Será juzgado por un femicidio en Guaymallén, pero antes lo condenaron por otras seis causas

La escena del asesinato y la víctima. /Los Andes
La escena del asesinato y la víctima. /Los Andes

Humberto Navia irá en breve a un juicio por jurado por el crimen de María Gisela Villafañe (25), quien era la novia de su padre. Ahora el acusado confesó otros hechos y le dieron 5 años.

Está a días de ser juzgado por un femicidio, pero antes decidió pasar por un juicio abreviado y ser condenado en seis causas. Esta es la actualidad procesal de un hombre que lleva dos años detenido como acusado de matar a la novia de su padre, arriesga perpetua y ya recibió cinco años y medio por robos y amenazas.

Humberto Navia es el único imputado que quedó en la investigación por el crimen de María Gisela Villafañe (25), hallada el 8 de mayo de 2019 en un descampado ubicado en el barrio Sueños Cumplidos, en Guaymallén.

El cuerpo de esta joven fue encontrado en horas de la mañana de esa jornada, en un baldío sobre calle Bonfanti al 6,000, en Rodeo de la Cruz. La golpearon severamente en todo el cuerpo y un fuerte traumatismo en la cabeza fue la causa de muerte.

El mismo día la Policía arrestó a quien era su pareja, Guillermo Navia, un señor 30 años mayor que ella. Tenía antecedentes y la familia de la víctima declaró que la maltrataba, razones por lo cual se transformó en el primer sospechoso del caso.

Este hombre fue imputado por el asesinato y estuvo preso cinco meses, sin embargo, un tiempo después quedaría sobreseído ya que aparecían nuevos sindicados en el expediente. Precisamente uno de ellos es Humberto, su hijo, quien ahora afrontará un juicio por jurado.

Un testigo de identidad reservada que lo vio salir corriendo de la escena del hecho, más una serie de escuchas telefónicas, ponen a este sujeto como el presunto agresor de Gisella. Durante buena parte de la investigación hubo otro apuntado, ya que con él cayó Andrés Sosa, un amigo suyo que fue también imputado.

Es que en algún momento la hipótesis fue que a esta mujer la mataron en venganza por un homicidio, debido a que ella fue la testigo clave de esta otra causa y con su declaración se detuvo al hermano de Sosa. Los pesquisas creían que a Gisela la ultimaron por ese motivo, aunque esta posibilidad fue perdiendo sustento con el paso del tiempo y el avance de las pruebas.

De esta manera, sólo Humberto Navia responderá por el crimen de Villafañe. Para la fiscalía, el móvil sería la mala relación que había entre ambos y los aparentes enojos del sospechoso porque la joven supuestamente le sacaba dinero a su padre aprovechándose de la relación de pareja que tenían.

El debate está en sus instancias previas y esta semana se realizará una nueva audiencia preliminar para el tratamiento de las pruebas. Luego llegará la selección del jurado y se cree que el juicio se desarrollará en los próximos meses. El detenido puede recibir perpetua, porque la calificación es homicidio agravado por mediar violencia de género, es decir, femicidio.

Antes, otra condena

Hace días, en una de las audiencias fijadas por el caso, Humberto Navia decidió confesar su autoría en los otros delitos que le endilgaban y solicitó un juicio abreviado.

Su reconocimiento en seis acusaciones-casi todas por robo-, le permitieron pactar una pena de 5 años y 6 meses con el fiscal Gustavo Pirrello. El acuerdo fue avalado por el juez Víctor Comeglio.

Así, el muchacho tuvo su primera sentencia en contra, que será sólo un detalle si termina recibiendo la máxima condena por el femicidio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA