Aníbal Fernández: “Se quiere comparar la acción en Villa Mascardi con la cacería humana de Cambiemos”

Frente de Todos: Aníbal Fernández, ministro de Seguridad de la Nación. (La Voz)
Frente de Todos: Aníbal Fernández, ministro de Seguridad de la Nación. (La Voz)

El ministro de Seguridad defendió el operativo que concluyó con siete mujeres detenidas. Cuatro de ellas recibieron prisión domiciliaria.

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, dijo hoy que el Gobierno “no se vale de espías ni de operadores judiciales para consensuar con los tribunales”, al responder a las críticas por el operativo de desalojo de Villa Mascardi en el que fueron detenidas siete integrantes de la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu.

Leo con estupor que se quiere comparar la acción de las fuerzas en Villa Mascardi con la cacería humana que realizó en el pasado el gobierno de Cambiemos”, expresó el funcionario.

Fernández planteó que “parecieran no advertir que nuestro Gobierno no se vale de espías, ni de operadores judiciales para consensuar con los tribunales las mandas a cumplimentar. No se instruye a realizar actos violentos y, si se les encomienda hacer uso racional de la fuerza, ello es así, tomando en consideración que el primer derecho humano fundamental es la vida”, aclaró.

Quienes consideran que el cumplimiento de la ley y de las órdenes judiciales es un menú a la carta, no entienden lo que es vivir en un sistema republicano”, subrayó el titular de la cartera de Seguridad desde su cuenta de Twitter.

Cuatro de las siete detenidas recibieron prisión domicialiaria

La jueza subrogante Silvina Domínguez otorgó la prisión domiciliaria a cuatro de las siete mujeres de la comunidad mapuche que habían sido detenidas durante el operativo de desalojo de la localidad de Villa Mascardi, mientras que las otras tres permanecían en la sede de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) tras haber sido trasladadas desde el penal de Ezeiza a la ciudad de Bariloche.

La jueza Domínguez dictó ayer por la noche la prisión domiciliaria para Betiana Collhuan, Celeste Guenumil, Romina Rosas y Martha Luciana Jaramillo, por su condición de madres.

Las mujeres fueron trasladadas a un domicilio en el barrio Lomas de Villaverde de Bariloche, en un operativo que se llevó adelante entre las tres y cinco de la mañana.

Del resto, Betiana Collhuan y Celeste Guenumil habían quedado detenidas desde un primer momento en la Unidad Regional V de la PSA, mientras que Romina Rosas, que cursa un embarazado de 40 semanas, se encontraba en internada en el hospital Ramón Carrillo.

Jaramillo había sido trasladada el mismo sábado desde Ezeiza hacia Bariloche.

Las otras tres mujeres de la comunidad mapuche que ayer fueron trasladadas nuevamente a Bariloche -Andrea Despo, Florencia Melo y Débora Vera- permanecen todavía detenidas en la PSA.

Ayer por la noche, una de las mujeres detenidas -Andrea Despo- grabó un vídeo desde el lugar donde expresó que “parte de nuestro reclamo de volver a Bariloche se cumplió”, y exhortó a la Justicia de devolverle la “libertad porque es nuestro derecho”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA