Cambio climático: Kerry anunció que habrá crédito para la reconversión industrial y energética de América Latina

El enviado especial de los Estados Unidos para el Clima, John Kerry, junto al presidente Alberto Fernández.
El enviado especial de los Estados Unidos para el Clima, John Kerry, junto al presidente Alberto Fernández.

El anuncio fue realizado en la cumbre latinoamericana del clima que presidió Alberto Fernández. En principio, el financiamiento será por unos 4.160 millones de dólares.

El enviado especial de los Estados Unidos para el Clima, John Kerry, anunció hoy que al menos seis bancos norteamericanos darán créditos a diez años por al menos 4.160 millones de dólares a los países latinoamericanos para ayudarlos en los procesos de reconversión industrial con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Kerry hizo el anuncio en la cumbre latinoamericana sobre cambio climático denominada “Diálogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas”, que tuvo como anfitrión y moderador al presidente argentino Alberto Fernández. También participó el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, mandatarios de la región y autoridades de organismos internacionales, entre otros líderes e invitados especiales.

“Señor presidente, una vez más, le agradezco por su liderazgo, por haber pensado en nosotros y por habernos reunidos a todos. Nos complace mucho ser parte de este esfuerzo”, le dijo Kerry a Fernández en lo que fue la antesala de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 25) que se realizará en Glasgow, Escocia, del 31 de octubre al 12 de noviembre próximos.

En su disertación, Kerry dijo que Estados Unidos tiene el compromiso de alcanza el 50% de la flota de automóviles completamente eléctrica para el año 2035. Y señaló que presidente Joseph Biden tiene la decisión de avanzar para ayudar a los vecinos. “Por eso hoy puedo anunciar que tenemos planes para aumentar nuestra asistencia para las energías renovables para América Latina y el Caribe, para aumentar la capacidad energética (sustentable) al menos en un 70% para el 2030”, dijo.

El objetivo es que ese apoyo estadounidense se destine a iniciativas como la reducción de las emisiones y acelerar el financiamiento de las reforestaciones. “Hemos estado trabajando con los principales seis bancos de los Estados Unidos: han anunciado que el monto total de financiamiento para los próximos diez años es de un piso de 4,16 billones de dólares. Tenemos la capacidad de poner financiamiento sobre la mesa”, indicó Kerry.

Según el funcionario estadounidense, nunca antes el mundo ha necesitado, ha demandado y ha exigido un esfuerzo global de coordinación. “Y todos sabemos que las oportunidades que enfrentamos, económicas y de otra índole, son enormes. Entonces, no es un sacrificio. Debemos aprovechar esta oportunidad para todos nosotros para construir una economía mejor y un mundo más seguro”, dijo Kerry.

La perdida de tiempo con Trump

En 2018, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático –integrado por los mejores científicos del mundo- advirtió que había un tiempo de doce años para poder implementar las decisiones clave que evitarían las peores consecuencias de una crisis climática. Kerry lamentó en ese sentido que la entonces gestión de Donald Trump decidiera salirse del Acuerdo de París.

“Entonces, básicamente, perdimos tres años. Ahora tenemos nueve años para tomar decisiones críticas e implementar medidas. Es alentador ver como los países de las Américas se están uniendo para reafirmar nuestro compromiso compartido de abordar esta crisis, de mejorar la resiliencia, de implementar las medidas de adaptación. Y me complace decir que el presidente Biden se ha comprometido a duplicar nuestro presupuesto para la adaptación”, amplió el ex secretario de Estado estadounidense.

Pero más allá de eso, aclaró, hay que examinar de cerca la meta. En París hubo un compromiso para hacer todo lo posible para disminuir el aumento de temperatura a niveles muy por debajo de los 2 grados centígrados y tratar de alcanzar el 1,5 grados centígrados. El comunicado de los científicos dejó en claro que esos valores no eran suficientes. “Tenemos que llegar al 1,5 grado. Pero el 45% del PIB mundial aún no se ha sumado a ese compromiso”, lamentó Kerry.

Según dijo el funcionario, hay 20 países que son responsables del 80% de las emisiones del mundo. Si esos países no hacen lo suficiente, el resto de los países va a estar condenado por sus acciones o su falta de acción. Entonces, una acción mundial es necesaria para esta crisis que “es más urgente que nunca”.

“La naturaleza nos está gritando, enviando mensajes todos los días de que no estamos haciendo lo suficiente, no estamos por delante de la curva: entonces, vemos inundaciones, incendios, sequías, avalanchas y el calentamiento de los océanos, los glaciares que se derriten”, dijo el enviado especial de los Estados Unidos en la videoconferencia.

Kerry contó que les preguntó a los científicos: ¿Qué es lo que más les preocupa? Y respondieron: “Quizás ya hayamos pasado dos puntos de inflexión, el del Ártico, el de la Antártida y el de los Arrecifes de Coral. Y luego dijeron: lo que nos preocupa mayormente es que lo que está sucediendo en esos lugares es irreversible. Entonces, lo que tenemos que hacer es acelerar la implementación de las acciones”.

El estadounidense dijo que el mundo necesita que las veinte naciones que constituyen el 80% de las emisiones se levanten y establezcan planes claros de lo que van a hacer. “Los científicos nos dijeron: si no hacemos lo suficiente entre 2020 y 2030 entonces 1,5 grados fue, y también 2 grados… y hablamos hoy y estamos dirigiéndonos a llegar a 3 o 4 grados”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA