viernes 4 de diciembre de 2020

A pesar de que no queda cosa por robar, delincuentes volvieron a ingresar a la escuela de Guaymallén. / Orlando Pelichotti
Policiales

Ya no queda nada para robar en una escuela de Guaymallén pero los ladrones entraron por octava vez

El establecimiento educativo Guaymaré es blanco de la delincuencia desde que empezó la pandemia.

A pesar de que no queda cosa por robar, delincuentes volvieron a ingresar a la escuela de Guaymallén. / Orlando Pelichotti

Por octava vez desde que se suspendieron las clases presenciales por la pandemia de coronavirus, robaron en la escuela Guaymaré, de Guaymallén.

El domingo, cerca de las 10, vecinos de la escuela primaria ubicada en Mathus Hoyos y Allayme, llamaron a las autoridades del colegio para avisar que se sentían ruidos extraños y que la alarma se había vuelto a disparar.

“Esta es la octava vez que ingresan a la escuela desde que comenzó la pandemia. En febrero, hubo un robo muy grande: se llevaron cocinas, heladeras, ventiladores y hasta los inodoros”, comenta un docente de la institución educativa.

Desde esa época, el ingreso de ladrones ha sido un constante al punto que los directivos optaron por llevarse a lugares seguros las cosas de valor. Igualmente, el 15 de setiembre pasado, los delincuentes abrieron un kiosco y se llevaron un freezer, entre otras cosas.

Delincuentes ingresaron al establecimiento por octava vez en el año. / Orlando Pelichotti

El domingo, la alarma logró detener a los intrusos que en esta ocasión intentaron sacar una estufa y, en el intento, produjeron una pérdida de gas que fue detectada por los docentes. Los delincuentes ingresaron por los fondos y rompieron algunas rejas para entrar luego al edificio y llevarse ropa y algunos útiles de los chicos. Además rompieron todo lo que encontraron a su paso.

Destrozos y más destrozos en la escuela Guaymaré, blanco de la delincuencia. / Orlando Pelichotti

“Esto es sobre todo vandalismo, porque rompen la escuela por romperla; ya no hay nada para robar pero siguen entrando. La escuela está muy sola, en una zona que a veces es difícil”, comenta un docente.