Diputados dio media sanción a un plan de pago a 10.000 mendocinos que se transformaron en morosos tras la pandemia

Extienden la moratoria y el pago del Inmobiliario hasta el 30 de abril
Extienden la moratoria y el pago del Inmobiliario hasta el 30 de abril

Se tratará el Consenso Fiscal, que contempla un acuerdo firmado entre Suárez y Fernández a fin de año, pero se agregará esta pequeña moratoria y además una baja de alícuotas para grandes contribuyentes.

La Cámara de Diputados dio hoy media sanción al proyecto de ley del Consenso Fiscal, iniciativa con la que Mendoza adherirá al acuerdo firmado a fines del 2021 entre el gobernador Rodolfo Suárez con el resto de mandatarios y el presidente, Alberto Fernández, que establecía parámetros fiscales y tributarios en las jurisdicciones.

La votación tuvo un acompañamiento casi total, ya que sólo votó en contra en términos generales la diputada Mercedes Llano (PD). En tanto, Emanuel Fugazzotto (Partido Verde) votó en contra sólo en algunos artículos puntuales.

No obstante, la normativa sumará una serie de baja de alícuotas de algunos impuestos; y en paralelo promoverá un “plan de facilidades” para unos 10.000 mendocinos que se retrasaron en el pago de sus deudas desde que comenzó la pandemia del coronavirus.

Se prevé en el proyecto un plan de pago de 60 cuotas (5 años) para morosos de la provincia cuyas deudas comenzaron a ser impagas desde el 31 de diciembre del 2019, es decir, en lo que fue el comienzo de la pandemia. Vale destacar que sólo será para impuestos patrimoniales (Automotor e Inmobiliario).

Desde el ministerio de Hacienda estiman que entrarán por año a la provincia entre $600 y $700 millones por año sólo en este universo, teniendo en cuenta que el plan de pago es por 5 años (lo que daría un número de entre $3.000 y $3.500 millones).

No obstante, aclararon que no se trata de un plan para todos, ya que sólo abarca a “quienes eran cumplidores antes de la pandemia y ahora dejaron de estar al día por diversos motivos”.

Plan de pago

Según se establece en el proyecto de ley, los planes de pago serán de 48 meses, pero se podrán extender a 60 meses para deudas de impuestos patrimoniales vencidos al 31 de diciembre del año anterior al que se solicita el plan, y sólo en casos que los contribuyentes no tengan deudas vencidas al 31 de diciembre del 2019.

También estará esta posibilidad de extensión para los casos de concursos o quiebras.

En tanto, se prevé la reducción del 10% en los intereses correspondientes a impuestos patrimoniales vencidos al 31 de diciembre del año anterior, cuando los contribuyentes cancelen en un solo pago; aunque este porcentaje se incrementará al 25% para quienes no tengan deudas registradas, como se ha dicho, al 31 de diciembre del 2019.

Baja de alícuotas

En su presentación del proyecto ante diputados la semana pasada, el ministro de Hacienda, Víctor Fayad, señaló que la iniciativa disminuye alícuotas de Ingresos Brutos para algunas actividades. Las bajas de alícuotas se darán en servicios sociales, personales y comunales, para grandes contribuyentes, que pasarán de pagar 5% al 4,75% (el descuento se realizará en la alícuota incremental). Sólo en ese ítem, el costo fiscal que dejará de recibir la Provincia será de unos $200 millones.

En tanto, según el artículo 4 del proyecto, quedarán exentos de impuestos sobre los Ingresos Brutos los créditos hipotecarios.

No será el único impuesto que se bajará. Se eximirá del pago de Sellos, por ejemplo, a los préstamos para inversión en Mendoza, ya sea con proyectos cuyo destino sea la adquisición de bienes de capital, construcción, ampliación o remodelación de instalaciones necesarias para la producción y comercialización de bienes o servicios.

Votación

Jorge López (UCR), titular de la comisión de Hacienda, Presupuesto y Asuntos Tributarios, ponderó el trabajo realizado junto a funcionarios gubernamentales y en comisiones, del que resultaron los aportes que fueron incorporados al texto legislativo.

Tras hacer un repaso del camino recorrido por la provincia desde fines de 2015 en materia de reducción de impuestos, y recordar que en 2019 se suspendió la aplicación de los consensos fiscales, tras la firma de este último acuerdo a fines del año pasado, “en Mendoza se dejó en claro que independientemente de ese consenso fiscal, se iba a seguir en ese camino de reducción de alícuotas”.

Desde el Frente de Todos, Marisa Garnica, adelantó el voto positivo del bloque indicando que “acompañamos el proyecto expresando que esto es un proceso que se viene dando hace años y es necesario”.

“Sin duda falta mucho para trabajar, para garantizar que el vuelco de las riquezas del Estado se de en favor de los que menos tienen. Falta mucho, pero no por eso se debe menoscabar este trabajo que se viene haciendo entre Nación y provincia, buscando la baja de la presión fiscal”, completó.

Por su parte, Fugazzotto , indicó que apoyaba en general pero con reparos en algunos artículos. “No nos oponemos a bajar impuestos para favorecer el desarrollo, pero sí es necesario aclarar qué se quiere desarrollar”. En esa línea, criticó los techos y reducciones de impuestos para actividades tales como los artículos para la caza y la pesca.

Finalmente, Llano, expresó que Mendoza en los últimos años, “ha sido discriminada, bajo el yugo de los gobiernos populistas, en relación a la distribución de los recursos tributarios”.

“Adherimos a un modelo de federalismo fiscal, en línea con nuestras ideas liberales”, dijo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA