sábado 27 de febrero de 2021

Un avión de Aerolíneas Argentinas partió ayer rumbo a Moscú para buscar las 300 mil dosis de la Sputnik V.
Política

El Gobierno prepara el cierre de fronteras a extranjeros otra vez

Preocupan la nueva cepa más contagiosa de Covid detectada en Reino Unido y también el crecimiento de casos en el AMBA. Reunión clave.

Un avión de Aerolíneas Argentinas partió ayer rumbo a Moscú para buscar las 300 mil dosis de la Sputnik V.

Con más de 42.000 muertos por Covid-19 en diez meses y una nueva cepa de coronavirus más contagiosa que amenaza al mundo, el Gobierno nacional analizará hoy cerrar las fronteras a vuelos de numerosos países europeos y también sudamericanos.

Sería casi un volver a comenzar, dado que la situación se asemejaría bastante a la iniciada a fines de marzo cuando el Gobierno cerró en pocos días las fronteras e incluso miles de argentinos tuvieron que esperar hasta cuatro meses para volver al país.

Al cierre de fronteras se sumaría la condición de al menos siete días de cuarentena obligatoria para los argentinos que regresen al país. Incluso se analiza exigir un análisis de PCR negativo, como el que aún piden algunas provincias en las fronteras internas para permitir el ingreso.

Los primeros vuelos en cancelarse serían los de Italia, Holanda, Francia, Dinamarca y Australia, entre otros. Estos países tuvieron hasta las últimas horas tránsito aéreo fluido con el Reino Unido, donde se detectó la nueva cepa de coronavirus, más contagiosa que la que se conocía.

Según fuentes oficiales consultadas, no se descarta generar luego un cerrojo para Brasil, Chile, Paraguay, Bolivia, Uruguay y otros países sudamericanos para evitar que se propague la nueva cepa.

Hay una fuerte inquietud en la Casa Rosada sobre el desembarco de la nueva cepa en Argentina, mientras se expande a otros países que tienen vuelos de conexión con la nación insular del noroeste de Europa.

El contexto está explicado por una curva ascendente de casos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que tuvo el 93% de los casos del país en los primeros meses, bajó al 19% en los últimos meses de la pandemia y ahora ya promedia el 35%.

Los números de ayer confirman esa preocupación: hubo 8.141 positivos en todo el país, de los cuales 3.731 corresponden al AMBA.

La pandemia sigue castigando

El Gobierno ya había cancelado los vuelos provenientes del Reino Unido. El último arribó a Ezeiza el lunes a la mañana. Allí se instrumentó un operativo especial para el control exhaustivo de los pasajeros, a quienes se les ordenó aislamiento de siete días.

El cierre de fronteras está siendo analizado por el presidente, Alberto Fernández, con un comité permanente en el que están Migraciones y los ministerios de Salud, Transporte y Relaciones Exteriores.

Ayer pasó por la Casa Rosada el canciller Felipe Solá y minutos después se vio al ministro de Salud, Ginés González García. Fuentes de la cartera sanitaria dijeron a este diario que ayer no se tomó ninguna decisión, pero aclararon que la “preocupación crece”.

Al salir de la Rosada, Solá afirmó en declaraciones con la prensa acreditada que hay una serie de medidas en análisis e indicó que la decisión final la tomará Fernández en base a los consejos que den los expertos. ¿Está la decisión?, se le consultó y él respondió: “No, se está discutiendo”.

Según pudo saber este diario de fuentes gubernamentales, tras la prohibición de vuelos europeos, se avanzaría con los de la región. Esto podría ocurrir recién el 2 de enero.

Solá dijo que “hay una discusión” en torno a lo que se hará respecto de los países limítrofes y avisó que no podía adelantar nada.

González García y sus pares de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y de Transporte, Mario Meoni, tienen previsto reunirse hoy para avanzar. El encuentro será en Casa Rosada en horas el mediodía, según trascendió.

Meoni dijo que el objetivo es tomar decisiones por los próximos 15 días con la idea de dar una mayor previsibilidad, justo en un momento en el que miles de personas están saliendo de vacaciones o intentando arribar a la Argentina desde países europeos y sudamericanos.

Mañana llegan las primeras vacunas desde Rusia

Las primeras 300.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el Covid-19 arribarán mañana a la Argentina, en la previa de la Nochebuena, a bordo de un vuelo especial de Aerolíneas Argentinas que partió ayer a la tarde hacia Moscú para buscarlas.

Las dosis se repartirán antes de fin de año a las provincias para que empiecen a vacunar al personal de salud. El Gobierno aún espera el informe oficial de Rusia sobre la efectividad y seguridad en mayores de 60 años.

En tanto, no hay aún en todo el mundo una vacuna para embarazadas y menores de 18 años que haya terminado ya la fase tres de testeos clínicos, por lo que esos sectores de la población podrían ser los últimos en recibir el fármaco.

A las 19.56, con transmisión en vivo de la mayoría de los canales porteños de noticias, despegó el Airbus A330-200 de Aerolíneas Argentinas desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Se espera que al cabo de 40 horas esté nuevamente en el país.

Ese avión, que salió con una demora de 16 horas y media respecto de la hoja de ruta inicial, traerá vacunas para 300.000 personas. En los próximos días se programarán otros vuelos para traer la segunda dosis y más vacunas para ampliar la población inmunizada.

En la bodega del avión hay 53 termo-containers de la empresa DLH que mantienen una temperatura de -20ºC, necesaria para conservar el fármaco. La capacidad de frío se mantiene durante sesenta horas, pero el vuelo de regreso de Moscú insumirá 18 horas.

Ayer, en el sector especial para despachos oficiales del Aeropuerto Internacional de Moscú-Sheremétievo, ya había preparativos para la carga de las ocho toneladas del fármaco en el avión argentino, lo cual demanda de cuatro a cinco horas.


Por las redes