En el Bustelo, Ibáñez le apuntó al PJ: “Temas de esta envergadura no se debaten en reuniones partidarias”

El ministro de Gobierno Ibáñez expone sobre la reforma constitucional en el Bustelo. Lo acompañan el senador Marcelo Rubio. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
El ministro de Gobierno Ibáñez expone sobre la reforma constitucional en el Bustelo. Lo acompañan el senador Marcelo Rubio. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El ministro de Gobierno presentó el proyecto de reforma constitucional ante diputados, senadores y funcionarios del oficialismo. “Lamento que haya sillas vacías”, dijo Abed sobre el peronismo.

Tal como estaba previsto y con ausencia peronista, arrancó oficialmente el debate político del proyecto para declarar la necesidad de reformar la Constitución de Mendoza.

Con la mesa principal integrada por el vicegobernador Mario Abed, el titular de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, el presidente provisional del Senado, Juan Carlos Jaliff; los presidentes de las comisiones de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) de ambas cámaras, el diputado Jorge Difonso y el senador Marcelo Rubio, el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia Víctor Ibáñez expuso durante casi una hora sobre el texto que redactó.

El comentario fue justamente la ausencia de la oposición. “Lamento que haya sillas vacías”, indicó Abed en referencia al faltazo, que ya se había confirmado ayer tras la negativa del peronismo a dar el debate.

“Creo que temas de esta envergadura institucional se debaten en el ámbito que la Constitución establece, que es el ámbito del debate y no en reuniones de dirigencia partidaria. Sería bueno recordar que las personas que los votaron esperaban de esos legisladores que estén aquí presentes para poder proponer, cuestionar y aportar en aquellas cuestiones que pudimos haber omitido”, dijo Ibáñez arrancando su exposición.

La Carta Magna de Mendoza es la Constitución provincial más antigua de la Argentina, con su última reforma en 1916, es decir, sin una actualización en 104 años. Por ello es que desde el Poder Ejecutivo insisten con la necesidad de reformarla parcialmente.

En el repaso histórico sobre los intentos de reforma, el funcionario contextualizó el proceso asegurando que “cuando hablamos de un proceso de reforma, tenemos que saber desde dónde partimos”.

“La Constitución de Mendoza es la más antigua de la Argentina y no ha sido reformada en los últimos 104 años. Su última reforma importante es de 1916. Tuvo una reforma parcial luego, en 1965, pero fue acotada a algunos aspectos. Fue, además, la primera constitución provincial que se sancionó, un año después de la Constitución Nacional de 1853, aprobada por el Congreso de la Nación en 1955”, indicó.

Y yendo hacia atrás, recordó también que “esa constitución vigente, es una constitución para una provincia muy distinta a la que tenemos hoy. Era una provincia con 250.000 habitantes, un 30% de padrón extranjero, las mujeres no votaban. Era otra provincia, otro país, otro mundo”.

Respecto a cuáles son los principales puntos que contiene el proyecto de Reforma de la Constitución indicó: “Incorporamos todos los derechos reconocidos por la Constitución y Tratados Internacionales, nuestra Constitución actual tiene 105 años, contiene embrionariamente derechos sociales, todos los demás derechos no están reconocidos, no están en el texto de la Constitución, la igualdad real de oportunidades entre varones y mujeres en el acceso a cargos públicos y promoverlo en el ámbito de lo privado”.

Los ejes centrales del proyecto

Ibáñez remarcó los principales puntos de la iniciativa de Gobierno en donde el equilibrio fiscal está introducido como propuesta para ser un derecho colectivo y una obligación del Estado, que va a requerir legitimación de parte de la ciudadanía, con impacto en la economía provincial.

También se refirió a la reforma que plantean para la Legislatura, en donde se propone la unicameralidad con 48 legisladores, con 18 de ellos elegidos uno por cada departamento. “De esta manera se garantiza la representación territorial. Estos 18 estarían acompañados de otros 30, reformulando el planteo de los distritos electorales. Se propone que esos 30 legisladores se elijan por sistema proporcional, como hasta ahora”, expresó.

Otro de los cambios propuestos es el de ampliar el período de sesiones ordinarias, eliminar las elecciones de medio término para disminuir el gasto público y para evitar la electoralización de la vida política y bajar a 70 años la edad máxima para el ejercicio de los jueces.

Explicó además que “en cuanto a los órganos de control, estamos proponiendo la jerarquización del Ministerio Público y del Ministerio de la Defensa, que hoy forman parte del Poder Judicial”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA