o financiar el déficit fiscal heredado del Gobierno de Fernández de Kirchner. Y destacó lo realizado durante el 2020 para fortalecer al sistema de salud público y también al privado.

El dirigente del Frente Renovador señaló que el oficialismo viene gestionando con minoría en la Cámara de Diputados que él preside y señaló algunas de las leyes que se fueron aprobados. “Sabíamos que teníamos que recuperar el ingreso de nuestros trabajadores. Máximo puso el ejemplo del IFE. Y agrego los cambios en el monotributo y la devolución de Ganancias”, dijo.

“Lo que se vota en septiembre y en noviembre no es un meme con una peluquita de color ni una buena propaganda. Lo que se vota es quiénes son los que se van a sentar en diciembre en el Congreso para discutir cuestiones centrales del futuro de la Argentina”, dijo el presidente de la Cámara baja.

Kicillof pidió que la pandemia no actúe como suerte de “píldora” de amnesia de lo que ocurrió durante la gestión del macrismo. Y cargó contra su antecesora, María Eugenia Vidal, porque “pretendió gobernar la provincia desde la Ciudad de Buenos Aires” e iba a la casa de Gobierno provincial “una vez a la semana”. Vidal hoy es candidata a diputada por el distrito porteño.

El gobernador pidió a los ciudadanos bonaerenses que apoyen con sus votos al oficialismo porque el Frente de Todos necesita “la mayoría” en la legislatura para avanzar con “las transformaciones” que propone para los próximos años, dado que la oposición se la viene haciendo “difícil” para sancionar leyes.

El cierre, a cargo de Cristina y Alberto

En sintonía con quienes la precedieron en el habla, Cristina le expresó al electorado que el Frente de Todos está en condiciones de gestionar el país en función de una recuperación acelerada tras la pandemia, luego de estar “atajando penales” durante dieciocho de los veinte meses que lleva en el Poder Ejecutivo.

“Es posible revertir las más profundas crisis y emerger. Esto no es un discurso, esto lo hicimos en la Argentina a partir de 2003”, dijo Fernández de Kirchner y comparó la situación actual con lo que fue la salida de la crisis que estalló en el país a fines de 2001. “Fuimos construyendo el bienestar, que casi siempre se construye con decisiones antipáticas para los poderosos”, dijo.

Y en ese sentido, la vicepresidenta llamó a los funcionarios del Gobierno a resistir cualquier tipo de presión. “Tenemos que tener en la Casa Rosada y en el Congreso a hombres y mujeres que estén dispuestos a soportar las más grandes presiones y ataques que sufren quienes quieren que la vida de la gente sea mejor. No es gratis para nadie”, dijo.

El plenario fue culminado por el presidente Fernández, quien le apuntó directamente a Macri por “borrar leyes” a través de decretos, por “meter por la ventana” jueces a la Corte Suprema, por armar “una mesa judicial para perseguir opositores”, por “despreciar la salud pública”, entre otras cosas.

Fernández dijo que “los grandes medios” están enojadísimos con el oficialismo por decisiones que tomó Cristina en sus dos gobiernos y con él, porque quiere que los celulares y el servicio de internet sean servicios públicos “a los que todos puedan acceder”. “Se enojan, nos lastiman y nos pegan”, dijo el jefe de Estado.

El Presidente le pidió a la militancia que no salga a buscar el voto “con dudas”, dado que “fue inmenso” todo lo que hizo el Gobierno durante la pandemia en materia de obras públicas, saneamiento y seguridad para el Área Metropolitana de Buenos Aires y el resto de la provincia más populosa del país, que gobierna Kicillof.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA