martes 24 de noviembre de 2020

Sólo suscriptores
El presidente Alberto Fernández se refirió al impuesto a la riqueza y dijo que él "no quiere que sea un castigo a los ricos".
Política

El ajuste nacional dejará sin ayuda a 400 mil mendocinos

No habrá cuarta cuota del IFE y el ATP concluye en diciembre. La Anses asegura que habrá otro tipo de apoyo, pero más acotado. La Provincia cuadruplicó entrega de comida.

El presidente Alberto Fernández se refirió al impuesto a la riqueza y dijo que él "no quiere que sea un castigo a los ricos".
Sólo suscriptores

El Gobierno nacional está obligado a reducir el acuciante déficit fiscal y ha decidido dar de baja algunas asistencias de emergencia, nacidas en la cuarentena y en medio del combate al coronavirus. Con la noticia de que no habrá cuarta cuota del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), más de 350.000 mendocinos se verán afectados. Mientras que por otro lado sigue en disminución y finalizará en diciembre el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que actualmente abarca a más de 40.000 trabajadores de la provincia.

En este contexto, la realidad golpea a una Mendoza que tiene más del 40% de la población bajo la línea de la pobreza y con una asistencia alimentaria que se ha cuadriplicado este año, tal como aseguran desde la Subsecretaría de Desarrollo Social provincial.

Según datos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), difundidos en el informe que dio ante el Congreso el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, 356.616 mendocinos recibieron el IFE (que se dio en tres ocasiones con cuotas de $10.000), mientras que el sexto ATP se entregó a 4.556 empresas, y llegó a 41.282 trabajadores de nuestro territorio.

Carlos Gallo, jefe regional Cuyo de la Anses, explicó a Los Andes que el Gobierno nacional “está redefiniendo las políticas” de la crisis profundizada por el coronavirus, que derivarán en una asistencia “más acotada de todo ese universo, con una asignación inteligente de recursos”.

El funcionario marcó que tanto el IFE como el ATP han sido “herramientas paliativas y de emergencia” por la pandemia, por lo que con la salida de la cuarentena y la apertura de actividades económicas iban a finalizar.

De hecho, el ATP pasó de una primera etapa con 82.732 beneficiarios, a una sexta con una disminución de la mitad, ya que fue a parar a 41.282 trabajadores.

En Mendoza 356.616 personas recibieron el IFE, mientras que el sexto ATP se entregó a 4.556 empresas, y llegó a 41.282 trabajadores de nuestro territorio.Gustavo Guevara | Los Andes

“Con el IFE sucedió que ha llegado a personas con trabajo informal o monotributistas A y B que en muchos casos ya empezaron a trabajar, más allá de la crisis”, aseguró. Además, estas tres cuotas significaron “casi un 1% del PBI y financiado a partir de emisión monetaria”. En total se destinaron a nivel nacional $ 265.000 millones a esta asistencia, lo que da a entender en parte la urgencia que tiene el Gobierno nacional por finalizarlo.

En este sentido, aseguró que “lo que se está planteando son programas que tienden ahora a generación de puestos de trabajo”.

Algunos programas que se están terminando de delinear son “Inclusión Joven”, para personas de 18 a 29 años, con una beca para desarrollar un proyecto laboral, y “Potenciar Trabajo”, con personas que cobran la mitad del salario mínimo y tienen que hacer una contraprestación laboral. Además, la Asignación Universal por Hijo (AUH) también tuvo ampliaciones, como la quita del tope del quinto hijo para recibirlo y la no obligatoriedad de tener el monotributo al día para cobrarlo, entre otros.

De hecho, la ampliación de la AUH impactará en 30.975 nuevos niños, niñas y adolescentes mendocinos.

Crisis y nuevos pobres

En Mendoza la situación no escapa a la crisis nacional, y hay incertidumbre respecto a la recuperación económica para el corto y mediano plazo. Alejandro Verón, subsecretario de Desarrollo Social, lamentó la finalización del IFE y dejó en claro que “el proceso de recuperación económica no ha ido en el mismo sentido que se ha ido quitando el ATP y el IFE”.

Los números son elocuentes. Según el Indec, la pobreza en el Gran Mendoza es del 41,5%, lo que representa a 425.034 personas que no alcanzaron a satisfacer sus necesidades básicas. De ellas, 89.627 son indigentes, por lo que no logran ni siquiera cubrir la canasta básica de alimentos.

El dirigente de Libres del Sur destacó que este año la asistencia alimentaria se cuadruplicó respecto a 2019 y comentó que aproximadamente 80.000 mendocinos reciben su merienda y ración de comida todos los días. “Nuestra principal preocupación es que la pobreza no se transforme en estructural y la única manera de combatirla es sosteniendo el empleo”, consideró y evaluó que la quita del ATP podría incidir de manera negativa.

Si bien valoró los programas con los que está trabajando la Nación para futuro, así como también la ampliación de la AUH, indicó que la necesidad “se tiene ahora, y si bien el IFE no se daba todos los meses, muchos que han conseguido un empleo lo estaban esperando para fin de año”, marcó.