Un policía que mató a dos delincuentes fue condenado a 25 años de cárcel

Una secuencia del hecho. (cámara de seguridad)
Una secuencia del hecho. (cámara de seguridad)

Ocurrió en Rosario. El efectivo les disparó a quemarropa durante un intento de robo.

Un efectivo del Comando Radioeléctrico de la policía de Santa Fe fue condenado a 25 años de cárcel por haber matado a dos delincuentes –a corta distancias y por la espalada- durante un intento de robo.

Los jueces Carlos Leiva, Mariano Aliau y Román Lanzón entendieron que el uniformado Luciano Nocelli (34) no actuó “en legítima defensa” sino que disparó contra Jimena Daiana Gramajo y Maximiliano Rosasco cuando la mujer estaba a muy corta distancia y el hombre se escapaba de espaldas. Es decir que “abuso de sus funciones como miembro integrante de una fuerza de seguridad”.

Los fiscales habían solicitado durante los alegatos pena de prisión perpetua como autor de un doble homicidio cometido en abuso de la función policial. Pero los jueces lo condenaron por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, fijando la pena en la escala más alta que admite la figura.

Para los jueces “en el momento en que Nocelli efectúa los disparos ya no había peligro para terceros ni tampoco para los agentes que autorizara las detonaciones a quemarropa”. El condenado disparó dos veces contra Gramajo y otras dos contra Rosasco, cuando estaba en el suelo.

El doble homicidio se produjo en mayo de 2019, cuando la pareja estaba realizando un robo en 27 de Febrero y Buenos Aires, en la zona sur de Rosario. Nocelli junto a un compañero llegaron al lugar y se produjo un cruce de disparos.

Cámaras de seguridad ubicadas en la zona mostraron claramente la secuencia: la mujer estaba en una moto cerca de la esquina, cuando aparece el patrullero en contramano.

Luego, la mujer cae al piso junto con la moto. Segundos más tarde aparece Rosasco corriendo perseguido por un policía. Se produce un cruce de disparos, el policía cae y sigue disparando desde el piso. El delincuente deja de verse y luego reaparece en las imágenes, y se cae al piso. En ese momento Nocelli le dispara dos veces a corta distancia.

El compañero de Nocelli fue absuelto ya que disparó cuando el delincuente era una amenaza real.

Según los jueces Gramajo recibió un disparo por la espalda cuando Nocelli pasó por detrás de ella. Cuando cayó, recibió otro disparo por la espalda y a corta distancia.

En tanto que Rosasco estaba caído, herido, de espaldas y Nocelli se acercó y le disparó do veces en la espalda, rematándolo cuando el hombre estaba sin posibilidad de usar su arma.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA