viernes 5 de marzo de 2021

El vuelo partió de Moscú a las 18 de ayer (hora Argentina) y llegaría pasado el mediodía de hoy a Ezeiza.
Política

Desconcierto en Nación por la demora en la entrega de vacunas Sputnik V

Rusia garantizó ayer la provisión a la Argentina, pero no en los plazos previstos. Fernández se mostró preocupado. Hoy llegarán 220.000 dosis, un tercio de lo que se preveía.

El vuelo partió de Moscú a las 18 de ayer (hora Argentina) y llegaría pasado el mediodía de hoy a Ezeiza.

El Gobierno nacional se encontró con un imprevisto que complicó todo el calendario de vacunación contra el Covid-19 y está desconcertado, intentando negociaciones al más alto nivel con la Federación Rusa para acceder a las dosis comprometidas.

El martes a la noche envió un avión a Moscú sin saber cuántas dosis de la Sputnik V serían entregadas por el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya. La aeronave tiene capacidad para 600.000 dosis.

Recién ayer a las 14, el Gobierno dijo que recibió la información de que en realidad serían solo 220.000 vacunas. “Nos confirmaron recién que están llegando 110.000 de cada componente”, dijo la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

El propio presidente Alberto Fernández se mostró desconcertado y preocupado, dado que en diciembre él había dado una conferencia de prensa junto al ministro de Salud, Ginés González García, anunciando 5 millones de dosis en enero y otras 5 millones en febrero.

En el cierre de su viaje de Estado a Chile, el Presidente brindo una conferencia de prensa en la que defendió la estrategia argentina de “poner fichas en todos los lugares donde se hicieran vacunas”.

Habló de los contratos con AstraZeneca y con el mecanismo Covax de Naciones Unidas. Señaló las negociaciones con el laboratorio chino Sinopharm; con Janssen, del emporio Johnson & Johnson; y con la estadounidense Moderna. “Quisimos tener contrato con Pfizer, pero Pfizer por otras circunstancias no terminó acordando”, dijo.

En ese contexto, señaló que el Gobierno hizo un acuerdo con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y Gamaleyala. “Eso nos permitió contar con vacunas. En este momento está un avión en Moscú para buscarlas, en el desorden que existe hoy con el tema de las vacunas y que lo padecemos todos. Lo padece Europa y lo padecemos en América Latina”, afirmó.

Y agregó: “Estamos tratando de ordenarnos en el cronograma de entregas de las vacunas con la Federación Rusa, pero también insistiendo para que las vacunas de AstraZeneca empiecen a llegar a la Argentina. Tratando de avanzar con Sinopharm para la entrega de 1 millón de vacunas que podría hacerse de modo rápido”.

“Estamos trabajando con todos. No es que elegimos una. La vacuna Sputnik V está dando buenos resultados en Argentina, no ha generado contraindicaciones. Yo me vacuné con la vacuna de Gamaleya. Hasta acá estamos muy contentos con los resultados que estamos viendo”, añadió.

Ayer el RDIF y Gamaleya emitieron un comunicado que fue difundido incluso por Presidencia de la Nación, apenas 5 minutos antes que Vizzotti apareciera en un cable de la agencia de noticias el Estado, Télam, anunciando que hoy llegará apenas casi un tercio de las vacunas que se esperaban.

En una confusa explicación, el RDIF y Gamaleya dijeron que están ampliando la capacidad para producir más dosis de Sputnik V debido a la alta demanda de la vacuna en América Latina. Y agregaron: “Ahora estamos mejorando las instalaciones ubicadas fuera de Rusia para garantizar el suministro a Argentina y el resto de la región”.

Según el RDIF y Gamaleya, como resultado de ese proceso, se verá “un aumento significativo de la producción en el segundo trimestre”. Hasta entonces, “es posible que algunos lotes presenten retrasos de hasta 2 o 3 semanas”, confirmaron las entidades rusas.

No obstante, señalaron que “Argentina ha sido uno de los primeros países en aprobar Sputnik V y con quien se ha establecido una sólida alianza, que seguirá recibiendo la vacuna”. Sobre ello, dijeron: “Volveremos al programa de entrega original una vez que se complete la actualización. Se informará debidamente a las autoridades sanitarias argentinas con un cronograma ajustado”.

Mientras tanto, el Gobierno y la Federación Rusa esperan que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) proceda en las próximas semanas con la verificación técnica de los sitios de producción del Sputnik V fuera de Rusia, como por ejemplo India, Corea del Sur y Brasil.

Y agrega: “En estos tiempos desafiantes, estamos dando todos los pasos para asegurarnos de que RDIF continúe apoyando el despliegue de campañas de vacunación en todo el mundo, agregando más proveedores y fabricantes contratados para aumentar la capacidad de producción total de la vacuna Sputnik V”.


Da la nota


Por las redes