Diez años de las PASO: en Mendoza siempre fue escasa la competencia interna por los principales cargos

Diez años de las PASO: en Mendoza siempre fue escasa la competencia interna por los principales cargos
Boletas en el cuarto oscuro en la escuela Leandro Alem del departamento de Guaymallen

Desde la implementación de las primarias siempre hubo pocos frentes en simultáneo con más de una lista en las primeras categorías. El voto electrónico, la gran deuda de la legislación electoral.

El próximo 12 de septiembre más de 1.400.000 mendocinos podrán votar en las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). El sistema que cumple 10 años de vigencia se utilizará por sexta vez en Mendoza para elegir cargos nacionales, mientras que a nivel provincial se comenzó a usar a partir de los comicios de 2015, tras la adecuación de la legislación local. Esa normativa fue reformada en 2017, pero su plena aplicación quedó trunca, ya que nunca se terminó de implementar el voto electrónico.

En los sucesivos procesos electorales en los que la ciudadanía mendocina eligió a los candidatos, la competencia interna en las fuerzas políticas siempre fue minoritaria para los principales cargos en disputa. Solo en dos elecciones hubo tres frentes en simultáneo con una variada oferta de cabezas de lista. En tanto, en una oportunidad fueron todas listas únicas las que tuvieron lugar en el cuarto oscuro, pero en el resto de los comicios siempre oscilaron entre uno y dos espacios los que presentaban más de una propuesta.

No obstante, vale resaltar que en las categorías inferiores de las boletas siempre ha sido más nutrida la competencia, en parte a raíz de las listas colectoras que permiten a distintos precandidatos adherirse a las nóminas principales, algo que sucederá en las próximas elecciones, en especial para los cargos de concejales.

Cómo serán las boletas y qué hay que saber para votar hoy.

Las PASO se crearon en diciembre de 2009 a través de la “Ley de Democratización de la Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral”. La iniciativa fue impulsada por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, luego de la derrota del kirchnerismo en las legislativas de ese año.

El objetivo era ordenar la oferta electoral para hacerla más clara a los votantes y definir criterios generales para la selección de candidaturas, apostando a democratizar la vida interna de las agrupaciones políticas. Al mismo tiempo, estableció como filtro superar el 1,5% de los votos para poder disputar las generales y unificó las mesas de votación que antes estaban divididas por género.

Poca competencia interna

Se utilizaron por primera en agosto de 2011 para definir los candidatos a los cargos electivos nacionales. En tanto, en Mendoza recién en 2015 se implementaron para puestos de representación provinciales, luego de que se sancionara una norma local.

Hace una década, en la provincia compitieron 9 espacios políticos y solo en uno hubo primarias. Se trató del frente que integraba la UCR y que llevó dos listas de diputados nacionales.

Dos años después, para las legislativas de 2013, se presentaron 8 frentes o partidos distintos y en tres de ellos hubo disputa interna. Uno fue la UCR, otro la alianza PD-Pro y la tercera de la del Frente Amplio Progresista y la Coalición Cívica-ARI.

Las elecciones provinciales de 2015 se desdoblaron y por primera vez se usaron las primarias para elegir candidatos a cargos provinciales. Hubo 6 fuerzas que postularon a sus precandidatos a la Gobernación y solo el Frente para la Victoria-PJ presentó más de una lista. Sin embargo, en estos comicios se dio el recordado caso de la multiplicidad de aspirantes a intendentes y concejales y en departamentos como Guaymallén y Luján llegó a haber casi medio centenar de boletas.

Ese mismo año se celebraron las PASO donde se eligieron candidatos a Presidente y senadores y diputados nacionales por Mendoza. En la categoría principal hubo 11 espacios en competencia y la interna tuvo lugar en Cambiemos, UNA y el FIT. En tanto, fueron 7 las fuerzas mendocinas que llevaron postulantes al Congreso y allí las primarias se dieron en el FIT y en Cambiemos (únicamente para diputados).

Para las legislativas de 2017 se unificaron las elecciones nacionales y provinciales, previa la sanción de una reforma de la legislación local. Se presentaron 8 fuerzas y en dos de ellas se enfrentaron listas internas: en Cambiemos y en el PJ.

En 2019 se volvieron a desdoblar los comicios locales y en la carrera electoral se anotaron 8 espacios. Al igual que había sucedido dos años atrás, la competencia solamente se dio al interior de Cambia Mendoza y del PJ.

Meses después se desarrollaron las primarias nacionales donde hubo 10 fórmulas a Presidente y Vicepresidente sin competencia interna y solo cuatro propuestas de precandidatos a diputados nacionales por Mendoza, todas con una sola lista.

En cuanto a las PASO legislativas 2021 que se avecinan, hay 8 alianzas o partidos que aspiran a competir por bancas en el Congreso y solamente en dos hay una disputa interna para acceder a esas candidaturas. Se trata de Cambia Mendoza y el FIT-Unidad. Sin embargo, en lo que se refiere a cargos legislativos provinciales y concejales existirá una nutrida competencia.

Una ley demorada

En Mendoza se tardó casi cuatro años en aplicar el sistema de las primarias para los cargos provinciales y fue tras un largo proceso. Esta adecuación de la normativa local fue impulsada por el entonces gobernador Francisco “Paco” Pérez y se precipitó luego de la contundente derrota del peronismo ante la UCR en los comicios legislativos del 2013.

En los meses previos ya se había producido un cisma en el justicialismo tras las elecciones internas partidarias en las que votaron los afiliados. Allí se había impuesto La Corriente Peronista, espacio liderado por el entonces vicegobernador Carlos Ciurca, sobre Integración Azul, que agrupaba a varios intendentes bajo el ala de Juan Carlos “Chueco” Mazzón.

A finales de ese año la Legislatura sancionó la Ley 8619 que introducía las PASO a la provincia. La publicación en el Boletín Oficial fue en el mes de noviembre, no obstante, hubo que esperar más de una año, hasta diciembre de 2014, para que Pérez finalmente reglamentara la norma. Entre algunos aspecto distintivos establecía el piso del 3% para competir en las generales, que el Estado no financiaría las campañas de los partidos y la aplicación paulatina del voto electrónico, algo que nunca terminó de concretarse.

El debut de las primarias con sello mendocino fue en la elección de intendente de Capital que se celebró en febrero de 2015 de forma desdoblada. Luego en abril se produjeron las PASO a Gobernador.

Por qué el voto electrónico siempre queda para otra elección

En 2017, durante la gestión como gobernador de Alfredo Cornejo se realizó una reforma de la legislación electoral provincial. Allí se establecieron fechas fijas separadas del calendario electoral nacional para celebrar los comicios locales pero se habilitó al Gobernador a adherir al proceso nacional. Además se prohibieron los listas colectoras y espejo, entre otros cambios.

Esta reforma introdujo también cambios al artículo donde se determina la implementación del voto electrónico, un elemento que quedó como una gran deuda pendiente de la política mendocina.

Originalmente la legislación establecía que en 2015 los intendentes podían comenzar a utilizar este sistema y que en 2017 abarcara al 50% de electores del padrón provincial para que sea algo generalizado desde 2019.

La única vez que se utilizó fue en las elecciones municipales de febrero de 2017 en Santa Rosa, que se desarrollaron tras la renuncia de Sergio Salgado a la intendencia por un escándalo de corrupción. En ese proceso se aplicó la Boleta Única Electrónica.

La reforma determinó que la provincia debía implementar el sistema de votación por vía electrónica a partir del 2017 para al menos el 30% de electores del padrón. No obstante, para las legislativas de ese año no se utilizó, ya que se unificaron los comicios provinciales con los nacionales y el proceso electoral se reguló por la legislación nacional. Lo mismo que sucede en este 2021.

Asimismo, para los comicios de 2019 se suspendió la implementación del artículo de la Ley de PASO a través del Presupuesto Provincial, a raíz del significativo costo en dólares que demandaba la puesta en marcha de este sistema de votación.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA