Resuelven la imputación de los 15 detenidos en el casino clandestino de Chacras

Resuelven la imputación de los 15 detenidos en el casino clandestino de Chacras
Imagen ilustrativa / Foto: José Gutiérrez

Una denuncia permitió desbaratar la casa de juegos ubicada en un exclusivo barrio de Luján de Cuyo. Secuestraron hasta “clonadores” de tarjetas.

En despachos fiscales la noche de este martes se estaba resolviendo la situación de los 15 detenidos en el casino clandestino de Chacras de Coria debido a que existen varios elementos de los secuestrados que podrían trasladar la causa a la órbita federal. Por el momento, y mientras se analizan sus antecedentes, todos se encuentran en calidad de aprehendidos.

“No va más”. La reconocida frase que suele retumbar en el interior de los casinos, esta vez no fue dicha por el crupier de una mesa, sino por personal policial que, en forma sorpresiva la noche del lunes, llegó al interior de una vivienda del exclusivo barrio Huerta del Sol, en Luján, dejando al descubierto un “garito” clandestino, con más de una decena de apostadores rodeando varias mesas de póquer.

La actividad sobre el paño verde en dos mesas con el mazo de cartas varió, en forma inmediata, a la identificación de los apostadores, mientras otros efectivos realizaban una prolija revisión de la propiedad, descubriendo mucho más que una mesa de juego. Encontraron más de tres millones de pesos y dos armas, entre ellas una pistola calibre 40 marca Glock con su cargador colocado y 11 cartuchos. Además secuestraron 200 ejemplares de documentos y tarjetas de personas que no viven en el lugar, 120 licencias de conducir algunas apócrifas y otras reales de personas desconocidas, tarjetas de crédito y débito a nombre de más de un centenar de personas, ausentes en ese momento, 6 juegos de patentes, 8 carpetas de títulos y tarjetas verdes de vehículos, una CPU, una notebook, decenas de cheques, algunos en blanco y una máquina para clonar tarjetas.

El inicio

La investigación a cargo de la fiscal de Delitos Económicos, Susana Muscianisi, empezó con una denuncia sobre la reiterada presencia de un empleado del casino de avenida San Martín y Brasil, de Godoy Cruz, en la vivienda de calle El Salvador al 7000, propiedad del empresario Sebastián Elmelaj. La sospecha inicial dio sus frutos días más tarde cuando efectivos de la División Delitos Económicos observaron la presencia en el lugar de varios vehículos, algunos de alta gama, estacionados en el frente de la casa hasta altas horas de la madrugada.

Es que en el interior el crupier repartía las cartas a los apostadores que rodeaban las mesas y donde también se destacaban las fichas multicolores que, de un momento a otro, se transformaban en dinero contante y sonante.

Fuentes de la investigación identificaron a los aprehendidos por sus apellidos como Elmelaj (44), Sicuro (53), Cangelosi (36), Diblasi (63), Ibáñez (48), Vázquez (43), Rubio, Di Francesco (48), José Luqui (56), Peña y Lillo (36), Lobos (34), Alos (45), Andreu (39), Cano (61) y Frascheri.

La imputación

En esta etapa de la investigación, la imputación es de juego clandestino, delito penado por el artículo 301 bis del Código Penal con una pena de 3 a 6 años de prisión. Pero además, en este caso se le sumaría el de incumplir el aislamiento preventivo por la pandemia, que los hace responsables de la comisión de un delito tipificado en los artículos 205 y 239 del Código Penal y que también prevé penas de prisión.

Sin embargo, el caso podría cruzar la avenida España por la existencia de un arma de fuego, documentos nacionales y una máquina para “duplicar” tarjetas. Mientras tanto, los 15 “timberos” están en calidad de aprehendidos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA