Recrudece la violencia en Luján tras la detención de una presunta narco como instigadora de un crimen

Imagen ilustrativa/Los Andes
Imagen ilustrativa/Los Andes

Yanet Cruz quedó imputada como autora intelectual del asesinato de Hugo Bordón, ocurrido en noviembre del 2020. Mientras definen si la acusada va a la cárcel, en el barrio donde sucedió el hecho siguen las amenazas y las balaceras.

En un par de semanas la Fiscalía de Homicidios encauzó una investigación compleja sobre un crimen, con vinculaciones con el narcotráfico. Este martes arrestaron a una presunta jefa narco que habría ordenado matar a un cosechador en Luján, porque creía que era informante de la Policía. Definen si la acusada va a la cárcel o queda con arresto domiciliario, mientras recrudece la violencia en el barrio donde ocurrió el hecho.

Tras casi un año de medidas y recolección de pruebas y testimonios, el primero en caer por el asesinato de Hugo Humberto Bordón (40) fue Jonathan Galván, detenido el pasado 5 de octubre. Este joven está señalado como autor material, junto a otro sujeto que los sabuesos están tratando de identificar y que ya cuentan al menos con un apodo.

Según la hipótesis del fiscal Gustavo Pirrello, estos hombres irrumpieron a las 6.30 del 27 de noviembre pasado en la casa de la víctima, ubicada en el barrio Nueva Vida de Perdriel. Allí uno de ellos sacó un arma de fuego y le disparó a Bordón, mientras éste desayunaba y se preparaba para ir a trabajar en la cosecha de cerezas.

El señor recibió dos impactos de bala-uno en el abdomen y otro en un hombro- y murió cuando sus familiares lo trasladaban en un vehículo para ser asistido en un hospital.

No tardaron los pesquisas en establecer el móvil del suceso y sindicar a sospechosos, gracias a diversas declaraciones que fueron tomando. Desde un principio se creyó que a Bordón lo ejecutaron por sus aparentes colaboraciones con la Policía Federal en el paso de información para desbaratar a una banda que vendía droga en la zona. Incluso, en los días previos al hecho hubo discusiones entre el fallecido y algunos miembros de la gavilla.

Más allá de que el panorama estaba bastante claro, los sabuesos no conseguían elementos probatorios para avanzar con detenciones. Sin embargo, todo cambió durante este mes y se concretaron los arrestos de Galván y Yanet Cruz.

Esta mujer fue detenida el martes tras un allanamiento en su vivienda y la imputaron por homicidio agravado por precio o promesa remuneratoria-delito con pena única de perpetua-, en calidad de instigadora; es decir, sería la autora intelectual, quien dio la orden para matar.

Cruz podría quedar alojada en la cárcel, situación que se resolverá este jueves. La sindicada estaba con domiciliaria por otra causa (ver abajo) y no se descarta que siga en esa condición, aunque todo depende del análisis que se haga sobre los motivos por los que recibió el beneficio.

En paralelo, continúa la búsqueda del otro sicario, quien habría acompañado a Galván para ultimar a Bordón.

Mensajes mafiosos

En el barrio Nueva Vida, donde residen todos los protagonistas, por estos días hay tensión y preocupación por hechos que se vienen repitiendo en el último tiempo. Desde la muerte del cosechador, sus familiares han sido blanco de balaceras en sus domicilios a modo de amenazas, episodios que volvieron a ocurrir horas después de las detenciones de Galván y de Cruz

Este miércoles en la madrugada se denunció otra “lluvia de disparos” en una casa, afortunadamente sin heridos. La fiscalía está investigando esto y reuniendo pruebas para ver si lo pueden adjudicar a los sospechosos.

El clan familiar Cruz

No es la primera vez que Yanet Cruz es apresada, ya que tres semanas antes del crimen había sido capturada como presunta integrante de una banda dedicada a la comercialización de estupefacientes.

El 6 de noviembre la acusada, su hermano Leonardo, alias “El Bicho”, la pareja de este último y 12 personas más fueron arrestados en el marco de una investigación de la Policía Federal. Concretamente la presunción era que tenían una organización para el acopio de sustancias prohibidas, que luego fraccionaban y vendían en barrios de Luján.

La pesquisa incluyó varios allanamientos y el secuestro de 25 kilos de cocaína, 6 de marihuana, dinero en efectivo y otros elementos. Precisamente este golpe tendría relación directa con el ataque a Bordón, ya que para los señalados narcos el hombre actuó como informante de los federales. versión que fue desmentida. La víctima vivía enfrente de Yanet Cruz y no tenían buena relación.

La investigación por drogas se fue desarrollando y la mujer logró la domiciliaria, morigeración que ahora podría quedar sin efecto por el expediente del homicidio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA