jueves 13 de agosto de 2020

El auto del detenido. Gentileza
Policiales

Persecución en Guaymallén: chocó dos móviles, le pincharon la rueda a tiros, tiró un poste y dejó a vecinos sin luz

La policía detuvo al conductor pero el acompañante logró escapar.

El auto del detenido. Gentileza

Una automovilista que se negó a detenerse protagonizó una cinematográfica huida que terminó con una persecución que incluyó choques, disparos y hasta el corte de luz de algunas manzanas de Guaymallén.

Todo comenzó esa madrugada, a las 3.15, en Pedro Molina y Mitre de Guaymallén. A esa esquina llegó el móvil policial 3277, un auto Chevrolet Prisma, donde se movilizaban los policías Ariel Lucero y Debora Escudero. Mientras esperaban que el semáforo les diera el verde para seguir, vieron un Honda Civic gris, con dos ocupantes.

Cuando los quisieron identificar, el conductor de Honda hizo una extraña maniobra que dejó la zona a oscuras al impactar contra un poste de tenido eléctrico, chocó al móvil policial en la parte trasera y partió a alta velocidad por Mitre hacia el sur y al llegar a Toso, el conductor perdió el control del auto, se fue a la vereda e impactó contra el frente de un taller mecánico.

La maniobra permitió a los policías darles alcance y cuando se estacionaron atrás de Honda, el conductor maniobró para salir y chocó en la puerta delantera derecha al Chovrolet policial y en la puerta trasera izquierda de otro móvil que en ese momento se había sumado a la persecución.

El “Plan B”

Cansados de ser chocados tantas veces y no poder detener a los sospechosos, los policías dispusieron de “un plan B”: sacaron sus armas y dispararon contra el vehículo con el fin de detenerlos. Y lo hicieron con tan buena puntería que lograron impactar en la rueda delantera del lado de conductor y pincharles la rueda.

Pero esto no hizo más que acrecentar la sed de fuga del conductor que siguió por la vereda hacia el oeste, tomó Las Heras en contramano hasta Pedro Molina, continuó al oeste y dobló por Matienzo hacia el sur. Finalmente cuando llegó a Aristóbulo de Valle fue interceptado por los uniformados.

Cuando los policías se acercaron al auto solo encontraron al conductor –identificado como Marcelo Javier Frigerio Marino, un hombre de 32 años domiciliado en Aristóbulo del Valle al 300 de Guaymallén- ya que el acompañante había desaparecido en algun momento, tras bajar del auto.