martes 1 de diciembre de 2020

Con la cuarentena, Fernández y Larreta se habían acercado. Pero la sintonía llegó al final tras el decreto del jueves.
Política

El gobierno de Fernández profundiza su puja con Larreta

El Presidente justificó el recorte de coparticipación a la CABA en favor de Kicillof. Y el ministro del Interior aseguró que esos fondos fueron transferidos de manera “ilegal” antes por Macri.

Con la cuarentena, Fernández y Larreta se habían acercado. Pero la sintonía llegó al final tras el decreto del jueves.

Mientras Horacio Rodríguez Larreta se mantuvo ayer dentro de la sede del gobierno porteño conversando con sus colaboradores los próximos pasos a seguir en la disputa por fondos nacionales, el presidente Alberto Fernández encabezó un acto virtual con cinco gobernadores en el que se anunciaron obras públicas por 31 mil millones de pesos. Un monto similar al que dejará de recibir la Capital Federal de parte de la Nación, para ser girados a la provincia de Buenos Aires.

Tras el contrapunto con Rodríguez Larreta, que parece no tener retorno, el Presidente decidió profundizar la agenda federal para rodearse de los gobernadores aliados. Alberto Fernández dijo que con sus decisiones no buscaba “sembrar discordias sino sembrar igualdad”, sostuvo que “a veces a algunos les duele renunciar a los privilegios” y prometió “seguir dialogando”, todos conceptos dirigidos al jefe de la Ciudad de Buenos Aires.

En el gobierno porteño se postergó para el lunes la presentación de una cautelar para que la Corte Suprema de Justicia de la Nación “disponga la inmediata suspensión” del decreto de Fernández, que redujo el porcentaje de fondos nacionales a CABA que, también por decreto, el ex presidente Mauricio Macri había aumentado en 2016. Para el gobierno porteño, el decreto de Fernández es “nulo e inconstitucional”.

En el descargo político que hizo Rodríguez Larreta el jueves a la noche, criticó que el recorte de fondos se decidiera “unilateralmente” y “en medio de una pandemia”.

Acto con gobernadores aliados

El Presidente, por su parte, dijo ayer que continuaba apostando “al diálogo” y que apostaba “a construir con 24 gobernadores un país federal”. Durante el acto virtual en el que se anunciaron obras públicas para cinco provincias, los mandatarios, a su turno, le dieron su apoyo al Presidente.

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni (se anunciaron obras para la autovía Trelew-Madryn) recordó el acuerdo de agosto del año pasado, firmado por el entonces candidato presidencial del Frente de Todos con gobernadores y aspirantes a las gobernaciones. En Rosario, cada mandatario dejó planteadas las obras prioritarias para sus distritos y Fernández se comprometió a cumplirlas. “Estamos cumpliendo el Acta de Santa Fe”, dijo Arcioni.

Gustavo Melella, gobernador de Tierra del Fuego, resaltó “la justa distribución” entre las provincias de la asistencia nacional para la pandemia. Juan Manzur, de Tucumán, lo llamó “querido Alberto” y dijo confiar en el Presidente para construir “un país sustentable, previsible y federal”. Y el mandatario de Santa Fe, Omar Perotti, paró a su lado al intendente de la capital provincial, Emilio Jatón. Socialista y opositor, Jatón le agradeció al gobierno nacional el dinero para retomar los desagües que en 2018 dejaron de construirse. Kicillof, en tanto, tuvo también -previsibles- palabras de agradecimiento a Fernández.

“Vinimos a tranquilizar al país con acciones equilibradas, donde se distribuyan recursos allí donde abundan. No son políticas en perjuicio de nadie”, insistió el Presidente. Dijo que “el diálogo está garantizado”, acaso abriendo una puerta para recomponer el vínculo con Rodríguez Larreta.

Culpas a Macri

Por la tarde, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, en un mensaje grabado, explicó la posición del gobierno nacional, con críticas al ex presidente Mauricio Macri.

“La Constitución Nacional establece que las transferencias de competencias, funciones y servicios debe hacerse por ley del Congreso y con los recursos correspondientes. El gobierno de Macri incumplió las dos cosas: la transferencia de la Policía se realizó por decreto, y los fondos asignados a tal fin representaban más del costo real para su funcionamiento”.

“La decisión anunciada por el Presidente subsanó una gran injusticia. Esta injusticia también es una inmoralidad”, lanzó de Pedro en el mensaje difundido por los canales oficiales de Presidencia.

El funcionario de Fernández dijo que él le había trasmitido en varias reuniones a Rodríguez Larreta la decisión del miércoles. “Siempre supieron que recibieron más y que esos recursos no les corresponden. No se le sacaron fondos al gobierno de la Ciudad; se recuperaron fondos nacionales que Macri transfirió de manera ilegítima y que deben ser usados para empezar a construir una Argentina federal y equilibrada”.

De Pedro aludió al punto que más preocupa al gobierno porteño, respecto al recorte de fondos: “el decreto del Presidente garantiza los recursos para la Policía de la Ciudad”. Después, el ministro del Interior pidió un diálogo “sincero y sin picardías”.


Por las redes