domingo 28 de febrero de 2021

Peñaloza estuvo internado desde el 18 de enero pero murió dos días después / Gentileza
Policiales

Tras haber capturado a un sospechoso, buscan a otros dos jóvenes por el crimen del jubilado en Las Heras

Brian López (24) fue detenido al ser señalado por vecinos y por el propio Osvaldo Peñaloza, a quien tres delincuentes ejecutaron para robarle el teléfono celular el 18 de enero pasado.

Peñaloza estuvo internado desde el 18 de enero pero murió dos días después / Gentileza

Luego de que ayer se produjera la detención de un joven de 24 años como sospechoso, la Policía busca ahora a otros dos autores del homicidio de Osvaldo Héctor Peñaloza (68), un jubilado que recibió un disparo en su casa de Las Heras y murió días después, tras agonizar en el hospital Lagomaggiore.

Según trascendió, mientras estuvo internado Peñaloza aportó el nombre de algunos sujetos. También algunos vecinos aportaron datos para llegar a identificar a los agresores, por lo que se los está buscando.

Con estos datos, el jueves a las 20, una familiar de la víctima llamó al 911 para denunciar que en una casa de la manzana “F” del barrio Plumerillo Norte se encontraba uno de los autores de la muerte de Peñaloza.

Cuando llegó el personal de Homicidios logró detener a Brian Maximiliano López Montenegro, un joven de 24 años domiciliado en la manzana “A” del barrio Santa Teresita.

El detenido quedó a disposición de la Unidad Fiscal de Homicidios y en las próximas horas sería imputado por homicidio criminis causa, delito que tiene como pena única la prisión perpetua. Es que los delincuentes le robaron a Peñaloza su celular antes de huir, por lo que se presume que lo mataron para tratar de ocultar el robo.

El ataque se produjo el 18 de enero a las 23.50 en la manzana “F” del barrio Plumerillo Norte, de Las Heras, donde la víctima vivía. Peñaloza, un albañil jubilado que se mantenía en actividad ya que jugaba al futbol en un equipo de veteranos, estaba en el comedor de su casa, justamente viendo la final entre Boca y Banfield por la copa Diego Maradona. Las puertas y las ventanas de la casa estaban abiertas. Estaba solo ya que su familia se había ido ya a las habitaciones.

En ese momento entraron dos delincuentes, mientras que otro se habría quedado observando la situación desde la ventana. Los ladrones le habrían exigido el celular y ahí se cree que el que miraba por la ventana le disparó en la espalda y luego todos escaparon del lugar.

Peñaloza fue asistido por su hija que salió de las habitaciones y se encontró con su padre en el suelo. La víctima fue trasladada luego a la guardia del hospital Lagoamaggiore, donde fue asistido por los médicos.

Pero el proyectil le había dañado un pulmón, el estómago y el colon por lo que, pese al esfuerzo de los médicos, Peñaloza falleció el miércoles pasado en terapia intensiva.

Aunque, antes de que muriera, los investigadores lo entrevistaron y el paciente dio la identidad de los agresores, ya que los conocía.

También la familia del jubilado y los vecinos fueron aportando datos sobre el crimen, ya que a la hora en que se produjo el disparo fatal había mucha gente en la calle que logró ver a los tres delincuentes escapando del lugar. El caso es investigado por el fiscal de Homicidios Carlos Torres.


Por las redes