Un joven se atrincheró con dos cuchillos en una casa de Maipú y tuvo que ser reducido por grupos de élite

Imagen ilustrativa - Archivo Los Andes
Imagen ilustrativa - Archivo Los Andes

Luego de una intensa negociación, los uniformados irrumpieron en la vivienda y redujeron al hombre de 26 años.

Vecinos de la calle Alfonsina Storni de Maipú vivieron horas de tensión durante la tarde de este martes. Un joven de 26 años se atrincheró en su casa y, blandiendo dos cuchillos, amenazó con quitarse la vida. Finalmente fue reducido y trasladado a un hospital para evaluar si requiere internación psiquiátrica ya que tiene antecedentes de consumo de estupefacientes y había estado en El Sauce en otras ocasiones.

Fuentes oficiales confiaron a Los Andes que todo empezó minutos después de las 16 cuando una joven llamó al 911 y dijo que su ex novio le había enviado una serie de mensajes donde le manifestaba sus deseos de acabar con su vida.

A ese llamado le siguió otro de un familiar del muchacho, que había estado consumiendo bebidas alcohólicas “y probablemente algún tipo de sustancia estupefaciente”, según confiaron fuentes de la causa. El intercambio de mensajes con su ex pareja detonó la reacción del joven que, sumado al consumo de sustancias, lo llevó a intentar terminar con su vida. Así tomó un cable y trató de colgarlo al techo con la intención de ahorcase.

Su hermana trató de impedirlo, aunque sin éxito. Por eso sus familiares llamaron a la línea de emergencias.

Los primeros policías en llegar a la vivienda ubicada en calle Alfonsina Storni al 800 observaron desde la vereda, y a través de una ventana, que el joven manipulaba un cable.

Al ver a los uniformados, el hombre se volvió muy agresivo y buscó dos cuchillos. A través del Centro Estratégico de Operaciones se activó el protocolo de crisis y al lugar llegaron efectivos del Grupo Especial de Seguridad (GES) y negociadores del Grupo de Resolución de Incidentes y Secuestros (GRIS), que comenzaron los primeros intentos de dialogar con el muchacho para que depusiera su actitud.

A través de la ventana que da al comedor de la vivienda los grupos de élite de la Policía observaban cómo el joven manipulaba dos cuchillos y amenazaba con autolesionarse. Durante la charla con los negociadores tenía momentos de tranquilidad, que se alternaban con otros de mucha exaltación pero

no accedía a soltar las armas blancas ni a entregarse. Por ello, después de más de dos horas, se determinó que había serio riesgo de que comenzara a producirse lesiones importantes, por lo que se optó por el asalto táctico.

Así los hombres del GES ingresaron a la vivienda y redujeron por la fuerza al joven, que fue trasladado en primera instancia por el Servicio de Emergencias Coordinado al hospital Paroissien para que le realizaran estudios médicos que permitieran determinar si era necesario trasladarlo a algún hospital de salud mental.

Según detallaron fuentes policiales, el joven estuvo dos veces internado en el hospital El Sauce. Además hay registros de inconvenientes con consumo de drogas y tiene antecedentes penales. De hecho, en medio dela negociación, él mismo les indicó a los uniformados que había estado detenido en, al menos, dos ocasiones.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA