miércoles 2 de diciembre de 2020

Política

Antes de recibir al FMI, la CGT anticipa que no acompañará “un ajuste despiadado”

Los sindicalistas serán parte de los selectos actores que mantendrán reuniones con los enviados del ente internacional.

Los sindicalistas que integran la Confederación General del Trabajo (CGT) serán parte de los selectos actores que mantendrán reuniones con los enviados del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el marco de las gestiones que inició el gobierno para acceder a un nuevo programa que le permita refinanciar alrededor 44.000 millones de dólares.

Ese encuentro se agendó para el jueves, pero en la central obrera se ocuparon de adelantar, por lo menos, los lineamientos prioritarios de sus planteos. “Cualquier salida debe ser, lógicamente, buscando un equilibrio y una lógica en el manejo de las variables macroeconómicas pero sin un ajuste despiadado que genere más miseria”, remarcó Andrés Rodríguez, secretario adjunto de la CGT.

El titular de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) aseguró también que los referentes sindicales insistirán con planteos que ya promovió el presidente Alberto Fenrández y que apuntan a señalar que el Fondo es “corresponsable de la dramaticidad que hoy está sufriendo el país” porque, argumentan, no controló el manejo del colosal préstamo que le otorgó al gobierno de Cambiemos.

En declaraciones a Futurock, Rodríguez se refirió al encuentro que se realizó en la víspera en la Casa Rosada y en el que participaron representantes sindicales y empresarios. Al respecto, dijo que la construcción de esos “consenso”, con los que el gobierno busca sumar apoyos para negociar con el FMI, se logran comprendiendo que “un interés particular no salva al conjunto”.

“Hay que comprender la realidad de la situación”, pidió Rodríguez.

La misión del FMI comenzará formalmente este martes. La delegación estará encabezada por Julie Kozack, directora adjunta del departamento del Hemisferio Occidental del FMI; y Luis Cubeddu, jefe de misión para Argentina.

Kozak y Cubeddú se unirán al representante permanente del FMI en la Argentina, Trevor Alleyne, para iniciar lo que se entiende como una etapa exploratoria del contexto en el que se solicitará el nuevo programa, atendiendo a las condiciones macroeconómicas y sociales del país, y al diálogo con el Gobierno y distintos sectores.

Las gestiones del Gobierno quedarán en manos del ministro de Economía, Martín Guzmán, mientras que también habrá reuniones con el titular del Banco Central, Miguel Pesce.

El Gobierno apura la búsqueda de respaldo

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, confirmó que el Gobierno nacional trabajará en “mesas sectoriales” para “ir generando consensos en puntos concretos con cada sector”, y destacó el acuerdo alcanzado el lunes con sectores sindicales y empresariales, para llevar adelante la negociación con el FMI “sin afectar” el nivel de desarrollo del país.

“Fue muy importante el encuentro de ayer porque abre posibilidades para acuerdos sociales puntuales en mesas sectoriales, y además se logró el consenso de todos los presentes para encarar la negociación con el FMI sin afectar un proyecto de desarrollo viable para la Argentina”, afirmó Moroni en diálogo con Radio 10.

En el encuentro estuvieron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los miembros del gabinete económico, gremialistas de la CGT y la CTA; la Unión Industrial Argentina (UIA), la Cámara Argentina de la Construcción, entidades que reúnen a los bancos y el Consejo Agroindustrial.

Moroni puntualizó que “la decisión de impulsar un programa de desarrollo con diálogo social siempre fue prioridad del Gobierno, y ahora lo estamos implementando y acelerando”.