lunes 10 de mayo de2021

El Gobierno patea la reapertura de la paritaria estatal para junio
Entre lunes y martes, los gremios estatales dialogaron con los representantes del Gobierno.
Política

El Gobierno patea la reapertura de la paritaria estatal para junio

La mayoría de los gremios dicen que incremento salarial de 7% para marzo ya fue superado por la inflación, aunque no contabilizan el bono mensual no remunerativo de 4.000 pesos.

El Gobierno patea la reapertura de la paritaria estatal para junio
Entre lunes y martes, los gremios estatales dialogaron con los representantes del Gobierno.

El Gobierno Provincial se reunió esta semana con la mayoría de los gremios de la provincia para analizar el acuerdo paritario de los estatales, pero decidió prorrogar el tema salarial al mes de junio. La decisión se tomó tras entender que todavía “no hay un sendero claro” respecto a cómo seguirá el comportamiento de los recursos de la provincia, sobre todo por la llegada de la segunda ola de la pandemia del coronavirus; y porque además el Poder Ejecutivo entiende que con lo acordado en diciembre todavía es un “buen acuerdo” por encima de la inflación. Algunos sindicatos visibilizaron quejas, mientras que otros expresaron que hubo “conquistas” importantes.

El encuentro, que se realizó en el Centro de Congresos y Exposiciones, se dio con todos los gremios salvo el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE), ya que ellos no acordaron y recibieron el aumento salarial (del 20% en 3 tramos más un bono no remunerativo ni bonificable por $54.000 en 12 meses) por decreto.

Ignacio Barbeira, subsecretario de Modernización, sostuvo a Los Andes que lo que se planteó fue que, de acuerdo al 7,8% de inflación que hubo en el primer bimestre del año, “no es momento de revisar el acuerdo salarial”, ya que hasta el momento los estatales han recibido en estos 3 meses $12.000 -de la parte no remunerativa ni bonificable- más el 7% en blanco correspondiente al salario de marzo.

Pero además, porque todavía el Poder Ejecutivo sostiene que no hay un “sendero claro” con el cual se puedan hacer previsiones de cómo estarán las arcas provinciales, teniendo en cuenta que se avecina una situación compleja en términos sanitarios por la llegada de la segunda ola, que podría afectar la recaudación si se tienen que establecer medidas restrictivas de circulación, tal como ocurrió en buena parte del 2020.

De esta manera, se ofreció establecer una nueva instancia de diálogo para el mes de junio, y así tener más herramientas respecto de la recaudación local, y también de la inflación.

Por otro lado, en términos de la discusión del blanqueo de los $54.000 prorrateados en este 2021, el Ejecutivo ofreció que el 50% de lo que se reciba en noviembre y diciembre, que serán entre los dos meses $6.000, sean remunerativos, pero no bonificables.

Desde los gremios, salvo la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), criticaron esta medida, teniendo en cuenta que no implicaría cambios en el básico de los sueldos, y tampoco modificaría los ítems de los bonos.

Diferencias gremiales

Por parte de ATE, el secretario general, Roberto Macho, festejó las “conquistas” que tuvieron en estas reuniones. Por un lado sostuvo que el “blanqueo de los montos en negro” son buenas noticias, y pidieron que esta decisión se extienda también a los trabajadores docentes.

Por otro lado, destacó que se progresó en las conversaciones para trabajar en un Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) para los trabajadores de la Administración Central que “deberá terminarse” en el transcurso de este 2021. En mayo presentarán el primer borrador, y dejó en claro que un nuevo CCT “impactará en beneficios salariales de los trabajadores, así como también en el llamado a concursos de los 180 contratados que hay en este sector”.

“Progresamos mucho y tendremos que ver en junio el tema salarial. Rescatamos todo lo que se pudo acordar”, acotó.

Por otro lado, Claudia Iturbe, secretaria gremial de la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (Ampros), se quejó de la “falta de propuestas” del Ejecutivo, y destacó que es necesario “reconsiderar el acuerdo salarial”, en primer lugar por la inflación, “que será seguramente del 12% acumulado a marzo”. Pero también recordó el 2020, en el cual el sector “no tuvo ningún tipo de aumento”.

La gremialista se manifestó también en contra de la propuesta respecto a que sea remunerativa una parte de lo que reciban en noviembre y diciembre, y marcó que “blanquear un monto en negro es que sea incorporado al básico”.

En este sentido, presentaron una contrapropuesta para que, de manera paulatina y midiendo la inflación mes a mes, el Gobierno “vaya blanqueando los $54.000 que se terminarán recibiendo en negro en todo este 2021”.

También sostuvo que se volvió a exigir al Ejecutivo el cambio de régimen en los empleados de enfermería, así como también una mayor aceleración en los pases a planta que se están realizando.

Por otro lado, desde Judiciales, César Llanos, nuevo secretario general, sostuvo que quedaron también decepcionados por lo que resultó de la comisión, principalmente porque “la inflación ya está sobrepasando los aumentos que ha otorgado el Estado.

Desde los gremios han comparado la inflación con sólo los montos otorgados en blanco, y han dejado a un lado lo que se ha recibido en negro. De acuerdo a esto, desde Judiciales pidieron un aumento del “5% para terminar de compensar lo que será la inflación de marzo; y luego tener una cláusula gatillo, para no perder contra la inflación”.

“Nos parece que se está vaciando la negociación paritaria. Hay un gran detrimento de los salarios por la inflación, y sabemos que el Estado ha tenido una mejora de la recaudación, por lo que creemos que sí se pueden otorgar los aumentos”, aseguró.

Por último, desde el SUTE, que no participó de estas comisiones, destacaron que lo que exigirán una vez puedan hacerlo la reapertura de paritarias, con el pedido de “empatarle” a la inflación del 2020, y también con la intención que se blanqueen los montos en negro que se están recibiendo en este año.