Crecen las imputaciones contra empresas alimenticias por supuestos engaños a consumidores

Es casi imposible que los consumidores puedan distinguir los productos y coartar el derecho a elegirlos con información certera. / Archivo
Es casi imposible que los consumidores puedan distinguir los productos y coartar el derecho a elegirlos con información certera. / Archivo

El Gobierno nacional le apunta a Nestlé, Mondelez y Agropecuaria Paso Viejo. Inician expedientes administrativos por cambios en la presentación y rotulados de productos.

La Secretaría de Comercio Interior de la Nación  abrió ayer una investigación contra las empresas Nestlé, Agropecuaria Paso Viejo y, nuevamente, Mondelēz por presuntas infracciones en los etiquetados de los productos que “podrían inducir a la confusión de las y los consumidores”, se informó oficialmente.

Según la subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores, el accionar utilizado por Nestlé y Mondelēz repetiría la conducta identificada en las imputaciones realizadas recientemente: se modifica mínimamente una propiedad o el contenido neto de algunos productos, para luego incrementar sustancialmente los precios.

Este tipo de comportamiento podría representar un incumplimiento de los principios básicos de la Ley de Defensa del Consumidor (Nº 24.240). No se estarían informando de manera cierta las diferencias existentes entre bienes de igual categoría, marca y sabor. Por el otro, estas prácticas pueden “confundir sobre la naturaleza del producto y sus principales características, motivando al error y promoviendo la adquisición de un bien no deseado”.

Respecto al comportamiento de Nestlé, se observó que ofrece dos productos de Nescafé Dolca Torrado que tienen igual tamaño, contenido y variedad, además de idéntica información nutricional, sugerencias de preparación, ingredientes, contenido neto, e incluso recomendaciones para la reutilización del frasco de vidrio. La diferencia más relevante entre ambos productos, es que uno de los envases contiene la leyenda “Estamos re-creando nuestro envase, dale nueva vida al frasco”, en color verde. Y hay una diferencia de precio del 40%.

Por su parte, la firma Mondelēz muestra una práctica similar a la ya referida sobre las galletitas Pepitos. Ofrece las reconocidas galletitas Oreo en dos presentaciones idénticas en cuanto a su envoltorio, color, diseño y frases, pero con un gramo de diferencia (117 gr y 118 gr) entre ambas. No obstante, la variación de precio es de más del 50%.

Por último, la empresa Agropecuaria Paso Viejo fue imputada por la comercialización del producto Viejo Olivar que se presenta como “Aceite de Oliva Extra Virgen”, cuando en realidad en la letra chica de los ingredientes indica que contiene aceite de girasol y de oliva.

Asimismo, en la denominación del producto figura la descripción “Aceite comestible mezcla”. De este modo, la empresa engañaría respecto de la verdadera calidad y naturaleza del producto que se vende en los comercios.

Este tipo de envasados y rotulados torna casi imposible que las y los consumidores puedan distinguir los productos y coartar el derecho a elegirlos con información certera.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA