miércoles 21 de octubre de 2020

Asado y truco en una fiesta clandestina - Prensa Ciudad de Mendoza
Policiales

Se juntaron a comer asado y jugar al truco en un club de Ciudad, los descubrió la Policía e intentaron huir por los techos

Una fiesta clandestina organizada por 15 personas terminó en escándalo. Vehículos secuestrados y hasta un enfrentamiento con los efectivos.

Asado y truco en una fiesta clandestina - Prensa Ciudad de Mendoza

Un grupo de 15 personas organizó anoche una reunión clandestina con asado y truco en un club de la Ciudad de Mendoza y desató un escándalo. Además de las pertinentes imputaciones por incumplir la normativa por el coronavirus, la juntada incluyó un intento de fuga por los techos cercanos y hasta la participación de una abogada que les indicaba a los infractores qué escribir en las actas.

El miércoles por la noche, un llamado al 911 alertó a las fuerzas de seguridad que, en el Club Social y Deportivo Independencia, ubicado en Capital, había un grupo populoso comiendo asado, incumpliendo de esta manera el protocolo sanitario vigente durante la emergencia sanitaria. Además, el establecimiento está habilitado como restaurante pero sin habilitación de mesas exterior.

Atento a esta situación, un móvil policial se trasladó al lugar y al hablar con el encargado constataron que efectivamente había 15 personas, “todos amigos comiendo un asado y jugando al truco” dentro del establecimiento, informaron desde la Municipalidad de Capital.

Al ingresar al lugar para informarles de la falta, los efectivos advirtieron que algunos de los presentes intentaban darse a la fuga por los techos, por lo que pidieron refuerzos por radio para evitar el escape. Rápidamente llegaron otros móviles y se sumó la presencia de Preventores municipales, por lo que se cercó el perímetro y se logró retener a los infractores.

También llegó al lugar del hecho personal de Tránsito Municipal para prestar auxilio. Finalmente, y con el apoyo de las distintas fuerzas de seguridad se les indicó a las personas que fueran saliendo de a uno, mientras los preventores capitalinos labraban las actas por incumplimiento de la Ordenanza Sanitaria 973/20 a cada uno de los 15 participantes.

Al momento que se les estaba realizando el acta, el personal se comunicó con la fiscal Mirabile de Oficina Fiscal 2 de la Comisaría Sexta, quien dispuso individualizar a quienes estuvieron en la fiesta, y que se les informe que serán citados a la Fiscalía para ser procesados por el artículo 205 del Código Penal.

Además, estableció que no se tome ninguna medida privativa de la libertad. En tanto que los agentes de Tránsito Municipal procedieron a secuestrar ocho vehículos de los participantes del asado clandestino.

Por otra parte, también se les realizó actas por incumplir la Ordenanza 973/20 a tres individuos (dos mujeres y un hombre) que concurrieron a posteriori al lugar. Es que una de las mujeres, que dijo ser abogada, comenzó a asesorar en el lugar a las personas y a decirles lo que debían colocar en el acta. Los otros sujetos también realizaron manifestaciones en contra del accionar policial, aduciendo que iban a denunciar el proceder y dificultando el trabajo de las fuerzas de seguridad.

Luego de esta complicada noche, 15 personas fueron procesadas por el artículo 205 del Código Penal, 18 multadas por la ordenanza 973/20 (alerta sanitaria) y se secuestraron ocho autos por el artículo 49 bis del Código de Convivencia (circulación sin permiso).