Cómo llega el Frente de Todos a las PASO, según los principales indicadores económicos

Frente de Todos
Frente de Todos

Durante la gestión de Alberto Fernández se registró una leve caída del empleo joven en relación con 2019 y también hubo una reducción del número de jóvenes que buscaron trabajo.

A un mes de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el Gobierno nacional realizó en los últimos días una serie de anuncios en materia económica, en los que participaron en algunos casos los candidatos oficiales del Frente de Todos.

En esta nota te contamos cuál es la situación de las áreas relacionadas con estos anuncios y cómo se encuentran actualmente las principales variables de la economía en la primera mitad del mandato de Alberto Fernández en la Presidencia.

Leve caída del empleo joven

El 9 de agosto último Fernández encabezó en Tecnópolis el lanzamiento de un plan para capacitar a jóvenes en programación, que otorga un subsidio de $ 100 mil para la adquisición de computadoras a quienes completen los cursos. En ese contexto, el Presidente señaló que el programa “pretende capacitar a muchos jóvenes para que tengan una salida laboral”.

En el primer trimestre de 2021 (último dato disponible), la tasa de empleo de personas de hasta 29 años -que mide la cantidad de ocupados- cayó 0,6 puntos porcentuales (del 9,8 al 9,2%) en relación con el cierre de la gestión de Mauricio Macri (Cambiemos).

Jorge Paz, doctor en Economía y en Demografía e investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), dijo a Reverso que si se compara el primer trimestre de 2021 con igual período de 2019 “la tasa de desocupación fue la misma, confinamiento mediante”.

El especialista explicó: “Es probable que el resultado de este comportamiento haya sido la contracción de la participación de los jóvenes (medida por la tasa de actividad), que registró una reducción de 4 puntos porcentuales en ese período. Este comportamiento puede haberse debido al desaliento provocado por la crisis del nuevo coronavirus”.

Salario real en caída y jubilación mínima “empatada”

La primera precandidata a diputada nacional del Frente de Todos por la Provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz, dijo recientemente que “el salario debe recuperar las posiciones que perdió en estos 4 años”.

Durante la actual gestión, los salarios cayeron 1,8% en términos reales (contra la inflación) con respecto a noviembre de 2019, según el Índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), elaborado por el Ministerio de Trabajo de la Nación sobre la base de los sueldos de los trabajadores registrados.

La mala performance de los salarios se suma a la ocurrida en la gestión de Macri, durante la cual cayeron un 20,4% con respecto a 2015. Actualmente, el sueldo promedio debería ser de $ 108.103 para mantener el mismo poder adquisitivo de aquella época, pero actualmente es de $ 84.513.

Por su parte, un estudio de la consultora Equilibra -que dirige el economista Martín Rapetti- muestra que el salario real “cayó 22% desde mediados de 2018 a la fecha, y 3% desde que asumió Fernández la Presidencia”.

La jubilación mínima, en tanto, evolucionó un 0,67% por encima de la inflación entre junio de 2021 y fines de 2019, es decir se trata de un empate. Si se tienen en cuenta los bonos otorgados por el Gobierno (de $ 1.500 desde mayo y de $ 5.000 en agosto), el saldo positivo es del 7%. Sin embargo, como se explica en esta nota, para analizar la evolución en el mediano plazo es mejor seguir la evolución del haber sin los bonos.

Recientemente, el Gobierno nacional anunció un incremento del 12,39% en los haberes, con lo que la jubilación mínima pasará a $ 25.922. En 2020 el Frente de Todos aumentó las jubilaciones menos que lo que hubieran aumentado por la fórmula de Cambiemos.

Obra pública e inversión con arrastre

El 10 de agosto último, Fernández encabezó la inauguración simultánea de unas 100 obras públicas que, según informó el Poder Ejecutivo Nacional, “se llevaron a cabo en todo el país con una inversión total de $ 22.008 millones”.

En el primer semestre de 2021, el Gobierno nacional ejecutó $ 297.018 millones en inversión real directa y transferencias de capital -las 2 variables utilizadas por los especialistas para medir la inversión en obra pública-, lo que representa un incremento del 72% en términos reales con respecto al mismo período de 2019 y el doble de lo invertido en 2020, en plena pandemia del coronavirus.

Sin embargo, si se comparan los primeros 18 meses de la gestión de Fernández con los de Macri, se evidencia una caída del 36,6% en términos reales.

Ariel Barraud, economista del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), dijo a este medio que “en 2020 la obra pública fue muy baja: el Gobierno mismo planeaba cerrar el año con una inversión del 1,7% del PBI y terminaron en 1%”. Sobre los números actuales, Barraud indicó que “es probable que haya habido un arrastre por demoras en la ejecución de 2020, cuando hubo una caída en relación a lo que se buscaba invertir”.

Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora Ecolatina -fundada por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna-, dijo a Reverso que “esta inversión contiene un poco más de impulso de obra pública que en 2019, pero hay muchos proyectos que no se llevaron a cabo el año pasado, por la pandemia, y que sí se están llevando adelante ahora”.

Aumento de la inflación

Durante la gestión de Fernández el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se incrementó un 75% hasta julio último. Luego de un aumento interanual de 36,1% en 2020, en lo que va de 2021 la suba fue del 29,1%, por encima de la inflación proyectada por el Frente de Todos en el Presupuesto 2021 para todo el año.

En relación a la evolución de la inflación durante este período, Nuria Susmel, economista de la Fundación FIEL, señaló a este medio que “el año pasado hubo muchos negocios cerrados, restricciones a la movilidad y caída de ingresos. Esto contuvo a la inflación, pero es posible que parte de eso se haya trasladado a este año”.

“Hay déficit fiscal que debe financiarse con deuda o con emisión. Hoy el Gobierno no puede colocar deuda, entonces emite y ahí empieza la rueda”, explicó la economista. Y agregó: “Se está volcando más dinero del que la gente está dispuesta a mantener, entonces se quiere deshacer del dinero y lo gasta. Esto aumenta la demanda de bienes y los precios suben”.

Mejoras en la industria

En junio último, el uso de la capacidad instalada de la industria fue del 64,9% según el INDEC, el mayor nivel desde mayo de 2018. Durante la gestión de Fernández se alcanzó -en abril de 2020- el nivel más bajo del uso de la capacidad instalada en 5 años, a raíz de las fuertes restricciones ordenadas por la pandemia del coronavirus.

Belén Bentivegna, economista de la consultora Equilibra, señaló a Reverso que “el uso de la capacidad instalada de la industria está levemente por encima de los niveles previos a la pandemia. Algunos sectores productivos continúan con una utilización de su capacidad instalada relativamente baja, como el automotriz (51,9% en junio) y el resto de la metalmecánica (56%), pero no se alejan demasiado de los valores vistos en los últimos años”.

Esta nota es parte de Reverso, el proyecto periodístico colaborativo que une a más de 40 medios para intensificar la lucha contra la desinformación durante las elecciones de 2021.

Las vías de contacto para sumarse son:

por mail a info@chequeado.com

por WhatsApp

y /ReversoAr en todas las redes

Autor: José Giménez

Editor 1: Matías Di Santi

Editor 2: Laura Zommer

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA