jueves 15 de abril de2021

Imagen ilustrativa - Ignacio Blanco / Los Andes
Policiales

Policías que frustraban un robo domiciliario detuvieron a otro ladrón que huía tras un asalto

Ocurrió en la Cuarta Sección, de Ciudad. Los efectivos realizaban tareas judiciales tras un hurto y lograron detener a un delincuente en fuga.

Imagen ilustrativa - Ignacio Blanco / Los Andes

Policías que poco antes habían arrestado a dos delincuentes que habían ingresado a robar a una casa en la Cuarta Sección, de Ciudad, arrestaron a un ladrón que huía tras haberle arrebatado el celular a una mujer a unas cuadras.

La “carambola” policial inició esta tarde alrededor de las 16.30. El llamado de un vecino de calle Videla Castillo al 2600 alertó sobre un robo en progreso. De acuerdo al relato del testigo, dos sujetos habían ingresado a una vivienda tras saltar la medianera cuando los dueños no se encontraban.

Efectivos de la comisaría Cuarta llegaron al lugar y, al ingresar, notaron que había un patio. Al traspasarlo observaron que la puerta de ingreso había sido violentada y dos jóvenes estaban en el interior de la vivienda llenando una mochila con elementos robados.

Algunos de los elementos recuperados en la vivienda.

Además, en el patio había más elementos que ya habían sido apartados por los ladrones, confiaron fuentes policiales.

Los sospechosos -un adolescente de 14 años y un joven de 26- fueron detenidos en el lugar y trasladados a la Oficina Fiscal 13.

Dos pájaros de un tiro

Horas más tarde, cuando habían pasado algunos minutos de las 19 de este miércoles, una mujer de 35 años sufrió el arrebato de su celular mientras caminaba con el aparato en la mano por calle Jujuy al 440.

Un delincuente tomó rápidamente el teléfono de la mano de la mujer y emprendió la huida en una moto que lo esperaba a unos metros. La víctima se colgó de la moto para poder recuperar el celular pero el ladrón que viajaba como acompañante, y que segundos antes le había robado, la golpeó en la cabeza con un casco de color blanco.

Así, los “motochorros” se perdieron de la vista de la mujer.

Efectivos que patrullaban la zona auxiliaron a la víctima, quien les relató lo sucedido. Al notar que había cámaras de seguridad en un local comercial cercano al lugar del robo, los uniformados pudieron acceder a los registros fílmicos y observaron a los asaltantes y la moto en la que circulaban.

Minutos más tarde, los policías que estaban abocados a tareas judiciales por el robo domiciliario cometido en calle Videla Castillo observaron transitar la moto sospechosa con sus dos ocupantes.

Así se inició una persecución que finalizó en calle Videla Castillo al 2600, donde uno de los sospechosos se ocultó e ingresó con los dos cascos que portaba, mientras que el conductor de la moto logró continuar la fuga en el rodado en dirección al Norte.

Al lugar llegaron otros móviles de apoyo y por orden judicial se realizó un registro domiciliario que permitió la captura del acusado y con los cascos que portaba.

El hombre de 23 años fue trasladado y puesto a disposición de la Oficina Fiscal 13 de Capital.