Un menor y un mayor en la mira por el crimen del primo del “Fido” Díaz en Las Heras

Un menor y un mayor en la mira por el crimen del primo del “Fido” Díaz en Las Heras
Imagen ilustrativa/Los Andes

Rodrigo Ortiz (40) fue asesinado de 13 balazos el sábado en el barrio Sargento Cabral. Era pariente de Matías Díaz, imputado por el femicidio de Abigaíl Carniel. Las primeras pistas del caso.

La investigación por el crimen del primo del “Fido” Díaz en Las Heras transita sus primeras horas, pero los pesquisas ya tienen algunas pistas y dos sospechosos en la mira. Concretamente, se trata de un menor de edad y un mayor, sindicados por los testigos del hecho de sangre.

Rodrigo Ortiz Verón (40), alias “El Chuli”, fue acribillado de 13 balazos en la madrugada del sábado pasado en el barrio Sargento Cabral, donde actualmente residía. La víctima era pariente de Matías Díaz Verón, señalado narco en la zona, detenido por lavado de activos en una causa de la Justicia Federal e imputado por el femicidio de Abigaíl Carniel (18), la joven desaparecida el 15 de abril pasado en la mencionada barriada.

En el caso de esta chica, recientemente un tribunal dictó el cese de prisión preventiva para él y otros dos acusados, aunque Díaz sigue en la cárcel por el expediente federal.

“El Fido”, para los sabuesos, es un jefe narco en ese sector lasherino y por eso es que este asesinato podría tener cierta vinculación con su situación. Las versiones indican que Ortiz habría quedado como el “encargado” de los negocios de su primo mientras él está preso y que el ataque vendría del lado de una banda antagónica. Siempre en este contexto, el móvil del homicidio sería por temas de drogas.

Matías "Fido" Díaz.

Todo surge de información que han ido recabando los detectives, en tanto que los testigos del episodio del sábado ponen a dos sujetos como los presuntos autores: un menor de unos 16 años y un mayor de edad.

Ejecución

Eran casi las 5 y se festejaba un cumpleaños en una de las casas de la manzana 3, en calle Padre Llorens del Sargento Cabral. En el lugar había varios adolescentes, y en un momento se produjo una pelea. “El Chuli” intentó separar y comenzó a sacar a los chicos hacia afuera.

Estando en la vía pública y en medio de los tumultos, llegó un vehículo con personas en su interior y que comenzaron a dispararle al hombre. Ortiz fue baleado y quedó tendido en el piso, situación que aprovechó el menor sindicado para seguir hiriéndolo con un arma de fuego.

En medio de todo esto también resultó herido Juan Abel Rivas (37), quien había ido a buscar a su hijo y terminó lesionado por un proyectil que rebotó en el suelo y le dio en la pierna izquierda, lesión que no revistió gravedad y por la que fue dado de alta rápidamente en el hospital Lagomaggiore.

A ese mismo nosocomio fue trasladado en un auto particular el otro hombre, y los médicos que lo asistieron informaron su deceso como consecuencias de 13 disparos en su cuerpo. El fallecido contaba con antecedentes por abuso de armas, lesiones, y amenazas, entre otras causas, al igual que tenía diversas medidas pendientes con la Justicia.

El caso está a cargo del fiscal Gustavo Pirrello, hasta este domingo sin detenidos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA