Aún sin acuerdo, el PJ se prepara para elegir a su nuevo presidente

Carmona asumió en 2018 pero, desde entonces, perdió terreno en la interna partidaria. El 20 de diciembre se vota.
Carmona asumió en 2018 pero, desde entonces, perdió terreno en la interna partidaria. El 20 de diciembre se vota.

En noviembre vence el mandato de Guillermo Carmona, que amaga con seguir pero no hay consenso interno. ¿Podrá Sagasti poner el nombre del nuevo conductor del partido?

El PJ mendocino empieza a preparar su elección de autoridades, que tiene fecha para el 20 de diciembre. Sin embargo, el plazo para la presentación de listas cierra el 9 de noviembre, en un mes. La idea es que haya un acuerdo e intendentes y el kirchnerismo cierren filas, sin llegar a las urnas para dirimir la presidencia del peronismo provincial.

En noviembre vence el mandato del actual titular del partido, Guillermo Carmona. ¿Seguirá en el cargo? Probablemente sea prematura la pregunta, pero hay un dato que hace improbable su reelección: los sectores internos del peronismo se vienen reconfigurando desde la primaria abierta, simultánea y obligatoria (PASO) del año pasado, compulsa que ganó la camporista Anabel Fernández Sagasti, lo que obligó al sector que impulsó a Carmona a reconfigurarse.

La vieja configuración interna

Nada es permanente en política. Hace dos años, había dos espacios en el peronismo mendocino. Los entonces intendentes representaban el PJ territorial: allí revistaban los hermanos sanrafaelinos Omar y Emir Félix (el último, jefe comunal), los maipucinos Adolfo y Alejandro Bermejo (también el último era el intendente), el lavallino Roberto Righi, el sanmartiniano Jorge Giménez y el tunuyanino Martín Aveiro.

Todos participaron alguna vez del sector Azul del PJ que lideraba Juan Carlos Mazzón. Los de San Rafael participaron de ese espacio hace mucho tiempo y lo abandonaron. El resto se mantuvo en él hasta la muerte del viejo líder.

Del otro lado, estaban los “pibes” de La Cámpora, Fernández Sagasti y Lucas Ilardo, más otros sectores K y un aliado nuevo, sin intendencia, pero con dirigentes en casi todo el territorio: el ex vicegobernador Carlos Ciurca.

Hasta 2017, en este espacio más cercano al kirchnerismo, no estaba Ciurca y sí revistaba Carmona. Hubo internas para las legislativas y el espacio K las perdió a manos de los jefes comunales que postularon a Omar Félix. Un año después, el ahora presidente del PJ, por diferencias con Fernández Sagasti e Ilardo, se alejó de los jóvenes y dio un toque de kirchnerismo al sector de los intendentes. Así, en 2018, Carmona, con el apoyo de los caciques comunales (ganadores de la PASO 2017), se transformaba en presidente del PJ, mientras que el tándem camporista ponía en la vicepresidencia 1° a la joven Florencia Décima, mientras que en la vice 2° los intendentes ponían a Patricia Fadel.

El nuevo escenario

Llegaron las PASO 2019, en las que se elegían los candidatos de los partidos a la gobernación y la mayoría de las vertientes K, más Ciurca, ganaron con Fernández Sagasti como candidata al sillón de San Martín. Giménez perdió la comuna de San Martín y Alejandro Bermejo dejó la municipalidad de Maipú en manos de Matías Stevanato.

Más aún, Cristina Fernández de Kirchner se corrió del centro de la escena, eligió un candidato a presidente con menos resistencia, Alberto Fernández, y el kirchnerismo volvió al poder en la Nación.

La senadora nacional por Mendoza es la niña mimada de la actual vicepresidenta. Así, ganadora de la interna local y con apoyo nacional, el espacio que ella e Ilardo lideran empezó a transformarse en el espacio más tentador para algunos de los dirigentes locales.

Hoy el jefe comunal de Tunuyán ya no está en el espacio de los intendentes y se muestra más cercano a los “pibes K”. Righi se mantiene en silencio. Los otros dos intendentes que tiene hoy el PJ, Flor Destéfanis (Santa Rosa) y Fernando Ubieta (La Paz), son nombres arrimados por Ciurca al sector K.

Los que siguen haciendo valer su dominio en el sur mendocino son los hermanos Félix, quienes no confrontan con el espacio K, pero suelen dar alguna muestra de independencia. De ese sector vienen los reconocimientos a Carmona, a quien consideran un tipo generoso, que busca resolver el entuerto que tiene hoy el peronismo para tener autoridades constituidas.

Por último, Stevanato hace equilibrio; se mantiene equidistante de los dos espacios y se concentra en ordenar las fuerzas en su departamento, aunque hay quienes dicen que él y todo el bermejismo de Maipú ya ha tomado una decisión: no apoyar la continuidad de Carmona.

En ese panorama, es claro que Fernández Sagasti aparece como la figura más destacada del PJ. Atentos a la historia reciente, el espacio ganador de la interna del año pasado debería encaramarse en la presidencia.

¿Será Fernández Sagasti la nueva titular del peronismo? Algunos entienden que no: la evaluación que hacen sus laderos es que no le conviene, aunque descuentan que el nombre saldrá del espacio K. Algunos se juegan a un intendente afín al espacio, lo que excluye casi exclusivamente a los hermanos Félix.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA